ACTO PENITENCIAL KAIRÓS 2017 – El día de la reconciliación

TERMINAMOS CUARESMA

En esta Cuaresma Señor, hemos recorrido un camino juntos…hemos orado junto a nuestras hermanas de las Bernardas, hemos descubierto que quién ama la verdad y la libertad no ama una vida cómoda, hemos estado cerca de la familia misionera García Cruz, junto a nuestros amigos Carla, Paco y Moi, hemos profundizado en nuestro interior, en nuestros miedos, sueños, anhelos, dificultades…y hemos aprendido que somos capaces de vencer todas las tentaciones, por difíciles que sean, siendo hermanos, siendo tus amigos, siendo tus discípulos y siendo sal y luz de la tierra…

Ahora, antes de comenzar la Semana Santa venimos ante ti Señor para pedirte perdón por el mal que hemos hecho, por el bien que hemos dejado de hacer y para pedirte que siempre te sintamos cerca, siendo nuestra alegría y nuestra mayor fortaleza.

 

Juntos rezamos diciendo…

En este tiempo de Cuaresma,
cuando nos preparamos para celebrar
la muerte de Jesús y su vida para siempre,
te pedimos, padre, que renueves nuestro interior
para que creamos de verdad en Él
y sepamos vivir como Él.

Demasiado  a menudo nos pueden
la pereza y el desinterés.
Demasiado a menudo sólo miramos por nosotros.

Y no somos capaces de ver la felicidad que podemos encontrar
si abrimos los ojos como Jesús,
si actuamos como Jesús,
si amamos como Jesús,
si te amamos a ti, Dios, Padre
como Jesús te ama.

Padre, perdona el mal que hay en nosotros,
la inconsciencia y la pereza que hay en nosotros.
Padre, renuévanos,
condúcenos por el camino de la conversión,
acércanos a Jesús,
para que sepamos hallar la felicidad
allí donde Él la hallaba.

Seguir leyendo”…


¡COMENZAMOS CUARESMA! – La ceniza que Dios quiere

Miércoles de Ceniza

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y es un tiempo de oración, penitencia y ayuno.
Cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar.
La Cuaresma son cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón. Es un tiempo de pedir perdón y perdonar.
¿Sabías que…?
Las cenizas que nos pone el sacerdote provienen de las palmas quemadas el Domingo de Ramos del año anterior.
La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.
Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por los demás.

Entrar en Cuaresma es inaugurar
un tiempo fuerte de penitencia y conversión…
aprovecha la oportunidad.
Entrar en Cuaresma es una llamada a salir de nosotros,
de nuestras casas, de nuestros prejuicios,
de nuestros intereses, gustos y comodidades…
sal de ti y ves hacia el otro.
Entrar en Cuaresma es afrontar la realidad personal
y dejarse juzgar por la Palabra de Dios…
descúbrete, acéptate, conviértete.
Entrar en Cuaresma es dejar poner nuestro corazón
en la sintonía del corazón de Dios…
practica la com-pasión que hace hermanos.
Entrar en Cuaresma es vaciar nuestras manos,
saber renunciar a nuestras seguridades,
a aquello que nos esclaviza…
libérate para poder abrazar.
Entrar en Cuaresma
es saber caminar con otros creyentes
que buscan a Dios
siguiendo a Jesús en Espíritu y en Verdad…
¡Buen camino!

1.- Que no te gloríes de ti mismo: Tus talentos los recibiste para servir.
2.- Que no te consideres dueño de nada: eres sólo un humilde administrador.
3.- Que aprecies el valor de las cosas sencillas y humildes, de los pequeños gestos cotidianos.
4.- Que vivas el momento presente en compromiso y esperanza, vislumbrando en el quehacer de cada día el rostro de la eternidad.
5.- Que no temas desesperadamente al sufrimiento, al dolor, a la destrucción, a la muerte: La ceniza surge de un árbol y para los cristianos ese árbol no es otro que el árbol de la cruz de Jesucristo, el árbol de la Vida para siempre.

Mensaje del Santo Padre Francisco para la CUARESMA 2017

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO
PARA LA CUARESMA 2017

La Palabra es un don. El otro es un don

Queridos hermanos y hermanas:

La Cuaresma es un nuevo comienzo, un camino que nos lleva a un destino seguro: la Pascua de Resurrección, la victoria de Cristo sobre la muerte. Y en este tiempo recibimos siempre una fuerte llamada a la conversión: el cristiano está llamado a volver a Dios «de todo corazón» (Jl 2,12), a no contentarse con una vida mediocre, sino a crecer en la amistad con el Señor. Jesús es el amigo fiel que nunca nos abandona, porque incluso cuando pecamos espera pacientemente que volvamos a él y, con esta espera, manifiesta su voluntad de perdonar (cf. Homilía, 8 enero 2016).

La Cuaresma es un tiempo propicio para intensificar la vida del espíritu a través de los medios santos que la Iglesia nos ofrece: el ayuno, la oración y la limosna. En la base de todo está la Palabra de Dios, que en este tiempo se nos invita a escuchar y a meditar con mayor frecuencia. En concreto, quisiera centrarme aquí en la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro (cf. Lc 16,19-31). Dejémonos guiar por este relato tan significativo, que nos da la clave para entender cómo hemos de comportarnos para alcanzar la verdadera felicidad y la vida eterna, exhortándonos a una sincera conversión.

Seguir leyendo”…


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies