Confirmación de Rocío – Testimonio

El pasado 20 de abril recibí el Espíritu Santo en el sacramento de la Confirmación.

Hace un año, estaba muy ilusionada porque por fin me había sentido preparada para dar este paso, estaba segura de mi fe y quería confirmarla. Hablé con mi monitora y junto con una amiga empezamos nuestra preparación.  El tiempo pasa rápido, y el pasado jueves llegó el día en el que nuestro obispo Amadeo pronunció: “Rocío, recibe por esta señal el don del Espíritu Santo”.

Desde ese momento experimenté una sensación de alegría muy difícil de explicar con palabras, sentía como ese sentimiento me inundaba, que ya estaba en mí.

Pero sé que esto no acaba aquí, que aún me queda un largo camino en el que experimentar a Dios, por ello continuo en Kairós, quiero seguir conociéndole, quiero seguir aprendiendo, ser mejor.

Por último quiero dar las gracias a mi catequista por hacerlo de una forma tan cercana, a mi familia por apoyarme y a mis compañeros del grupo Kairós por alegrarse con nosotras y compartir su entusiasmo.

 


Confirmación de Miguel Ángel – Testimonio

Para mí la Confirmación ha sido una oportunidad de recobrar mi amor hacia Dios, y todo lo que esto conlleva.

La ceremonia la ofició el Obispo Amadeo junto a don Pedro, uno de nuestros curas favoritos. También estaba en el altar el famoso sacristán , Kike, y como no, dos excelentes monaguillos: Alejandra e Iván.

La ceremonia fue acompañada del coro y de don Alfonso.

Para mí esto no acaba aquí ya que quiero ser catequista, seguir siendo monaguillo y continuar el camino de la fe en el grupo de jóvenes Kairós.


El Obispo imparte el Sacramento de la Confirmación a un grupo de fieles de la Parroquia de San Ildefonso de Jaén

El pasado jueves, 20 de abril, el Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro, administraba el Sacramento de la Confirmación a  24 adolescentes, 2 jóvenes del grupo Kairós y 17 mayores de la Parroquia de San Ildefonso de Jaén.

La Eucaristía, que comenzaba a las 20 horas en la Basílica Menor, estuvo presidida por el Obispo y concelebrada por su párroco D. Pedro Ortega Ulloa.

Durante su homilía el Obispo quiso dirigirse a los confirmandos: “Vivid este Sacramento como un acontecimiento íntimo, personal, profundamente religioso y profundamente espiritual. Pensad que el Espíritu Santo viene a vosotros para quedarse para siempre. Es un don de Dios para vuestra vida y es un don de Dios que va a enriquecer vuestra vida”. Igualmente, les recordó que “todo don de Dios es también para compartir. Nadie puede quedarse para sí solo lo que ha recibido de Dios como don y como gracia. Además, el Espíritu Santo nos incorpora de modo especial a la vida de la Iglesia y nos invita a ser corresponsables en la vida cristiana. Y tenemos que seguir fortaleciéndola día a día y poco a poco, nunca solos, siempre acompañados y en comunidad”.

Don Amadeo les insistió, además, en que  debemos ser testigos de Jesús. “El Espíritu Santo viene hoy a vosotros, del mismo modo que todos los demás lo hemos recibido,  para que en medio de nuestras vidas, en medio de nuestros ambientes, de nuestras familias, de nuestros trabajos, de nuestras amistades… sepan no hay nada más grande que amar a Cristo y creer en Jesucristo. Tenemos que ser testigos de Jesús, que lo llevamos en el corazón y que nos enamora. Porque la fe es un encuentro personal con Cristo que cambia la vida”.

Finalmente, quiso hacer una recomendación especial a los más jóvenes: que tras la confirmación se unan al grupo Kairós de la Parroquia.

A continuación, los confirmandos renovaron sus  compromisos bautismales y, acompañados de sus padrinos, recibieron el Sacramento de la Confirmación.

La celebración culminaba con una foto de grupo.

El Obispo imparte el Sacramento de la Confirmación a un grupo de fieles de la Parroquia de San Ildefonso de Jaén

_DSC0256.JPG_DSC0254.JPG_DSC0255.JPG_DSC0257.JPG_DSC0250.JPG_DSC0251.JPG_DSC0252.JPG_DSC0247.JPG_DSC0248.JPG_DSC0249.JPG_DSC0244.JPG_DSC0245.JPG_DSC0246.JPG_DSC0241.JPG_DSC0242.JPG_DSC0243.JPG_DSC0236.JPG_DSC0240.JPG_DSC0239.JPG_DSC0235.JPG_DSC0234.JPG_DSC0233.JPG_DSC0230.JPG_DSC0231.JPG_DSC0232.JPG_DSC0228.JPG_DSC0227.JPG_DSC0223.JPG_DSC0219.JPG_DSC0220.JPG_DSC0222.JPG_DSC0213.JPG_DSC0215.JPG_DSC0216.JPG_DSC0204.JPG_DSC0208.JPG_DSC0212.JPG_DSC0196.JPG_DSC0197.JPG_DSC0202.JPG_DSC0190.JPG_DSC0191.JPG_DSC0193.JPG_DSC0187.JPG_DSC0188.JPG_DSC0189.JPG_DSC0184.JPG_DSC0185.JPG_DSC0186.JPG_DSC0180.JPG_DSC0181.JPG_DSC0183.JPG_DSC0174.JPG_DSC0178.JPG_DSC0179.JPG_DSC0160.JPG_DSC0162.JPG_DSC0168.jpg_DSC0157.JPG_DSC0158.JPG_DSC0159.JPG_DSC0154.JPG_DSC0155.JPG_DSC0156.JPG_DSC0151.JPG_DSC0153.JPG_DSC0152.JPG_DSC0147.JPG_DSC0150.JPG_DSC0149.JPG_DSC0145.JPG_DSC0146.JPG_DSC0148.JPG_DSC0143.JPG_DSC0142.JPG_DSC0144.JPG_DSC0139.JPG_DSC0140.jpg_DSC0141.JPG_DSC0138.JPG_DSC0137.JPG_DSC0136.JPG_DSC0132.JPG_DSC0135.jpg_DSC0134.jpg_DSC0129.JPG_DSC0131.JPG_DSC0128.JPG_DSC0125.JPG_DSC0126.jpg_DSC0127.jpg_DSC0123.JPG_DSC0122.JPG_DSC0121.JPG_DSC0116.JPG_DSC0117.JPG_DSC0118.JPG_DSC0115.JPG_DSC0114.JPG_DSC0113.JPG_DSC0108.JPG_DSC0111.JPG_DSC0112.JPG_DSC0104.JPG_DSC0099.JPG_DSC0096.JPG_DSC0077.JPG_DSC0085.JPG_DSC0090.JPG_DSC0075.JPG_DSC0072.JPG_DSC0070.JPG_DSC0058.JPG_DSC0063.JPG_DSC0067.JPG_DSC0055.JPG_DSC0054.JPG_DSC0047.JPG_DSC0053.JPG_DSC0048.JPG_DSC0050.JPG_DSC0044.JPG_DSC0043.JPG_DSC0039.JPG_DSC0034.JPG_DSC0035.JPG_DSC0036.JPG_DSC0031.JPG_DSC0030.JPG_DSC0025.JPG_DSC0018.JPG_DSC0013.JPG_DSC0012.JPG_DSC0015.JPG_DSC0016.JPG_DSC0009.JPG_DSC0261.JPG


YOUCAT Confirmación (VI): El regreso de Jesús o la historia de la Resurrección

La Resurrección de Jesús es un hecho, no un símbolo.

Nosotros mismos resucitaremos en persona tras la muerte a la Vida Eterna.

Entre los boxeadores se dice: “¡No volverán jamás!”. Se refieren a los grandes campeones, que hace tiempo decidían a su favor todos los combates. Y un día aparece un joven y saca a golpes del ring a uno de estos campeones. El viejo debe tragarse la derrota y no encuentra descanso. Por eso intenta un regreso al ring. Quiere demostrárselo a todos. La mayoría de las veces esto acaba en catástrofe. El viejo campeón recibe una paliza tremenda. Humillado, se retira a hurtadillas del ring. La leyenda del boxeo queda destruida.

La destrucción de una leyenda

¿Qué había pasado? Jesús era la estrella de su tiempo. Había surgido como un cometa, y como la cola del cometa arrastraba a la gente detrás de sí: amigos, discípulos, apóstoles, curiosos, ávidos de sensacionalismos, políticos idealistas. Y, en efecto, tenía algo que ver:

  • Jesús tuvo que ser un orador con talento, que sabía fascinar a las masas.
  • 
Junto a Jesús se podía contar siempre con algún milagro. En la Biblia se nos habla de ciegos que veían de repente, paralíticos que podían volver a andar, sordos que ahora podían oír, leprosos que desde ese momento dejaban de tener heridas malolientes y feas cicatrices. Jesús incluso resucitó a muertos (y no a muertos aparentes; en el caso de Lázaro, Marta le dijo a Jesús: “Señor, ya huele, porque ya lleva cuatro días enterrado”).
  • Jesús pidió a la gente que subieran con él hacia Jerusalén, en medio de una situación política delicada. El país estaba ocupado por los romanos. ¿Había alguien que preparaba una sublevación sangrienta? Muchos esperaban un liberador. Desde hacía tiempo se extendía el rumor de que llegaría un “mesías“, enviado por Dios, y que de un golpe de fuerza barrería a la chusma romana fuera del país.

Seguir leyendo”…


Y después de tu Confirmación…¿te unes a KAIRÓS?

PERTENECER AL GRUPO KAIRÓS…¿PARA QUÉ?

1. Para tener un encuentro personal con Jesús y cuidar tu amistad con Él
No se puede querer a quién no se conoce. En el grupo Kairós tendrás un montón de oportunidades diferentes para conocer más y mejor a Jesús y para aprender a orar (hablar con Él y escucharlo).
2. Para crear comunidad
En un momento vital de tantas dudas, novedades, inquietudes…en el grupo Kairós te invitamos a caminar juntos y formar comunidad, siendo apoyo unos para otros y compartiendo la alegría de la fe.
¡No podemos ser cristianos adormilados! Te invitamos a ser un joven cristiano activo en la parroquia. ¿Te atreves?
3. Para poner tus dones al servicio de los demás
Estás en una edad de un gran crecimiento y cambio…por eso en Kairós queremos ayudarte a conocerte más, a que descubras el montón de dones que Dios te ha dado y el inmenso bien que puedes hacer si estás dispuesto a ponerlos al servicio de los demás. Y todo esto siempre a la luz del Evangelio.
¿TE ANIMAS?

YOUCAT Confirmación (XII): ¿Qué sucede en la Confirmación?

DEBEMOS ESTAR ABIERTOS AL ESPÍRITU SANTO PARA QUE LA CONFIRMACIÓN TENGA EFECTO EN NOSOTROS,PARA QUE NOS FORTALEZCA PARA SER DISCÍPULOS DE JESÚS

Vas a recibir en la Confirmación al Espíritu Santo y serás marcado con su sello, y, con ello, fortalecido en la fe. Sin embargo, el Espíritu Santo no actúa contra nosotros ni sin nosotros. Eso significa que tenemos que estar abiertos.

Si estamos bien abiertos al Espíritu, podrá actuar en nosotros y crecer , y puede suceder que sea algo realmente sorprendente…

La misión de Jesús también va a recaer sobre ti. Como cristiano perteneces al grupo de los amigos de Jesús que deben hacer discípulos de Jesús a todas las personas. La Confirmación te fortalece y empuja para esta misión.

Si has participado en el curso de catequesis de Confirmación hasta este momento y has trabajado este libro (YOUCAT), ya sabrás que lo más importante de la Confirmación no es el reloj caro o el ordenador portátil que quizás te regalen un par de personas queridas, sino el momento de la Confirmación, en el que sucede algo entre el cielo y la tierra, entre tú y Dios.

  • Dirás SÍ al don de Dios, al Espíritu Santo.
  • Él entrará en tu vida…
  • Y ya no te abandonará nunca, tampoco en la hora en la que regreses junto a él, que te ama infinitamente.

Después de la homilía del obispo debes confesar tu fe delante de él. Sin fe no se puede recibir ningún sacramento. Y si de verdad quieres recibir el Espíritu Santo debes renunciar a todo aquello que está contra Dios. Por eso el obispo, o su representante, pregunta a los confirmandos:

Después os pregunta el obispo si os tomáis verdaderamente en serio la relación con la Iglesia:

El obispo confirma entonces vuestra profesión de fe:

Después viene la invitación a la oración de todos. Es un poco como en Pentecostés, cuando la joven Iglesia se reunió alrededor de María y pedía intensamente la venida del Espíritu Santo. Ya lo conocéis: poco después aparecieron las lenguas de fuego. El obispo invita por tanto a la comunidad a orar, más o menos con estas palabras:

Seguir leyendo”…


Carta a los padres de los adolescentes de Confirmación

TIEMPO OPORTUNO PARA DIOS, KAIRÓS

Estimadas familias,

Desde la Delegación Episcopal de Infancia y Adolescencia de la Diócesis de Jaén se propone un Plan Pastoral de Adolescencia dirigido a aquellos adolescentes que reciben el sacramento de la Confirmación.

De dicho plan, germina el Movimiento Diocesano de Adolescentes que pretende promover el crecimiento en la fe de los más jóvenes mediante los grupos de post-Confirmación Kairós.

Kairós es una palabra de origen griego que aparece en el Evangelio de Marcos, en el inicio de la predicación de Jesús, y que puede ser traducida como “tiempo oportuno de Dios”, “oportunidad”.

Los adolescentes del grupo Kairós de la parroquia de San Ildefonso están acompañados por dos monitores, Víctor y Carmen, con los que los adolescentes comparten la vida de fe tras su Confirmación, teniendo semanalmente un “tiempo oportuno para Dios”. Las reuniones son los sábados de 18:30 h a 20:00 h.

¿Cuál es el objetivo del grupo Kairós? El encuentro con Jesús.

Para ello, queremos ofrecer a los adolescentes un camino que recorremos juntos y que está lleno de experiencias que queremos que les ayuden en el conocimiento y la maduración de la fe a través de formación teológica, convivencias, trabajo de la interioridad, actividades deportivas, oración, teatro, cine fórum, compromiso y servicio gratuito (voluntariado), el coro, los campamentos de verano…

Debemos tener claro que la Confirmación no ha de ser el punto de término en el proceso de crecimiento cristiano, por ello animamos a los adolescentes a incorporarse al grupo Kairós justo después de recibir el Sacramento.

Pueden encontrar más información de todas las actividades juveniles que se realizan en la parroquia de San Ildefonso en:

jovenes.basilicasanildefonso.es

Y contactar con los acompañantes Kairós en los siguientes números de teléfono:

  • Víctor 637 09 53 12
  • Carmen 650 81 59 13

Jueves Santo 2017- Turno de vela KAIRÓS “No hay amor más grande que el de aquel que da la vida por sus amigos”

TURNO DE VELA 2017 – KAIRÓS SAN ILDEFONSO

 

  • ORACIÓN INICIAL

Señor Jesús

Vengo a orar contigo y te pido al comenzar

que me ayudes a contemplar, a participar y a comprender

lo que hiciste la noche del Jueves Santo,

te pido que me des fuerza para seguirte

y luz para elegir tú camino…

  • MONICIÓN DE ENTRADA

A esta noche del Jueves Santo se le llama con razón: “Día del amor fraterno”.

Las palabras de Jesús, las cosas que realizó, los gestos inolvidables durante la última Cena, proclaman bien alto su generosidad desbordante y su amor incondicional. Antes de entregarse a la muerte, por amor quiere darnos la prueba suprema del mismo y nos quiere dar las pautas para enseñarnos cómo tenemos que amar a los demás.

Cristo conoce bien el corazón del hombre. Sabe que muchas veces traicionamos las promesas; que no somos fieles a nuestros compromisos; que somos débiles a la hora de la entrega; que muchas veces amamos solamente de palabra. Él mismo fue testigo y experimentó esta misma amargura en uno de los suyos.

En la escuela de Jesús, próxima a la Cruz, podemos hoy aprender la gran lección que Él nos brinda.

Con espíritu recogido y en silencio, empecemos nuestra celebración mirando al Señor, ejemplo supremo de amor y de entrega.

Silencio (oración personal)

 

  • MOTIVACIÓN

En la televisión nos acostumbramos a presenciar escenas tremendas de sufrimientos, de catástrofes sin inmutarnos ¡podemos llegar a hacernos insensibles!

Jesús murió en la cruz: era un suplicio terrible, al que se sumaban las burlas de unos, la indiferencia de otros.

Seguir a Jesús nos lleva a elegir: ¿somos de los que hacemos sufrir a otros por nuestros gestos y palabras, nuestras burlas, nuestra grosería, nuestro egoísmo, nuestra cobardía?

Pongamos nuestros ojos en Jesús y preguntémonos, ¿qué camino nos invita a seguir?

Silencio (oración personal)

 

  • ORACIÓN

Jesús, camino hacia Dios,

Jesús, camino de los hombres,

¿tu viaje se detendrá ante la cruz?

Jesús crucificado, desde la cruz,

perdonas a quienes

te traicionan y humillan.

Por este Amor total

transformas el sufrimiento

en victoria de la VIDA.

Al morir en la cruz,

lo renuevas todo.

Jesús, ¡Tú nos abres un camino nuevo!

Jesús, ¡Tú eres el nuevo camino!

Tú eres el Amor que salva,

el Amor que hace nacer,

el Amor que da la vida eterna.

Desde la cruz el Amor enciende la VIDA.

Tú eres el camino abierto para siempre…

 

Silencio (oración personal)

 

 

  • PARA MEDITAR – “DURANTE LA CENA LES ANUNCIA LO QUE PASARÁ”

Aunque Jesucristo ve que el conflicto que lo enfrenta con los poderosos de su tiempo tendrá graves consecuencias, sabe que está cumpliendo la voluntad de Dios Padre y de todas maneras decide celebrar con sus amigos la cena pascual.

Antes de empezar a cenar, Jesús lava los pies a sus discípulos, un gesto con el que les hace ver que hay que estar al servicio de los demás como lo está Él.

Durante la cena les anuncia lo que pasará: será traicionado por uno de ellos (Judas Iscariote), todos lo abandonarán e incluso Pedro negará ser su discípulo.

Para los cristianos de todos los tiempos, esta cena pascual de Jesús con sus discípulos -la Última Cena- es recordada sobre todo porque, en ella, Jesús:

  • Confía a los discípulos el mandamiento nuevo, el mandamiento del amor.
  • Les promete que, a pesar de todo, seguirá entre ellos a través de la Eucaristía.

Silencio (oración personal)

  • PARA MEDITAR – “NOS DAS EL MANDAMIENTO NUEVO”

Esto nos cuenta San Juan:

Antes de la fiesta de la  Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.

Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas Iscariote, el de Simón, que lo entregara, y Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido.

Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo:

“Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?”

Jesús le replicó: “Lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde.”

Pedro le dijo: -“No me lavarás los pies jamás.”                                                                                                                      Jesús le contestó: “Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo.”                                                                   Simón Pedro le dijo: “Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.”.

Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez y les dijo:

“¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis “el Maestro” y “el Señor”, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.”

Silencio (oración personal)

  • PARA MEDITAR – “LA REVOLUCIÓN DEL AMOR”

Jesús llama a cosas muy concretas. Él propone una revolución que es el servicio. El servicio que Él solicita, lavar los pies, brota del Amor. No hay ni señores ni siervos, ni superiores ni inferiores. Hay sólo hijos de un mismo Padre. Esa es nuestra identidad más profunda, nuestra vocación.

Jesús realiza un trabajo de esclavos para mostrarnos que, según el Dios Abbá con quien está estrechamente vinculado en la contemplación de la realidad y en la soledad del silencio, todos somos hermanos. Dios, el Padre, su Padre, le envía a decirnos que todos somos hermanos. La escena recoge un momento especial de una cena, la solemne cena de la celebración de la Pascua. Jesús deseaba ardientemente aquella cena. Sabía que algo grande le iba a ocurrir; y quiere celebrarla con sus amigos. Es su momento; es su hora.

Silencio (oración personal)

  • PARA MEDITAR – “EL AMOR SE ENSEÑA CON EL EJEMPLO”

Muchas veces queremos enseñar el amor por medio de palabras. No nos damos cuenta que Jesús propone otro camino. Más difícil y comprometido, pero también más efectivo y cercano al sentir de Dios.

El amor se enseña a través del ejemplo. La vida pública de Jesús es una constante preocupación y actividad en bien de los demás. Jesús anuncia el Reino a través de gestos liberadores, haciendo presente el Reino en la vida de la gente de su tiempo, especialmente de los más sufridos, que son los preferidos de Dios.

Al acercarse el fin de su vida quiere enseñarles a sus discípulos que esto es lo más importante, lo que permite conocer a Dios, lo que lo anuncia y hace presente con fidelidad. El amor llevado a la vida práctica.

¿Seguimos el ejemplo de Jesús?

¿Por qué nos cuesta?

¿Dónde ponemos el acento en nuestro anuncio?

¿Seguimos los pasos de Jesús?

 

Silencio (oración personal)

 

  • PARA MEDITAR – “COMULGAR”

Comulgar es llegar a ser lo que comemos. Es desear vivamente “tener los mismos sentimientos” de Jesús. Es incorporar, hacer propia su misma vida. No otra cosa es ser cristiano que vivir con Jesús, vivir como Jesús, vivir para Jesús, vivir en Jesús. Como crecemos en edad, en conocimientos, en experiencia, también hemos de crecer en identificación con Él. Puestos, de nuevo, los ojos en Jesús-Eucaristía pensamos en qué y cómo nos vamos pareciendo a Él, y en las dificultades que tenemos para asimilar su vida de modo que se transparente a los demás.

Silencio (oración personal)

 

  • ACCIÓN DE GRACIAS

Nuestra plegaria de esta noche de Jueves Santo, tiene que ser de profundo agradecimiento.

Demos gracias a Dios por todo lo que hoy nos regala.

Silencio (oración personal)

 

  • ORACIÓN FINAL

Señor Jesús,

te pido que viva en verdad la Semana Santa.

 

Deseo estar a tu lado, Jesús,

ser un discípulo más,

en la mesa del pan de tu “cuerpo partió”

Y del “vino de tu vida derramada”

uno más en la angustia del Getsemaní,

en el palacio de Pilato

y en casa del sanedrín.

 

Deseo estar cerca de ti, Jesús.

Que me mires como miraste a Pedro

aquella noche oscura y fría;

y que, al calor de tu mirada,

pueda llorar de emoción al sentirme, por fin,

perdonado de traiciones y cobardías.

 

Deseo caminar a tu lado, Jesús.

Caminar por las empinadas calles

de Jerusalén, del mundo y de mi barrio,

siendo Cirineo que carga

sobre sus frágiles hombros

un trozo de tu cruz

en la cruz de mis hermanos.

 

Deseo estar cerca de ti, Jesús.

Junto a tu madre y las mujeres

que no te abandonaron;

junto a los pobres, que esperan tu Reino,

junto a tus discípulos hoy, nosotros, tu Iglesia,

que hoy anuncian tu muerte

y proclaman tu resurrección.

 

Te pido, Jesús.

Que me des fuerzas para llevar mi cruz

y para ayudar a otros a llevar la suya.

 

 


YOUCAT Confirmación (V): ¿Por qué tuvo que morir Jesús?

Ante Jesús difieren las opiniones: ¿Actuaba por el poder supremo de Dios o era un impostor, un falso profeta, un blasfemo y un quebrantador de la ley? Quien le odiaba, sólo veía que se ponía en el lugar de Dios: perdonar pecados, relativizar la ley del sábado: éstos eran delitos que se castigaban con la muerte.

Ésta es la historia externa. Pero,

  • ¿por qué se le ocurrió a Jesús meterse en el infierno de Jerusalén, sabiendo que moriría allí?
  • ¿por qué no rehuyó del juicio?
¿
  • por qué no animó a sus discípulos a luchar?
  • ¿por qué no reaccionó el cielo?

Para todo esto sólo hay una respuesta:

Jesús fue a morir libremente.
Él lo quería así. El Padre lo quería así.

Siempre se dice: Jesús lo hizo por amor a nosotros. O se dice: lo hizo para redimirnos mediante su pasión. Pero ¿qué quiere decir esto?

Seguir leyendo”…


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies