Adolescentes KAIRÓS, ¡Bienvenidos al curso 2016-2017 de San Ildefonso!

img-20160926-wa0002

 

REVISIÓN DE VIDA

  • VER – Situación de la vida real

El grupo lo hacemos entre todos…

  1. ¿Qué quieres ver?
  2. ¿Qué temas quieres que tratemos?
  3. ¿Qué inquieta a tu corazón?

 

  • JUZGAR – Anuncio de la Palabra de Dios

Juzgamos a la luz del Evangelio…

¿Qué nos pide Jesús?

Llamamiento de los primeros discípulos

Paseando junto al mar de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores. Les dijo: “Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres.” Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

  1. Presentación del calendario del 1º Trimestre
  2. Presentación de la iniciativa “Apoyo al estudio”

 

  • ACTUAR (Respuesta de la fe o compromiso personal/grupal)
  1. Evangelizamos con nuestro testimonio. Se debe anunciar a Jesucristo no solo con la Palabra sino también con la vida.
  2. La fe en la Palabra de Dios exige una conversión del corazón. Se debe notar en nuestra vida que somos cristianos.
  3. Debemos estar en continúa conversión, con pequeños cambios. Estamos en camino y seguimos avanzando.
  4. Dios nos ha hecho libres, por eso nuestra respuesta a Él es personal y libre.

 

COMPROMISOS (concretos, evaluables, cortos):

  1. Hacer comunidad: preocuparnos unos por otros, rezar unos por otros…La fe se vive y desarrolla en comunidad.
  2. Celebrar juntos la Eucaristía
  3. Visitar a los enfermos con los ministros extraordinarios de la Comunión

_dsc0419


Revisión del 1º Trimestre KAIRÓS 2015/2016

El día 8 de noviembre, celebramos el DÍA DEL JOVEN EN LA PARROQUIA, ¿recuerdas?

Ese día nos comprometimos a una serie de cosas… ¿lo hemos cumplido?

  • ¡Vamos a revisarlo!
  • Sin títauloDedicar un tiempo cada día a hablar contigo aunque sea decirte solamente “Hola, Señor Jesús”.

¿Busco realmente el encuentro con Jesús?

¿Hago todo lo posible por participar en las actividades que me ofrecen un encuentro con Jesús? (Reuniones, Encuentro Kairós, Oración de Adviento, Vigilia de la Inmaculada…)

 

  • Escucharte junto con otros en la Misa del Domingo. Esto me será difícil pues me cuesta trabajo el silencio, el pararme y entrar dentro de mí, donde tu espíritu habita.

¿Tengo un compromiso sincero y verdadero con Jesús?

¿Celebro todos los domingos la Eucaristía?

¿O solo cuando tengo que pedir algo especial al Señor y me siento preocupado, angustiado…?

¿Le demuestro mi amistad siempre? Día a día, reunión a reunión esforzándome por conocerlo más, cada semana en la Eucaristía encontrándome con Él… ¿o solo de vez en cuando…cuando me conviene…cuando necesito su ayuda…?

 

  • Venir a las reuniones de mi grupo. Sé que cuando hablo con otros de ti y de mi vida cristiana soy mejor.

¿Asisto a las reuniones y actividades Kairós siempre que me es posible o solo cuando no tengo nada mejor que hacer? ¿Es mi prioridad, mi plan A, o siempre es el plan B o C…?

¿Actúo con honestidad y respeto en el grupo? ¿O soy un poco interesado?

¿Valoro lo que mi familia/amigos/parroquia hace por mí? ¿Soy agradecido?

¿Respondo a los mensajes WhatsApp que me envían los monitores?

  • Hacerle caso a tu Espíritu que en la Confirmación me regala sus dones: alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, lealtad, mansedumbre, dominio de sí. Y me preguntaré “¿cómo vivo estos dones de Dios en mí?”

¿Qué aporto yo al grupo Kairós? ¿Y qué me aporta el grupo a mí?

¿Soy acogedor? ¿Hago que la gente se sienta bien en el grupo?

¿Intento crear unión y buen ambiente en el grupo?

¿Construyo puentes con los demás o levanto muros?

¿Soy sincero? Con mi familia, mis amigos, mis profesores, mis monitores Kairós… ¿conmigo mismo?

 

  • No estar pendiente en gastos innecesarios y estar pendiente de los amigos que me necesiten.

¿Se puede contar conmigo en el grupo? ¿Se puede confiar en mí?

¿Soy capaz de comprometerme en algo?

¿Colaboro? (Reuniones, coro, manualidades, teatro, lectura en la Eucaristía, catequesis, dar testimonio en otras parroquias…)

Con mi estilo de vida, ¿en qué se nota que soy cristiano?

¿Doy testimonio con mis actos? ¿Soy capaz de perdonar y de pedir perdón?

¿Cómo llevo los estudios?

¿Me esfuerzo e intento superarme o siempre culpo a los demás de lo que me sale mal?

¿Soy trabajador o sigo la ley del mínimo esfuerzo?

¿Cómo es mi relación con mi familia y amigos?

¿Soy capaz de sacrificarme y esforzarme por otros o es más importante mi egoísta comodidad?

¿Intento ser reflejo de Jesús para otros?


REVISIÓN DE VIDA: “Compromiso”

1. VER: compromiso
Oración breve, planteada en torno a:
“Entonces les dice: «Mi alma está triste hasta el punto de morir;
quedaos aquí y velad conmigo.»
Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así:
«Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo
quiero, sino como quieras tú.»
Viene entonces donde los discípulos y los encuentra dormidos; y
dice a Pedro: «¿Conque no habéis podido velar una hora conmigo?” (Mateo 26, 39-40)
Meditar sobre:
  • Cómo Jesús tiene el compromiso con el mandato del Padre de entregarse por nosotros y a pesar de ser un compromiso doloroso y por el cual no quiere pasar, no lo abandona pues es voluntad del Padre.
  • Como se siente Jesús defraudado por la falta de voluntad por parte de sus discípulos, a los que encuentra dormidos después de pedirles que oren y velen.
     Los discípulos, los amigos inseparables de Jesús, le abandonan por sus debilidades en un momento crucial para Jesús.
2. JUZGAR
  •  ¿Qué hay que hacer ante la llamada de Jesús?
  • Ver como hay que cambiar de actitud en pos de la llamada de Jesús.
  • Hacer hincapié en que “muchos son los llamados y pocos los elegidos” (Mateo 22,14). Los que estamos aquí reunidos somos elegidos por Dios para la construcción del Reino y si Él nos ha llamado es porqué nos necesita.
  • Esta llamada está marcada por un cambio en nuestra actitud:
“Jesús les dijo: «Venid conmigo, y os haré llegar a ser pescadores de hombres.» Al instante, dejando las redes, le siguieron. Caminando un poco más adelante, vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan; estaban también en la barca arreglando las redes; y al instante los llamó. Y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron tras él.” (Marcos, 1, 17-20)
  • En esta cita, vemos como, para seguir a Jesús, se necesita un cambio en nuestras vidas. No se trata de, literalmente, dejar todo lo que tenemos hasta ahora, si no cambiar lo que nos estorba para seguir a Jesús. Mejorarlo, perfeccionarlo. Lo vais a entender mejor con el siguiente “cuentecillo”:
———————————
Poeta.
Durante siete años no pude dar un paso.
Cuando fui al gran médico, me preguntó:
(Una voz distinta pregunta).“
¿Por qué llevas muletas?
(Poeta).
Yo le dije: ”Porque estoy tullido”.
(Esa otra voz).
“No es extraño.“
Prueba a caminar. Son esos trastos los que te impiden andar.
¡Anda! ¡Atrévete! ¡Arrástrate a cuatro patas!.
(Poeta).
Riendo como un monstruo,me quitó mis preciosas muletas,
las rompió en mis espaldas y, sin dejar de reír,las arrojó al fuego.
Ahora estoy curado. Ando.Me curó una carcajada.
Tan sólo a veces, cuando veo palos,camino algo peor por unas horas.
——————————————————————————————————-
¿Que son las muletas?¿Tienes muletas?¿Cuales son tus muletas?¿Eres consciente que son esas muletas las que no te dejan ser tu mismo y no te dejan comprometerte?
————————————————————————————————————-
Manteniendo nuestras muletas no seremos capaces de comprometernos porque siempre nos apoyaremos en ellas para no hacer lo que debemos. No nos dejaremos evangelizar y no podremos evangelizar (que es lo que Dios quiere de nosotros)
3. ACTUAR
Se trata de ver cómo debo actuar a partir de la luz recibida de Dios. Aquí plasmamos de forma concreta nuestro deseo de cambiar y asemejarnos más a Jesús.
  •  Cada uno señala las llamadas de Dios recibidas en la reunión a nivel personal.
  • Formulación personal de un compromiso acorde con la llamada de Dios. El compromiso debe ser una acción concreta (lugar, tiempo, personas), inmediata, posible y revisable.
  • Formulación de un compromiso comunitario para el grupo.

© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén