A FONDO: “Si no tengo amor, de nada sirve”

 

SI NO TENGO AMOR, DE NADA SIRVE

TEXTO BÍBLICO

“Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca”.

DINÁMICA DE GRUPO

UN PEQUEÑO GESTO DE AMOR

Con esta dinámica quebrarás el hielo y acrecentarás el amor fraternal entre los miembros del grupo.

MATERIAL:

Un osito de peluche o una muñeca.

DESARROLLO

El animador cuenta una historia: Ejemplo: “Cuando venía a la reunión me encontré a “Matilda” (nombre de la muñeca o del osito), ella estaba triste y sola, y necesita mucho amor. Yo le conté que en este grupo de jóvenes ustedes le podían brindar muchísimo amor.

Dejar que cada joven demuestre con un gesto el amor a Matilda, como por ejemplo: un beso, un abrazo, una frase cariñosa (te quiero Matilda), etc.

Una vez que todos le demuestran su gesto de amor a Matilda, el coordinador debe decir: “Matilda está muy contenta porque todos ustedes la quieren, pero ahora ella les quiere pedir un favor más. Matilda te quiere regalar de su amor, por lo tanto, repite el gesto que le hiciste a Matilda al compañero que tienes a tu lado. La idea es que cada joven le demuestre el amor a su compañero como se lo demostró a Matilda, y así poder poner en práctica nuestra comunión.

HECHO DE VIDA

Por esta vez en este apartado no vamos a poner un cuento, ni una historia que nos trasmita valores… A veces como este caso, la realidad supera la ficción. Y que no hace falta injertarse nada, pues en el día a día vemos a miles de personas anónimas que creen, esperar, disculpar y aguantar sin limites… En definitiva, que llevan el amor por bandera y son testigos sublimes de Cristo. Una de ellas fue San Maximiliano Kölbe.

Seguir leyendo”…


KAIRÓS 2017/2018 – “La vida es un regalo, ¡Regálala!

Acogemos en el grupo Kairós de nuestra parroquia el lema pastoral de Reflejos de Luz:

La vida es un regalo, ¡Regálala!

Queremos, con este lema reforzar la idea y la necesidad de que aquellos que nos sentimos seguidores de Jesús de Nazaret descubrimos que dar la vida a Jesús y con Él a los demás supone multiplicarla, agrandar el corazón. El que entrega su corazón a Dios y con Él a los demás hace que la vida cambie.
Ese “corazón de piedra” no te deja ver lo maravilloso que es seguir a Jesús pero cuando lo descubres y te dejas modelar por Él surge ese gran corazón que te hace ver la vida de otra manera y tener la alegría de lo que has descubierto, la alegría de seguir a Jesús. “El que me entregue la vida, la encontrará”
Entregar, dar, compartir, ayudar, colaborar, respetar, perdonar, unir… son verbos que orientan, de algún modo, nuestra vida como cristianos. Quien da su vida a Cristo, quien le ofrece su corazón, gana mucho más. Nosotros tenemos un corazón en ocasiones egoísta, de “piedra”. Dar la vida a Jesús y con Él a los demás supone multiplicarla, agrandar el corazón, convertir la piedra en sentimientos, en vida, en entrega. Y, encima, nos da una alegría que nadie nos la podrá arrebatar.
No nos lo podemos pensar dos veces, ¡cuántas oportunidades cada día para dejar que Jesús “cincele” el corazón de piedra y haga con nosotros uno a su imagen! Nuestra riqueza no está en el tener, sino en el ser. Y ser ante Dios y con Dios, para los demás, para el mundo y para nosotros mismos, ya es “el no va más”. Jesús nos regala sus dones para que demos buenos frutos de fe, amor, paciencia, amabilidad, bondad, alegría, paz,..

Ojala que a lo largo del curso nos dejemos modelar por Jesús, el GRAN REGALO en nuestras vidas.


Bienaventuranzas para ser Santos

Bienaventurado si, en aquello que haces, no eres negativo: verás que hay muchas cosas positivas en ti.

Bienaventurado si, en lo que realizas, eres inconformista: porque experimentarás que la mano de Dios te empuja a superarte a ti mismo.

Bienaventurado si, en tu camino, no vives de espaldas a los demás: comprobarás que Dios te rodea con gente que te quiere.

Bienaventurado si, en lo que piensas, no buscas solamente tu beneficio personal: alcanzarás felicidad promoviendo el bienestar de los demás.

Bienaventurado si, allá donde trabajas, vas al fondo de las cosas: porque contribuirás a perfeccionar la creación del mismo Dios.

Bienaventurado si, en las pequeñas cosas de cada día, te mejoras y potencias a los demás: descubrirás que la santidad se talla con pequeños golpes.

Bienaventurado si, aún mirando al cielo, eres consciente de que tú puedes hacer algo por la tierra: te dará satisfacción el sembrar el amor de Dios en medio de los hombres.

Bienaventurado si, observando el mundo que te rodea, no te conformas con ser un mero autómata y pides ayuda de las alturas: tus fuerzas lejos de disminuir, serán inagotables por la presencia divina.

Bienaventurado si, ante tantas situaciones de miseria, tu corazón no se endurece: Dios recordará las veces en que fuiste sensible.

Bienaventurado si, en la soledad que te acecha, descubres la comunión con Dios y con tantos hombres y mujeres que te han precedido, sentirás en propia carne el secreto de aquellos que murieron con esperanza: Jesucristo.

Bienaventurado si, a pesar de los tropiezos, te mantienes en pie: te darás cuenta que la fidelidad es más auténtica cuando se prueba con las dificultades.

Bienaventurado si, contemplando los santos de madera, no te confundes con lo auténticamente importante: hay que tener buena madera para ser un buen santo.

Bienaventurado si, contemplando a los santos, no te desanimas: ellos también –en muchos sentidos- fueron como tú, de carne y hueso.

Bienaventurado si, rezando ante los santos, no miras demasiado arriba: ellos vivieron comprometidos en la cruda realidad de aquí abajo.

Bienaventurado si, pensando en los santos, no los ves demasiado lejos: porque forman parte de nuestra gran familia. La familia de los hijos de Dios.

Bienaventurado si, les das movimiento a los santos: porque lejos de estar muertos son motor para nuestra vida, ejemplo para nuestras obras, aliento para nuestras palabras.

Bienaventurado si, lejos de parecerte un imposible, descubres que la santidad puede cambiar tu vida: el Espíritu encontrará contigo un aliado perfecto para construir el reino de Dios en la tierra.

Bienaventurado si, lejos de sentirte un bicho raro, te ves original: Dios te hará ser luz en la oscuridad y punto de referencia en una sociedad donde se confunde todo.

Bienaventurado si, en la Eucaristía, encuentras una fuente para tu sed y alimento para tu hambre, porque edificarás tu vida en los mismos cimientos que los santos levantaron su propia existencia: el amor de Cristo.

 

Javier Leoz


La ratonera (P. Coelho)

Con gran preocupación vio el ratón que el dueño de la hacienda había comprado una ratonera: ¡había decidido matarlo! Comenzó a alertar a todos los otros animales: – ¡Cuidado con la ratonera! ¡Cuidado con la ratonera!
La gallina, al oír los gritos, le dijo que se callara: –Mi querido ratón, sé que para ti eso es un problema, pero a mí no me puede afectar en absoluto. Así que no armes tanto escándalo.
El ratón fue a hablar con el cerdo, que, al ver su sueño interrumpido, se sintió molesto. – ¡Hay una ratonera en la casa!
–Entiendo tu preocupación, y me solidarizo contigo –respondió el cerdo–. Por lo tanto, te prometo que te tendré presente en mis oraciones esta noche; más no puedo hacer por ti.
Más solitario que nunca, el ratón fue a pedir ayuda a la vaca. –Mi querido ratón, ¿qué tengo yo que ver con eso? ¿Has visto alguna vez que una vaca haya muerto en una ratonera?
Al ver que no conseguía la solidaridad de nadie, el ratón volvió a su casa de la hacienda, se escondió en su agujero y se pasó la noche entera en vela, con miedo de que le sucediese una tragedia. Durante la madrugada se oyó un barullo: ¡la ratonera acababa de atrapar algo!
La mujer del hacendado bajó a ver si había muerto el ratón. Como estaba oscuro, no vio que lo que había caído en la trampa era una serpiente venenosa. Cuando se acercó, la serpiente la mordió. El hacendado, al oír los gritos de la mujer, se levantó y la llevó inmediatamente al hospital. Allí recibió tratamiento y después volvió a casa. Sin embargo, seguía con fiebre. Como sabía que no hay mejor remedio para el enfermo que un buen caldo, el hacendado mató a la gallina.
La mujer empezó a recuperarse, y como los dos eran muy queridos en la región, los vecinos acudieron a visitarlos. Ante tal demostración de cariño, el hacendado, agradecido, mató al cerdo para poder ofrecer una comida a sus amigos.
Finalmente, la mujer terminó de recuperarse, pero los costes del tratamiento habían sido muy altos. El hacendado tuvo que llevar su vaca al matadero para pagar, con el dinero recaudado con la venta de la carne, todos los gastos.
El ratón, testigo de todo, no dejaba de pensar: «Y bien que se lo advertí. ¿No habría sido mejor si la gallina, el cerdo y la vaca hubiesen comprendido que el problema de uno de nosotros nos pone a todos en peligro?»

Receta optimista para el curso pastoral =)

1. ¿Que tus feligreses están “delgados” espiritualmente? La oración les hará fuertes.
2. ¿Que los bancos están llenos de polvo? Si abriésemos más las iglesias, cogerían más brillo.
3. ¿Que todo se hace mecánicamente? Hay que explicar, de vez en cuando, el por qué de las cosas y de los signos
4. ¿Que siempre vienen los mismos? A Jesús, 12, le bastaron
5. ¿Que tenemos muchas dificultades? En el calvario se levantó la cruz, no un divo
6. ¿Que la gente no nos comprende? Lo mismo decían del hablar de Jesús
7. ¿Que parece que somos de otro planeta? El Reino de Dios no es de este mundo
8. ¿Que hay excesivo trabajo? Dios nos ha llamado a la mies no a la playa
9. ¿Que fallan las fuerzas? La Palabra de Dios es un buen reconstituyente
10. ¿Que estamos solos? ¡La Iglesia es grande y universal!
11. ¿Que parece que nos repetimos? El Evangelio siempre será el mismo
12. ¿Que, creer, no está de moda? Pues empecemos a marcar estilo
13. ¿Que se habla mucho de la iglesia? ¡Algo tendrá el agua cuando la bendicen!
14. ¿Que esto ya no es lo que era? No hay tiempos mejores ni peores: sólo distintos
15. ¿Que hay demasiada crítica a lo religioso? Lo que se mueve…llama la atención
16. ¿Que se ha perdido el sentido de lo sagrado? Empecemos por nosotros mismos
17. ¿Que hay menos sacerdotes? Valoremos y recemos por los que tenemos
18. ¿Que no se ven los frutos de lo que hacemos? Nosotros hemos recogido la siembra y el esfuerzo de otros.
19. ¿Para qué tanta catequesis? ..¿Y para qué otras actividades? ¿Dios siempre el último?
20. ¿Es necesaria la misa? Tanto como el sol para que madure la fruta.


Campamentos KAIRÓS 2017: La Eucaristía, ¿no me dice nada?

Algunos jóvenes van de mala gana a misa. Hay quienes dicen: “No me gustan ni la música ni la gente”. Otros dicen sin más: “Me aburro soberanamente”. Y prefieren quedarse en la cama, sobre todo porque también hay muchos padres que tampoco van a misa. Consulta en el YOUCAT el “precepto del beso”.

10 razones por las que no voy a misa, “no me lavo”

  1. De niño me obligaban a lavarme.
  2. Las personas que se lavan constantemente no son más que 
hipócritas, que piensan que son más limpias que los demás.
  3. Hay muchos tipos de jabón. ¿Cómo puedo saber cuál es el 
adecuado para mí?
  4. Las centrales de abastecimiento de aguas sólo buscan nuestro 
dinero.
  5. He intentado lavarme, pero siempre me resultó aburrido y es 
lo mismo una y otra vez.
  6. En el cuarto de baño el ambiente es frío y aséptico.
  7. Ya me lavo en Navidades y en Pascua. 
¡Esto debería ser suficiente!
  8. Ninguno de mis amigos considera necesario lavarse.
  9. Realmente no tengo tiempo para lavarme.
  10. Quizás me lave cuando sea mayor.

Hay que tener, por tanto, muy buenas razones para poner esta cita en un lugar preferente de nuestra lista de prioridades.

En la celebración de la Eucaristía Dios nos hace el mayor regalo del mundo. Se da a sí mismo.
A ti y a mí.

Los hombres nos complicamos a menudo muchísimo la vida con esto de dar y recibir regalos. Algunos regalos rayan en el chantaje. Y, con frecuencia, un regalo es una “cosa” de la que alguien se querría librar; le ha colocado un lazo alrededor y me lo ha regalado. Y ahora tengo yo esta cosa inútil. Por eso existen personas a quienes les disgusta recibir regalos. Dicen: “¡Prefiero comprarme yo mismo alguna cosa! Así sé lo que tengo y no estoy en deuda con nadie” o “No quiero tener que agradecer nada a nadie”.

Pregúntate si te gustaría vivir en un mundo en el que todo se reciba a cambio de dinero o por tener derecho a una cosa determinada. ¿Sería bonito que nadie regalara nunca nada? ¿Te haría feliz ya no poder idear algo con cariño para alguna persona? Podrías borrar la palabra “gracias” de tu vocabulario.

Un mundo así sería un horror. No sólo sería un mundo frío e inhumano: sería también un mundo ateo (= sin Dios).

Porque Dios sólo es capaz de dar. Ha creado el mundo libremente y por amor. A ti y a mí nos ha dado la vida. Cada día nos regala su cercanía. Si Dios no nos diera nada, estaríamos perdidos. Vivimos de sus dones, de su bendición. Los hombres siempre han sabido esto.

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: Cristianismo y justicia

¡DÉJAME EN PAZ!

“Os dejo la paz, os doy mi propia paz. Una paz que el mundo no os puede dar. No os inquietéis ni tengáis miedo.” Juan 14,27

¡A ver si te enteras!

  • En la actualidad existen más de 40 conflictos armados en el mundo.
  • En los últimos 6o años el escenario de las guerras ha sido el Sur. Desde 1945 ha habido 120 conflictos con 20 millones de personas asesinadas, más que en la Segunda Guerra Mundial.
  • La segunda industria más importante después del petróleo es la del armamento.
  • En los últimos lo años, la guerra ha provocado 2 millones de niños muertos, 6 millones gravemente heridos o permanente­mente discapacitados, 1 millón de huérfanos o separados de sus familias, y 15 millones de refugiados y desplazados. Los niños aprenden a relacionarse desde la violencia
  • Medio millón de niños son utilizados como soldados en 87 países de todo el mundo. Son niños a los que se les entrena para matar

Estos titulares de prensa nos hablan sobre la situación de la violencia y de la guerra en nuestro mundo. ¿Estamos atentos a estos temas en el día a día?

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: Una noche con Jesús

Las mil y una noche

Cada noche es diferente, única. La noche es un tiempo irrepetible en el que:

  • Surgen muchos sentimientos en nosotros.
  • Tomamos más conciencia de lo que nos pasa.
  • Estamos más dispuestos para todo.
  • Nos conocemos mejor.
  • Somos más vulnerables, tenemos menos capas protectoras y, tal vez por eso, somos más auténticos.

Pero la noche también suele ser un momento de pura evasión, de diversión superficial. Un tiempo en el que estamos juntos pero sin comunicarnos, en el que sentimos cosas pero no las aprovechamos, en el que escondemos nuestro verdadero ser…

Conocer nuestros sentimientos nos hará más libres a la hora de elegir cómo queremos vivir la noche.

“En nuestra oscuridad, enciende la llama de tu amor.”

Imagina que una noche Jesús pasa por tu casa y te invita a ir con él, para estar juntos un rato.

  • Te dejas que elijas sitio. ¿Dónde irías? (Da igual adónde vayas; él se puede hacer presente en cualquier sitio.)
  • Puede estar en una montaña con el firmamento estrellado como techo o cenando en un restaurante…Tú eliges.
  • Cierra los ojos e imagínate con él en ese lugar que has elegido. Date cuenta que es noche.
  • Pasa un rato con él y escucha cómo te dice: “Ánimo, soy yo, no tengas miedo”
  • Cuéntale lo que quieras, lo primero que salga de tu corazón en este momento.
  • Él escucha y comprende todo lo que le cuentas; no te juzga.
  • Y en la intimidad de la noche, tú le pides que te hable :”¿Qué me quieres decir, Jesús?”

En silencio, permanecéis juntos, así mirando lo que habéis compartido.


Campamentos KAIRÓS 2017: La Iglesia, un hogar para ti y para mí

Muchas personas no se cansan de criticar a la Iglesia. Presentan verdaderas antologías de todo lo malo que la Iglesia ha hecho en sus dos mil años de existencia y de cuantos escándalos hay en ella. En su mayoría son personas bautizadas, es decir, miembros ellos mismos de la Iglesia. El famoso teólogo Karl Rahner (1904-1984) se opuso a ellos en una ocasión con las siguientes palabras: “La Iglesia es una anciana señora con muchas arrugas. Pero ella es mi madre. Y a una madre no se la pega”. Y tiene razón. La Iglesia es nuestra madre. Nos ha dado la nueva vida; nos alimenta con la Palabra de Dios y con los sacramentos. Sin la Iglesia ninguno de nosotros tendría fe. Andaríamos aún a tientas en la oscuridad y tendríamos que salvarnos a nosotros mismos: lo que no es posible.

La Iglesia no es un club de los perfectos

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: La EUCARISTÍA, paso a paso…

  • ¿Por qué no empiezas la Misa 5 minutos antes?

    ¿Quién no ha utilizado el banco de la Iglesia como una cama en la que echar una cabezadita? O… ¿Quién de repente al salir de Misa no se ha dado cuenta de que tiene lagunas mentales acerca de la lo ocurrido en la celebración (lecturas, oraciones…)?

    Y es que a veces se nos puede pasar la Misa en una abrir y cerrar de ojos, sobre todo en el cerrar de ojos, sin saborear todo lo que allí ha ocurrido. En esos momentos nos podríamos considerar “tierra infecunda” en la que Jesús ha querido sembrar pero al final la semilla no ha conseguido arraigar y no ha producido fruto.

    Por eso, una buena preparación sería como pasar un arado y usar una regadera que nos convierta en “tierra buena” en la que la semilla se instale para hacer florecer nuestra vida.

    También es bueno que vayamos dispuestos a celebrar la Eucaristía como iríamos a un banquete: con “hambre”, que es esa fe que hace que nazca la necesidad y no el mero cumpli-miento. Es ir con el corazón abierto para dejarse transformar por el Señor y su Palabra de Vida, y por eso es de suma importancia cuidar constantemente nuestra alma para un verdadero y eficaz encuentro con Dios y Su amor.

    Nuestro gozo de asistir a ese gran Banquete puede empezar desde el momento en que nos levantamos, o incluso al acostarnos, quizá aprovechando para leer y meditar las lecturas que se van a proclamar ese día. El caso es que, independientemente de la hora a la que se celebre la Eucaristía, todo nuestro día tiene que ir cual flecha hacia un blanco fundamental, el Altar, en el que clavaremos todo lo vivido desde la Misa anterior: las cañas con los amigos, las compras en Zara, la derrota de nuestro equipo en Champions, los compañeros de carrera, los que marcharon a otra ciudad, el abuelito que murió hace poco…; la Misa así será más nuestra, y ofreceremos junto al cáliz y la patena nuestros miedos y nuestras preocupaciones, nuestras alegrías y esperanzas en la patena, para que cuando Cristo descienda a ella durante la Consagración, las encuentre todas.

    En cualquier caso, y como se titula el post, siempre es importante guardar unos minutillos de silencio antes de la celebración en los que hablar con el Señor, en los que acallar los ruidos del alma, para pensar lo que vamos a ofrecer y para invocar al Espíritu Santo pidiéndole motivación para vivir lo que allí va a pasar.

Seguir leyendo”…


CORPUS CHRISTI 2017

Un año más,  el grupo Kairós de San Ildefonso hemos celebrado en nuestra parroquia la solemnidad del Corpus Christi. 

Hemos participado en la Eucaristía de 10:00 h, dónde hemos colaborado con las lecturas y organizando a niños de diferentes parroquias de Jaén, que este año han recibido la Primera Comunión y se han congregado en nuestra parroquia para después participar en la procesión que comenzó en la S.I Catedral.

A continuación, hemos prepardo un sencillo altar. En él, hemos puesto pequeños detalles que simbolizan las actividades que hemos desarrollado a lo largo de este curso y la que tendremos en este verano.

 Gracias, Padre, Tú guías nuestros pasos,
Tú eres la luz y el camino,
conduces a ti nuestro destino
como llevas los ríos al mar.

 


FESTIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LA CAPILLA – ¿Conoces la historia de tu Patrona…?

¿Conoces la historia de tu Patrona…?

“Bendita sea la hora en que María Santísima descendió del cielo a la ciudad de Jaén para socorrer a nuestros mayores. Por siempre sea bendita y alabada. Virgen Santísima de la Capilla, rogad por nosotros.” 

Hace muchísimo tiempo acaeció en esta ciudad un suceso extraordinario cuyo recuerdo aún alienta en las páginas de nuestra historia iluminándolas con el refulgir de su radiante luz:

EL DESCENSO A JAÉN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA QUE, EN OCASIÓN MEMORABLE, SE DIGNÓ VISITAR A NUESTROS MAYORES SOCORRIÉNDOLES CON LA ALEGRÍA DE SU PRESENCIA EN NUESTRAS CALLES…

¿Quieres que te lo cuente…?

Seguir leyendo”…


CON FLORES A MARÍA 2017 – Grupos KAIRÓS de Jaén hacen la Ofrenda Floral a la Santísima Virgen de la Capilla

KAIRÓS, CON FLORES A MARÍA

El pasado sábado, 13 de mayo, los cristianos celebrábamos un hecho muy importante: el centenario de la aparición de la Virgen María en Fátima. Por ello, grupos Kairós de Jaén aprovechamos este día tan especial para tener una celebración comunitaria en torno a nuestra Madre. En nuestro caso lo hicimos en su advocación de la Capilla, que es la Patrona de la ciudad de Jaén.                             

A las 19:00 h de la tarde los grupos Kairós de las parroquias de El Salvador, la Santa Cruz, la Merced, San Pedro Poveda, Santa Isabel y el grupo GOSP-Kairós del Colegio del Sagrado Corazón se unieron a la reunión Kairós semanal del grupo de San Ildefonso.

Los acompañantes les dimos a todos la bienvenida a nuestra parroquia junto a Míriam, una adolescente de San Ildefonso, que animó a sus compañeros a comenzar la jornada presentándose e indicando de qué parroquia venían.

A continuación, para encauzar nuestra reunión y recordar el motivo principal por el que nos habíamos reunidos, vimos un breve vídeo con el que descubrimos la importancia que la Virgen tiene para los cristianos. 

Seguir leyendo”…


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies