Campamentos KAIRÓS 2017: La EUCARISTÍA, paso a paso…

  • ¿Por qué no empiezas la Misa 5 minutos antes?

    ¿Quién no ha utilizado el banco de la Iglesia como una cama en la que echar una cabezadita? O… ¿Quién de repente al salir de Misa no se ha dado cuenta de que tiene lagunas mentales acerca de la lo ocurrido en la celebración (lecturas, oraciones…)?

    Y es que a veces se nos puede pasar la Misa en una abrir y cerrar de ojos, sobre todo en el cerrar de ojos, sin saborear todo lo que allí ha ocurrido. En esos momentos nos podríamos considerar “tierra infecunda” en la que Jesús ha querido sembrar pero al final la semilla no ha conseguido arraigar y no ha producido fruto.

    Por eso, una buena preparación sería como pasar un arado y usar una regadera que nos convierta en “tierra buena” en la que la semilla se instale para hacer florecer nuestra vida.

    También es bueno que vayamos dispuestos a celebrar la Eucaristía como iríamos a un banquete: con “hambre”, que es esa fe que hace que nazca la necesidad y no el mero cumpli-miento. Es ir con el corazón abierto para dejarse transformar por el Señor y su Palabra de Vida, y por eso es de suma importancia cuidar constantemente nuestra alma para un verdadero y eficaz encuentro con Dios y Su amor.

    Nuestro gozo de asistir a ese gran Banquete puede empezar desde el momento en que nos levantamos, o incluso al acostarnos, quizá aprovechando para leer y meditar las lecturas que se van a proclamar ese día. El caso es que, independientemente de la hora a la que se celebre la Eucaristía, todo nuestro día tiene que ir cual flecha hacia un blanco fundamental, el Altar, en el que clavaremos todo lo vivido desde la Misa anterior: las cañas con los amigos, las compras en Zara, la derrota de nuestro equipo en Champions, los compañeros de carrera, los que marcharon a otra ciudad, el abuelito que murió hace poco…; la Misa así será más nuestra, y ofreceremos junto al cáliz y la patena nuestros miedos y nuestras preocupaciones, nuestras alegrías y esperanzas en la patena, para que cuando Cristo descienda a ella durante la Consagración, las encuentre todas.

    En cualquier caso, y como se titula el post, siempre es importante guardar unos minutillos de silencio antes de la celebración en los que hablar con el Señor, en los que acallar los ruidos del alma, para pensar lo que vamos a ofrecer y para invocar al Espíritu Santo pidiéndole motivación para vivir lo que allí va a pasar.

Seguir leyendo”…


CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Oración final de acción de gracias

ACCIÓN DE GRACIAS

Terminamos nuestra convivencia cuaresmal 2016 como la comenzamos: ante la presencia del Señor.

_DSC0574

Realizamos una oración final en la parroquia para dar gracias a Dios y al beato Manuel Aranda por el trabajo de nuestro párroco y de nuestros monitores y catequistas en la preparación de la excursión.

Damos gracias por haber podido conocer la figura del seminarista Manuel Aranda, mártir, en su pueblo natal (Monte Lope-Álvarez) de la mano de su sobrino, el sacerdote D. Antonio Aranda Calvo. ¡Muchas gracias D. Antonio!

Damos gracias por el fantástico día que hemos podido compartir junto a amigos y compañeros de la parroquia, conociendo más a Dios y su eterna misericordia a través de las parábolas de Jesús.

_DSC0515

Gracias también por la comida que hemos podido compartir, por la tarta que con tanto cariño Mª Adilia ha preparado y por todos los momentos alegres y divertidos que nos has regalado Señor.

_DSC0522

Por último, damos gracias por don Pedro, la catequista María y por Elena que en estos días celebran su cumpleaños.

¡Gracias Señor!

   _DSC0577


CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Juego para hacer equipos

LAS FAMILIAS

Se empieza con una presentación en la que nos movemos por el espacio, buscando a alguien que no conozcamos, entonces tenemos que presentarnos. Al sonido del silbato, cambiamos de pareja, volvemos a buscar a alguien que no conozcamos y lo mismo, nos presentamos. Tras 4 o 5 repeticiones, que ya están más motivados, se les reparte un papelito  cada uno, en el que viene escrito el nombre de un animal y el parentesco familiar, por ejemplo: mama elefante, papa tigre, abuela hipopótamo, hija mono, hijo oso… IMPORTANTE, NO LO PUEDEN ABRIR AUN.

El siguiente paso  es que se vayan moviendo por el espacio, cambiando su papelito con el de los demás a diestro y siniestro, como no saben cual es les da igual.

Tras un par de minutos, suena el silbato, y abren el papelito.

Ahora tienen que hacer el gesto del animal que les ha tocado, y de esta manera, tienen que buscarse y reunirse por familias. Una vez que se encuentren todos, tienen que ordenarse como les digáis, por ejemplo primero la madre, después el padre la abuela, y los nietos, y tendrán que hacer una fila sentados en el suelo, de pie, sentados unos encima de otros…

 


CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Parábola de la moneda perdida

PARÁBOLA DE LA MONEDA PERDIDA

_DSC0498

Introducción antes de leer la parábola:

(Explico los versículos previos a la parábola, para partir del contexto en el que se encuentra Jesús a la hora de explicar a los Fariseos y Escribas el porqué “acogía a los pecadores y comía con ellos”)

 

Leer Lc 15. 1-2

1 Solían acercarse a Jesús todos los publicanos y pecadores a escucharle.

2 Y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: “Ese acoge a los pecadores y come con ellos.

¿Qué hace Jesús ante la murmuración?  Les explica el porqué acoge y come con pecadores a través de tres parábolas. 1ª La oveja perdida. 2ª La moneda perdida y 3ª El hijo prodigo. Donde explica de forma que podamos entender la Misericordia de Dios.

Recreamos interiormente la experiencia de perder algo que nos importa mucho. Exploramos nuestras sensaciones.

 

Lectura de la parábola:

Lc 15. 8-10

8 ¿O qué mujer que tiene diez monedas, si se le pierde una, no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra?

9 Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas, y les dice: ¡Alegraos conmigo¡ he encontrado la moneda que se me había perdido.

10 Os digo que la misma alegría tendrán los ángeles de Dios  por un solo pecador que se convierta.

 

Reflexionamos sobre la parábola acercándola a nuestra vida.

¿Creéis que es necesaria la moneda para la mujer?

¿Qué hace la mujer cuando ve que ha perdido una moneda?

¿Cómo reacciona la mujer cuando encuentra la moneda?

¿Qué nos dice Jesús a través de la parábola?

 

Vemos el vídeo:

Para explicarnos cuanto nos ama dijo el Señor esta parábola.

Esa moneda eres tú.

 

Conclusiones:

Con las parábolas Jesús les cuenta a sus críticos dos grandes experiencias suyas:

  • Dios se alegra de encontrarse con quienes se le han perdido como el pastor se alegra de encontrarse con la oveja perdida y la mujer se alegra de encontrar la moneda de su ajuar perdida.
  • Dios espera a quien se le marcha como el padre espera la vuelta de su hijo.

CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Parábola de la oveja perdida

PARÁBOLA DE LA OVEJA PERDIDA

_DSC0500

Lucas 15:4-7:

“¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si perdiere una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va a la que se perdió, hasta que la halle? Y hallada, la pone sobre sus hombros gozoso; Y viniendo a casa, junta a los amigos y a los vecinos, diciéndoles: Dadme el parabién, porque he hallado mi oveja que se había perdido. Os digo, que así habrá más gozo en el cielo de un pecador que se arrepiente, que de noventa y nueve justos, que no necesitan arrepentimiento.”

Seguir leyendo”…


CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Parábola del Hijo Pródigo

REFLEXIÓN DE LA PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO

_DSC0497

  • ¿POR QUÉ EXPLICÓ JESÚS ESTA PARÁBOLA?

“Te juntas con mala gente”, le decían a Jesús…

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: “Ése acoge a los pecadores y come con ellos.”

Le echan en cara a Jesús que acoge a esa gente y como con ellos. Ven indigno de un “profeta” que se junte y coma en la misma mesa con esa mala gente.

En esta parábola Jesús nos dice cómo es Dios.

Seguir leyendo”…


CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Parábola del Buen Samaritano

PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO

_DSC0502

Introducción antes de leer la parábola:

Cerremos los ojos y sintamos con el corazón.

Es la hora del recreo y los niños salen a jugar al patio; todos los días, un niño se queda solo en un rincón porque nadie juega con él, porque es nuevo en el colegio y no conoce nuestro idioma.

Planteamiento de la cuestión:

Ante esta situación, ¡tú! ¿Qué harías?, ¿qué no harías?

Vemos el vídeo:

Lectura de la parábola:

(Vamos a leer la parábola dos veces, en la primera lectura se les pedirá que cierren los ojos, una vez terminada la lectura, cada uno leerá de nuevo la parábola y subrayara aquella palabra, frase… que les haya hecho sentir algo) (O podemos dejarla en una) Seguir leyendo”…


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies