Campamentos KAIRÓS 2017: La Eucaristía, ¿no me dice nada?

Algunos jóvenes van de mala gana a misa. Hay quienes dicen: “No me gustan ni la música ni la gente”. Otros dicen sin más: “Me aburro soberanamente”. Y prefieren quedarse en la cama, sobre todo porque también hay muchos padres que tampoco van a misa. Consulta en el YOUCAT el “precepto del beso”.

10 razones por las que no voy a misa, “no me lavo”

  1. De niño me obligaban a lavarme.
  2. Las personas que se lavan constantemente no son más que 
hipócritas, que piensan que son más limpias que los demás.
  3. Hay muchos tipos de jabón. ¿Cómo puedo saber cuál es el 
adecuado para mí?
  4. Las centrales de abastecimiento de aguas sólo buscan nuestro 
dinero.
  5. He intentado lavarme, pero siempre me resultó aburrido y es 
lo mismo una y otra vez.
  6. En el cuarto de baño el ambiente es frío y aséptico.
  7. Ya me lavo en Navidades y en Pascua. 
¡Esto debería ser suficiente!
  8. Ninguno de mis amigos considera necesario lavarse.
  9. Realmente no tengo tiempo para lavarme.
  10. Quizás me lave cuando sea mayor.

Hay que tener, por tanto, muy buenas razones para poner esta cita en un lugar preferente de nuestra lista de prioridades.

En la celebración de la Eucaristía Dios nos hace el mayor regalo del mundo. Se da a sí mismo.
A ti y a mí.

Los hombres nos complicamos a menudo muchísimo la vida con esto de dar y recibir regalos. Algunos regalos rayan en el chantaje. Y, con frecuencia, un regalo es una “cosa” de la que alguien se querría librar; le ha colocado un lazo alrededor y me lo ha regalado. Y ahora tengo yo esta cosa inútil. Por eso existen personas a quienes les disgusta recibir regalos. Dicen: “¡Prefiero comprarme yo mismo alguna cosa! Así sé lo que tengo y no estoy en deuda con nadie” o “No quiero tener que agradecer nada a nadie”.

Pregúntate si te gustaría vivir en un mundo en el que todo se reciba a cambio de dinero o por tener derecho a una cosa determinada. ¿Sería bonito que nadie regalara nunca nada? ¿Te haría feliz ya no poder idear algo con cariño para alguna persona? Podrías borrar la palabra “gracias” de tu vocabulario.

Un mundo así sería un horror. No sólo sería un mundo frío e inhumano: sería también un mundo ateo (= sin Dios).

Porque Dios sólo es capaz de dar. Ha creado el mundo libremente y por amor. A ti y a mí nos ha dado la vida. Cada día nos regala su cercanía. Si Dios no nos diera nada, estaríamos perdidos. Vivimos de sus dones, de su bendición. Los hombres siempre han sabido esto.

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: Cristianismo y justicia

¡DÉJAME EN PAZ!

“Os dejo la paz, os doy mi propia paz. Una paz que el mundo no os puede dar. No os inquietéis ni tengáis miedo.” Juan 14,27

¡A ver si te enteras!

  • En la actualidad existen más de 40 conflictos armados en el mundo.
  • En los últimos 6o años el escenario de las guerras ha sido el Sur. Desde 1945 ha habido 120 conflictos con 20 millones de personas asesinadas, más que en la Segunda Guerra Mundial.
  • La segunda industria más importante después del petróleo es la del armamento.
  • En los últimos lo años, la guerra ha provocado 2 millones de niños muertos, 6 millones gravemente heridos o permanente­mente discapacitados, 1 millón de huérfanos o separados de sus familias, y 15 millones de refugiados y desplazados. Los niños aprenden a relacionarse desde la violencia
  • Medio millón de niños son utilizados como soldados en 87 países de todo el mundo. Son niños a los que se les entrena para matar

Estos titulares de prensa nos hablan sobre la situación de la violencia y de la guerra en nuestro mundo. ¿Estamos atentos a estos temas en el día a día?

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: Una noche con Jesús

Las mil y una noche

Cada noche es diferente, única. La noche es un tiempo irrepetible en el que:

  • Surgen muchos sentimientos en nosotros.
  • Tomamos más conciencia de lo que nos pasa.
  • Estamos más dispuestos para todo.
  • Nos conocemos mejor.
  • Somos más vulnerables, tenemos menos capas protectoras y, tal vez por eso, somos más auténticos.

Pero la noche también suele ser un momento de pura evasión, de diversión superficial. Un tiempo en el que estamos juntos pero sin comunicarnos, en el que sentimos cosas pero no las aprovechamos, en el que escondemos nuestro verdadero ser…

Conocer nuestros sentimientos nos hará más libres a la hora de elegir cómo queremos vivir la noche.

“En nuestra oscuridad, enciende la llama de tu amor.”

Imagina que una noche Jesús pasa por tu casa y te invita a ir con él, para estar juntos un rato.

  • Te dejas que elijas sitio. ¿Dónde irías? (Da igual adónde vayas; él se puede hacer presente en cualquier sitio.)
  • Puede estar en una montaña con el firmamento estrellado como techo o cenando en un restaurante…Tú eliges.
  • Cierra los ojos e imagínate con él en ese lugar que has elegido. Date cuenta que es noche.
  • Pasa un rato con él y escucha cómo te dice: “Ánimo, soy yo, no tengas miedo”
  • Cuéntale lo que quieras, lo primero que salga de tu corazón en este momento.
  • Él escucha y comprende todo lo que le cuentas; no te juzga.
  • Y en la intimidad de la noche, tú le pides que te hable :”¿Qué me quieres decir, Jesús?”

En silencio, permanecéis juntos, así mirando lo que habéis compartido.


Campamentos KAIRÓS 2017: La Iglesia, un hogar para ti y para mí

Muchas personas no se cansan de criticar a la Iglesia. Presentan verdaderas antologías de todo lo malo que la Iglesia ha hecho en sus dos mil años de existencia y de cuantos escándalos hay en ella. En su mayoría son personas bautizadas, es decir, miembros ellos mismos de la Iglesia. El famoso teólogo Karl Rahner (1904-1984) se opuso a ellos en una ocasión con las siguientes palabras: “La Iglesia es una anciana señora con muchas arrugas. Pero ella es mi madre. Y a una madre no se la pega”. Y tiene razón. La Iglesia es nuestra madre. Nos ha dado la nueva vida; nos alimenta con la Palabra de Dios y con los sacramentos. Sin la Iglesia ninguno de nosotros tendría fe. Andaríamos aún a tientas en la oscuridad y tendríamos que salvarnos a nosotros mismos: lo que no es posible.

La Iglesia no es un club de los perfectos

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: La EUCARISTÍA, paso a paso…

  • ¿Por qué no empiezas la Misa 5 minutos antes?

    ¿Quién no ha utilizado el banco de la Iglesia como una cama en la que echar una cabezadita? O… ¿Quién de repente al salir de Misa no se ha dado cuenta de que tiene lagunas mentales acerca de la lo ocurrido en la celebración (lecturas, oraciones…)?

    Y es que a veces se nos puede pasar la Misa en una abrir y cerrar de ojos, sobre todo en el cerrar de ojos, sin saborear todo lo que allí ha ocurrido. En esos momentos nos podríamos considerar “tierra infecunda” en la que Jesús ha querido sembrar pero al final la semilla no ha conseguido arraigar y no ha producido fruto.

    Por eso, una buena preparación sería como pasar un arado y usar una regadera que nos convierta en “tierra buena” en la que la semilla se instale para hacer florecer nuestra vida.

    También es bueno que vayamos dispuestos a celebrar la Eucaristía como iríamos a un banquete: con “hambre”, que es esa fe que hace que nazca la necesidad y no el mero cumpli-miento. Es ir con el corazón abierto para dejarse transformar por el Señor y su Palabra de Vida, y por eso es de suma importancia cuidar constantemente nuestra alma para un verdadero y eficaz encuentro con Dios y Su amor.

    Nuestro gozo de asistir a ese gran Banquete puede empezar desde el momento en que nos levantamos, o incluso al acostarnos, quizá aprovechando para leer y meditar las lecturas que se van a proclamar ese día. El caso es que, independientemente de la hora a la que se celebre la Eucaristía, todo nuestro día tiene que ir cual flecha hacia un blanco fundamental, el Altar, en el que clavaremos todo lo vivido desde la Misa anterior: las cañas con los amigos, las compras en Zara, la derrota de nuestro equipo en Champions, los compañeros de carrera, los que marcharon a otra ciudad, el abuelito que murió hace poco…; la Misa así será más nuestra, y ofreceremos junto al cáliz y la patena nuestros miedos y nuestras preocupaciones, nuestras alegrías y esperanzas en la patena, para que cuando Cristo descienda a ella durante la Consagración, las encuentre todas.

    En cualquier caso, y como se titula el post, siempre es importante guardar unos minutillos de silencio antes de la celebración en los que hablar con el Señor, en los que acallar los ruidos del alma, para pensar lo que vamos a ofrecer y para invocar al Espíritu Santo pidiéndole motivación para vivir lo que allí va a pasar.

Seguir leyendo”…


CORPUS CHRISTI 2017

Un año más,  el grupo Kairós de San Ildefonso hemos celebrado en nuestra parroquia la solemnidad del Corpus Christi. 

Hemos participado en la Eucaristía de 10:00 h, dónde hemos colaborado con las lecturas y organizando a niños de diferentes parroquias de Jaén, que este año han recibido la Primera Comunión y se han congregado en nuestra parroquia para después participar en la procesión que comenzó en la S.I Catedral.

A continuación, hemos prepardo un sencillo altar. En él, hemos puesto pequeños detalles que simbolizan las actividades que hemos desarrollado a lo largo de este curso y la que tendremos en este verano.

 Gracias, Padre, Tú guías nuestros pasos,
Tú eres la luz y el camino,
conduces a ti nuestro destino
como llevas los ríos al mar.

 


FESTIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LA CAPILLA – ¿Conoces la historia de tu Patrona…?

¿Conoces la historia de tu Patrona…?

“Bendita sea la hora en que María Santísima descendió del cielo a la ciudad de Jaén para socorrer a nuestros mayores. Por siempre sea bendita y alabada. Virgen Santísima de la Capilla, rogad por nosotros.” 

Hace muchísimo tiempo acaeció en esta ciudad un suceso extraordinario cuyo recuerdo aún alienta en las páginas de nuestra historia iluminándolas con el refulgir de su radiante luz:

EL DESCENSO A JAÉN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA QUE, EN OCASIÓN MEMORABLE, SE DIGNÓ VISITAR A NUESTROS MAYORES SOCORRIÉNDOLES CON LA ALEGRÍA DE SU PRESENCIA EN NUESTRAS CALLES…

¿Quieres que te lo cuente…?

Seguir leyendo”…


CON FLORES A MARÍA 2017 – Grupos KAIRÓS de Jaén hacen la Ofrenda Floral a la Santísima Virgen de la Capilla

KAIRÓS, CON FLORES A MARÍA

El pasado sábado, 13 de mayo, los cristianos celebrábamos un hecho muy importante: el centenario de la aparición de la Virgen María en Fátima. Por ello, grupos Kairós de Jaén aprovechamos este día tan especial para tener una celebración comunitaria en torno a nuestra Madre. En nuestro caso lo hicimos en su advocación de la Capilla, que es la Patrona de la ciudad de Jaén.                             

A las 19:00 h de la tarde los grupos Kairós de las parroquias de El Salvador, la Santa Cruz, la Merced, San Pedro Poveda, Santa Isabel y el grupo GOSP-Kairós del Colegio del Sagrado Corazón se unieron a la reunión Kairós semanal del grupo de San Ildefonso.

Los acompañantes les dimos a todos la bienvenida a nuestra parroquia junto a Míriam, una adolescente de San Ildefonso, que animó a sus compañeros a comenzar la jornada presentándose e indicando de qué parroquia venían.

A continuación, para encauzar nuestra reunión y recordar el motivo principal por el que nos habíamos reunidos, vimos un breve vídeo con el que descubrimos la importancia que la Virgen tiene para los cristianos. 

Seguir leyendo”…


Conocemos la devoción a la Santísima Virgen de la Capilla, patrona de la ciudad de Jaén

“Bendita sea la hora en que María Santísima
descendió del cielo a la ciudad de Jaén
para socorrer a nuestros mayores.
Por siempre sea bendita y alabada.
Virgen Santísima de la Capilla.
Rogad por nosotros.”

ORIGEN DE LA DEVOCIÓN A A NTRA. SRA. DE LA CAPILLA

En la madrugada del sábado 10 al domingo 11 de junio de 1430, ocurrió un hecho extraño y sobrenatural.

Cuatro personas humildes y sencillas, desde cuatro lugares diferentes del llamado, Arrabal de San Ildefonso, fueron testigos de un extraño cortejo procesional.

Una Señora, vestida de resplandecientes ropajes y con un niño “bien criadillo en los brazos”, llevando a la derecha a un clérigo y a la izquierda una mujer con aspecto de beata, presidía una procesión en la que figuraban las cruces parroquiales de la ciudad y una numerosa milicia de hombres de guerra.

La procesión, de la que emanaba una extraña luminosidad, recorrió algunas calles del arrabal, deteniéndose luego a espaldas de la Capilla de San Ildefonso, donde había aparejado un altar en que se oficio una ceremonia litúrgica, entre cantos sobrenaturales. Todo aquello se esfumo cuando en los campanarios de la ciudad se escucho el toque de Maitines.

Seguir leyendo”…


Jueves Santo 2017- Turno de vela KAIRÓS “No hay amor más grande que el de aquel que da la vida por sus amigos”

TURNO DE VELA 2017 – KAIRÓS SAN ILDEFONSO

 

  • ORACIÓN INICIAL

Señor Jesús

Vengo a orar contigo y te pido al comenzar

que me ayudes a contemplar, a participar y a comprender

lo que hiciste la noche del Jueves Santo,

te pido que me des fuerza para seguirte

y luz para elegir tú camino…

  • MONICIÓN DE ENTRADA

A esta noche del Jueves Santo se le llama con razón: “Día del amor fraterno”.

Las palabras de Jesús, las cosas que realizó, los gestos inolvidables durante la última Cena, proclaman bien alto su generosidad desbordante y su amor incondicional. Antes de entregarse a la muerte, por amor quiere darnos la prueba suprema del mismo y nos quiere dar las pautas para enseñarnos cómo tenemos que amar a los demás.

Cristo conoce bien el corazón del hombre. Sabe que muchas veces traicionamos las promesas; que no somos fieles a nuestros compromisos; que somos débiles a la hora de la entrega; que muchas veces amamos solamente de palabra. Él mismo fue testigo y experimentó esta misma amargura en uno de los suyos.

En la escuela de Jesús, próxima a la Cruz, podemos hoy aprender la gran lección que Él nos brinda.

Con espíritu recogido y en silencio, empecemos nuestra celebración mirando al Señor, ejemplo supremo de amor y de entrega.

Silencio (oración personal)

 

  • MOTIVACIÓN

En la televisión nos acostumbramos a presenciar escenas tremendas de sufrimientos, de catástrofes sin inmutarnos ¡podemos llegar a hacernos insensibles!

Jesús murió en la cruz: era un suplicio terrible, al que se sumaban las burlas de unos, la indiferencia de otros.

Seguir a Jesús nos lleva a elegir: ¿somos de los que hacemos sufrir a otros por nuestros gestos y palabras, nuestras burlas, nuestra grosería, nuestro egoísmo, nuestra cobardía?

Pongamos nuestros ojos en Jesús y preguntémonos, ¿qué camino nos invita a seguir?

Silencio (oración personal)

 

  • ORACIÓN

Jesús, camino hacia Dios,

Jesús, camino de los hombres,

¿tu viaje se detendrá ante la cruz?

Jesús crucificado, desde la cruz,

perdonas a quienes

te traicionan y humillan.

Por este Amor total

transformas el sufrimiento

en victoria de la VIDA.

Al morir en la cruz,

lo renuevas todo.

Jesús, ¡Tú nos abres un camino nuevo!

Jesús, ¡Tú eres el nuevo camino!

Tú eres el Amor que salva,

el Amor que hace nacer,

el Amor que da la vida eterna.

Desde la cruz el Amor enciende la VIDA.

Tú eres el camino abierto para siempre…

 

Silencio (oración personal)

 

 

  • PARA MEDITAR – “DURANTE LA CENA LES ANUNCIA LO QUE PASARÁ”

Aunque Jesucristo ve que el conflicto que lo enfrenta con los poderosos de su tiempo tendrá graves consecuencias, sabe que está cumpliendo la voluntad de Dios Padre y de todas maneras decide celebrar con sus amigos la cena pascual.

Antes de empezar a cenar, Jesús lava los pies a sus discípulos, un gesto con el que les hace ver que hay que estar al servicio de los demás como lo está Él.

Durante la cena les anuncia lo que pasará: será traicionado por uno de ellos (Judas Iscariote), todos lo abandonarán e incluso Pedro negará ser su discípulo.

Para los cristianos de todos los tiempos, esta cena pascual de Jesús con sus discípulos -la Última Cena- es recordada sobre todo porque, en ella, Jesús:

  • Confía a los discípulos el mandamiento nuevo, el mandamiento del amor.
  • Les promete que, a pesar de todo, seguirá entre ellos a través de la Eucaristía.

Silencio (oración personal)

  • PARA MEDITAR – “NOS DAS EL MANDAMIENTO NUEVO”

Esto nos cuenta San Juan:

Antes de la fiesta de la  Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.

Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas Iscariote, el de Simón, que lo entregara, y Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido.

Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo:

“Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?”

Jesús le replicó: “Lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde.”

Pedro le dijo: -“No me lavarás los pies jamás.”                                                                                                                      Jesús le contestó: “Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo.”                                                                   Simón Pedro le dijo: “Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.”.

Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez y les dijo:

“¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis “el Maestro” y “el Señor”, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.”

Silencio (oración personal)

  • PARA MEDITAR – “LA REVOLUCIÓN DEL AMOR”

Jesús llama a cosas muy concretas. Él propone una revolución que es el servicio. El servicio que Él solicita, lavar los pies, brota del Amor. No hay ni señores ni siervos, ni superiores ni inferiores. Hay sólo hijos de un mismo Padre. Esa es nuestra identidad más profunda, nuestra vocación.

Jesús realiza un trabajo de esclavos para mostrarnos que, según el Dios Abbá con quien está estrechamente vinculado en la contemplación de la realidad y en la soledad del silencio, todos somos hermanos. Dios, el Padre, su Padre, le envía a decirnos que todos somos hermanos. La escena recoge un momento especial de una cena, la solemne cena de la celebración de la Pascua. Jesús deseaba ardientemente aquella cena. Sabía que algo grande le iba a ocurrir; y quiere celebrarla con sus amigos. Es su momento; es su hora.

Silencio (oración personal)

  • PARA MEDITAR – “EL AMOR SE ENSEÑA CON EL EJEMPLO”

Muchas veces queremos enseñar el amor por medio de palabras. No nos damos cuenta que Jesús propone otro camino. Más difícil y comprometido, pero también más efectivo y cercano al sentir de Dios.

El amor se enseña a través del ejemplo. La vida pública de Jesús es una constante preocupación y actividad en bien de los demás. Jesús anuncia el Reino a través de gestos liberadores, haciendo presente el Reino en la vida de la gente de su tiempo, especialmente de los más sufridos, que son los preferidos de Dios.

Al acercarse el fin de su vida quiere enseñarles a sus discípulos que esto es lo más importante, lo que permite conocer a Dios, lo que lo anuncia y hace presente con fidelidad. El amor llevado a la vida práctica.

¿Seguimos el ejemplo de Jesús?

¿Por qué nos cuesta?

¿Dónde ponemos el acento en nuestro anuncio?

¿Seguimos los pasos de Jesús?

 

Silencio (oración personal)

 

  • PARA MEDITAR – “COMULGAR”

Comulgar es llegar a ser lo que comemos. Es desear vivamente “tener los mismos sentimientos” de Jesús. Es incorporar, hacer propia su misma vida. No otra cosa es ser cristiano que vivir con Jesús, vivir como Jesús, vivir para Jesús, vivir en Jesús. Como crecemos en edad, en conocimientos, en experiencia, también hemos de crecer en identificación con Él. Puestos, de nuevo, los ojos en Jesús-Eucaristía pensamos en qué y cómo nos vamos pareciendo a Él, y en las dificultades que tenemos para asimilar su vida de modo que se transparente a los demás.

Silencio (oración personal)

 

  • ACCIÓN DE GRACIAS

Nuestra plegaria de esta noche de Jueves Santo, tiene que ser de profundo agradecimiento.

Demos gracias a Dios por todo lo que hoy nos regala.

Silencio (oración personal)

 

  • ORACIÓN FINAL

Señor Jesús,

te pido que viva en verdad la Semana Santa.

 

Deseo estar a tu lado, Jesús,

ser un discípulo más,

en la mesa del pan de tu “cuerpo partió”

Y del “vino de tu vida derramada”

uno más en la angustia del Getsemaní,

en el palacio de Pilato

y en casa del sanedrín.

 

Deseo estar cerca de ti, Jesús.

Que me mires como miraste a Pedro

aquella noche oscura y fría;

y que, al calor de tu mirada,

pueda llorar de emoción al sentirme, por fin,

perdonado de traiciones y cobardías.

 

Deseo caminar a tu lado, Jesús.

Caminar por las empinadas calles

de Jerusalén, del mundo y de mi barrio,

siendo Cirineo que carga

sobre sus frágiles hombros

un trozo de tu cruz

en la cruz de mis hermanos.

 

Deseo estar cerca de ti, Jesús.

Junto a tu madre y las mujeres

que no te abandonaron;

junto a los pobres, que esperan tu Reino,

junto a tus discípulos hoy, nosotros, tu Iglesia,

que hoy anuncian tu muerte

y proclaman tu resurrección.

 

Te pido, Jesús.

Que me des fuerzas para llevar mi cruz

y para ayudar a otros a llevar la suya.

 

 


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies