Campamentos KAIRÓS 2017: Cristianismo y justicia


¡DÉJAME EN PAZ!

“Os dejo la paz, os doy mi propia paz. Una paz que el mundo no os puede dar. No os inquietéis ni tengáis miedo.” Juan 14,27

¡A ver si te enteras!

  • En la actualidad existen más de 40 conflictos armados en el mundo.
  • En los últimos 6o años el escenario de las guerras ha sido el Sur. Desde 1945 ha habido 120 conflictos con 20 millones de personas asesinadas, más que en la Segunda Guerra Mundial.
  • La segunda industria más importante después del petróleo es la del armamento.
  • En los últimos lo años, la guerra ha provocado 2 millones de niños muertos, 6 millones gravemente heridos o permanente­mente discapacitados, 1 millón de huérfanos o separados de sus familias, y 15 millones de refugiados y desplazados. Los niños aprenden a relacionarse desde la violencia
  • Medio millón de niños son utilizados como soldados en 87 países de todo el mundo. Son niños a los que se les entrena para matar

Estos titulares de prensa nos hablan sobre la situación de la violencia y de la guerra en nuestro mundo. ¿Estamos atentos a estos temas en el día a día?

Dale vueltas – La vuelta al mundo en 80 segundos

¿Quieres dar la vuelta al mundo?

Señala en 80 segundos los países que sufren en la actualidad algún tipo de conflicto bélico y que no ocupan ni siquiera las portadas de los periódicos. Forman parte de lo que se ha llamado “gue­rras olvidadas’:

¿Por qué piensas que se pueden olvidar situaciones tan dramáticas?

¿Cuáles son las principales causas de los conflictos bélicos?

“Las guerras comienzan en las mentes de los hombres.” (UNESCO)

Imagina qué pasa por la mente de las personas que deciden que un país entre en guerra. ¿Por qué crees que lo hacen?

Ora – La paz esté con vosotros

En el tema de los conflictos bélicos, tomar conciencia es ya un gran paso. Conseguir que nos afecte es un deber, y pedir por las personas que los sufren es algo importante que podemos hacer, ya que está a nuestro alcance.

Padrenuestro por la paz

Padre que miras por igual a todos tu hijos.

Nuestro: de todos, todos los millones de personas que poblamos la tierra, sea cual sea su edad, color, religión, lugar de nacimiento.

Que estás en los cielos y en la tierra y en cada hombre, en los humildes y en los que sufren

Santificado sea tu nombre, en los corazones pacíficos de todos, hombres y mujeres, niños y ancianos, de aquí y de allí.

Venga a nosotros tu reino, el de la paz, el del amor, el de la justicia, el de la verdad, el de la libertad

Hágase tu voluntad siempre y en todas las naciones y pueblos. En el cielo, en la tierra. Que tus planes de paz no sean destrozados por los hombres violentos, por los tiranos.

Danos el pan de cada día que está amasado con paz, con amor y aleja de nosotros el pan de la cizaña y del odio que alimenta envidias, divisiones y violencia.

Dánoslo hoy porque mañana puede ser tarde. Los misiles están apuntando y quizá algún loco quiera disparar.

Perdónanos no como nosotros solemos perdonar, sino como Tu perdonas sin resquemores, sin rencores ocultos.

No nos dejes caer en la tentación de mirar con recelo al de enfrente, de olvidarnos de nuestros hermanos necesitados, de acumular lo que otros necesitan, de vivir bien a costa de los demás.

Líbranos del mal que nos amenaza, de los egoísmos de los poderosos, de la muerte que producen la guerra las armas, el odio. Porque somos muchos, Padre, los que queremos vivir en paz y construir la paz para todos.

Amén.

No te lo pierdas

A menudo se dan conflictos violentos con la familia en casa y con los compañeros y amigos en la escuela y en la calle.

Párate a pensar en ellos: analiza las causas que los producen y las consecuencias negativas que conllevan en todos los casos.

¿Merece la pena crear situaciones violentas? ¿Que ganamos al hacerlo? Escribe 2 acciones para construir la paz en:

El planeta Terra también es tu casa. Conoce una organización mundial que trata de cuidar de él: la UNESCO (www.unesco.org).

El objetivo de esta organización es construir la paz en la mente de los personas mediante la edu­cación, la cultura, las ciencias naturales y sociales y la comunicación.

ABRE LA VENTANA AL MUNDO

“Dadles vosotros de comer.” Lucas 9,13

Conecta 

Yo como. Tú comes. Él come.

Nosotros comemos. Vosotros coméis.

¡Ellos no! Glorias Fuentes

  • Cerca de 1000 millones de personas pasan hambre en el mundo

Esta cifra, lejos de disminuir, aumenta cada año. ¿Quiénes son los responsables?

  • Cada tres segundos, una muerte

Las consecuencias de la falta de comida causan el fallecimiento de millones de personas en el mundo. ¿Quiénes son los responsables?

  • Los menores, las víctimas más vulnerables

Cada año mueren seis millones de niños me­nores de cinco años por el hambre y sus con­secuencias. ¿Quiénes son los responsables?

  • El hambre, un arma de Guerra

El hambre antes iba ligado solo al subdesa­rrollo. Ahora, también a la violencia. Es una estrategia utilizada en los conflictos para pre­sionar al enemigo. ¿Quiénes son los respon­sables?

  • Un enemigo con muchos rostros

Más allá de las imágenes e ideas preconcebi­das sobre el hambre, este es un problema con múltiples caras. Hoy, más que nunca, la ecua­ción principal se ha concretado en “ham­bre=crisis”. ¿Quiénes son los responsables?

  • Estados culpables

Los gobiernos, por incapacidad o por falta de voluntad, en muchas ocasiones no asumen su responsabilidad en la protección de la po­blación contra el hambre. ¿Quiénes son los responsables?

Dale vueltas – Cada tres segundos…

Coge un reloj y empieza a contar segundos.

Según un informe de la ONU, cada tres segundos que pasan, muere un niño de hambre en el mundo.

Ha pasado un minuto, y han muerto veinte. En una hora, mil doscientos… ¿Puedes seguir contando segundos y muertos de hambre?

¡No hay derecho!

Es preciso unir todas nuestras fuerzas para erradicar de nuestro mundo el hambre.

Los objetivos de desarrollo del Milenio

En septiembre del año 2000, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, 189 jefes de Estado y de Gobierno firmaron la Declaración del Milenio en la que se recogen unos compromisos en for­ma de objetivos: los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

los ODM son ocho objetivos que, a lo largo de quince años (2000-2015), pretenden mejorar la situación mundial con la colaboración de todos los países, a través de acciones para: erradicar la pobreza extre­ma y el hambre, lograr la educación primaria universal, fomentar el desarrollo de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna y las grandes pandemias y garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

Concretamente en la lucha para erradicar el hambre y la mortalidad infantil se plantea:

Reducir a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1 dólar por día.

Reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre.

Reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años.

Profundiza en los ODM mirando estas páginas web: http://www.un.orgispanish/milienniumgoals/ http://www.pobrezacero.orglobjetivos/index.php

¿Qué otras cosas puedes hacer para contribuir a la solución de este problema?

Ora – Saber mirar

Dios te habla a través de esta imagen. Habla con Dios desde lo que te suscita esta imagen:

  • Al ver esta imagen yo siento…
  • El niño de la imagen me dice…
  • En esta imagen yo veo…
  • Tú le respondes…
  • El detalle de esta imagen que más me llama la atención es…
  • Hablas con Dios sobre todo esto.

 

No te lo pierdas

Por favor, ¡no te quejes!

Pensar y hablar sobre el problema del hambre, sin saber lo que es pasar hambre y sin conocer a nadie que la esté pasando de verdad, puede dejarnos fríos o indiferentes.

¿Cómo te sientes cuando tienes el estómago vacío? ¿Aguantas mucho tiempo?

Ponte en el lugar de un chico que pasa hambre de verdad:

  • Sus padres son pobres y están muy enfermos.
  • Todo el día está en la calle pidiendo en las tiendas y a las personas para conseguir algo para co­mer y para llevar a su casa.
  • Este chico tiene un diario que le sirve de desahogo en su difícil vida.
  • Escribe lo que diría al final de un día cualquiera en que ha estado luchando por sobrevivir.

EN BUSCA DE UNA OPORTUNIDAD

Conecta:

“Venid, benditos de mi Padre… Porque era forastero, y me alojasteis.” Mateo 25,34-35

Tras una vida mejor

Muchas personas en todo el mundo se ven empujadas a buscar una vida mejor, dejando su país o de penalidades y yendo a otra tierra, arriesgando en ocasiones su propia vida y exponiéndose a pasar todo tipo

Mahjoub Bousasria fue uno de los primeros magrebíes en llegar a la provincia de Cáceres en 199o.

La decisión de salir de su país en busca de una vida mejor la tomó con 19 años y atrás dejó a sus padres y a diez hermanos. Después de aterrizar en Barcelona, pensó que había una forma más directa de volar ha­cia sus sueños y se marchó a Alicante, donde probó suerte en el negocio de las alfombras. La venta am­bulante no daba para mucho y Mahjoub se instaló en una casa abandonada con un grupo de marroquíes, donde podía ocultarse sin muchos problemas de la policía y comía, cuando tenía arroz hervido.

Cuando el deseo de regresar a Marruecos crecía y la sensación de que esta tierra prometida había dejado de ser la panacea de sus males, fueron sus propios pai­sanos los que le convencieron para que permaneciera aquí y siguiera aguantando. La venta le llevó por toda España y así entró en Cáceres donde se le abrieron las puertas a los campos de espárragos y a las plantacio­nes de tabaco. Todo lo demás vino rodado.

Las vidas de Melaniey Sergei se unieron a miles de kiló­metros de distancia de sus lugares de nacimiento. Origi­narios de Rumania, ella, y de Rusia, él, fueron a encontrar­se en Madrid, adonde les llevó su aspiración de vivir una vida mejor.

Melanie llegó a España en 2o02. No sabía una palabra de español, no tenía un lugar donde alojarse y tuvo que pedir prestados los 500 euros que le reclamaban para entrar con un visado de turista (cantidad que no hubiera conseguido sino tras muchos años de trabajo); pero, aun así, se arries­gó. Poco después consiguió trabajo como empleada del hogar interna. Tenía contrato y estaba empadronada, por lo que solicitó el permiso de residencia. Le fue denegado.

Sergei, que llegó a España en el año 2000 tras haber emi­grado a Canadá, ha corrido peor suerte: al no tener pape­les, no le contratan en ningún sitio. Solo ha conseguido empleo estable en una cuadrilla de albañiles, que dirige otro inmigrante rumano, primo de su ex mujer.

Desean vivir en España para siempre, para lo cual esperan poder regularizar su situación.

Dale vueltas – Las dificultades de los inmigrantes

Son muchas las dificultades con las que tienen que enfrentarse las personas que llegan a otro país para buscarse un futuro.

El acceso al trabajo resulta una odisea: una mayoría de inmigrantes no cumple los requisitos legales para tener un contrato, lo que hace más difícil que se les pueda ofrecer un puesto de trabajo.

Algunos empresarios y particulares se aprovechan de esta dificultad para explotar a los inmigrantes, pagándoles salarios mucho más bajos y pidiéndoles más horas de trabajo.

Algunos empresarios y particulares se aprovechan de esta dificultad para explotar a los inmigrantes, pagándoles salarios mucho más bajos y pidiéndoles más horas de trabajo.

  • Hay redes mafiosas que engañan a muchas personas para que vengan a trabajar aquí y luego les obligan a hacer actividades delictivas.
  • En muchas ocasiones estos inmigrantes han de volverse a sus países o son repatriados. Los que tienen éxito necesitan de tres a cinco años pa­ra normalizar su situación, esto es, acceder a un contrato de trabajo, po­der salir y entrar del país (e ir a visitar a su familia), traer a su familia para vivir juntos, etc.

Piensa en todos los inmigrantes que conoces o que viven a tu alrededor (en tu barrio o ciudad, en tu colegio…):

  • ¿Cuáles son los principales problemas con los que crees que se tienen que enfrentar?
  • ¿Son bien acogidos en general? ¿Por qué?
  • ¿Crees que los inmigrantes quitan los puestos de trabajo a los locales? ¿Por qué?
  • ¿Por qué se identifica a la inmigración con la delincuencia? ¿Hay más delincuentes extranje­ros que locales? ¿Qué otras razones puede haber para pensar esto?
  • ¿Cómo podemos ayudar a integrarse a los inmigrantes?

 

Ora

¡Mándame a alguien!

Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida;
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua;
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo;
Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro;
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos;
Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien; Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión;
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender;
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.

Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos;
Dales, a través de nuestras manos, no sólo el pan de cada día, también nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo.

Santa Teresa de Calcuta.

No te lo pierdas – El mundo: una aldea global

Las ciudades de hoy se han convertido en espacios donde gente de distintos uses y culturas conviven. La muiticuituralidad es una realidad. En nuestro país, la población inmigrante as­ciende a más de cuatro mi­llones de personas.

La inmigración no debe verse como un problema, sino como una riqueza. Mucha gente dice que hay más problemas que antes, pero eso se debe a la des­igualdad entre las personas.

Lo cierto es que los inmigrantes aportan riqueza al país, pero tienen que pasar por situaciones muy penosas e incluso inhumanas.

Como ciudadanos que somos, cada uno podemos aportar nuestro grano de arena para resol­ver esta situación. Con pequeños gestos se consiguen grandes acciones:

  • Busca en el lugar donde vives el número de personas inmigrantes que habitan y et tipo de tra bajos que realizan.
  • ¿Conoces a alguna persona inmigrante? Habla con ella, pregúntale por qué tuvo que mar­charse de su país y vivir en otra tierra.
  • Si tienes compañeros de clase que son de otros países, piensa si lo estás aceptando o lo estás rechazando por ser diferente.
  • Busca organizaciones (en internet, en la oficina de voluntariado…) que se dedican a ayudar a los inmigrantes e investiga qué acciones realizan a favor de ellos.

TENDIENDO PUENTES

 BABEL

Contra la torre de Babel tendemos puentes,
lazos que invitan a entender.
Contra la torre de Babel nacemos mundos
hechos de mezcla y de saber.

Contra la torre de Babel cerramos zanjas
en las fronteras del poder.
Contra la torre de Babel nos asombramos
y decidimos conocer.

Nos abrazamos, nos recibimos,
nos encontramos, nos definimos.

Contra la torre de Babel señales de humo,
una botella y un papel.

Contra la torre de Babel abrimos casas
con las ventanas a otra piel.
Contra la torre de Babel una vereda
que lleva siempre hasta otros pies.

Nos escuchamos, nos decidimos,
nos rescatamos, nos escribimos.

Contra la torre de Babel una guarida
y el ojo puesto para ver.

Y ver el árbol y la fruta en un lugar común,
la lluvia que nos moja en un lugar común,
las diferentes lenguas del lugar.
Y ver la casa y la escalera en un lugar común,
el viento que nos mece en un lugar común,
los diferentes cantos del lugar.

Contra la torre de Babel un ancho río
y todo el agua por beber.

Respira, siente, piensa – En un lugar común

La canción está cargada de imagen espera expresar la convivencia intercultural. Elige una de ellas: tender puentes, cerrar zanjas…

  • Escribe todo lo que te inspira la imagen: ¡Todo un mundo por hacer!
  • Siente en tu corazón el calor de un lugar común; escucha la canción y baila.
  • Imagina que en esa fiesta estás con jóvenes de otras razas y culturas, todos bailando juntos… en un lugar común…

 

El Dios que emociona y se emociona – Pentecostés

Con la venida del Espíritu Santo en Pentecostés se nos da la posibilidad de entendernos, a pesar de hablar en diferentes lenguas…

Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu Santo los movía a expresarse. (Hechos de los Apóstoles 2,4-6)

  • Reconoce los miedos o dificultades para entenderte con los que vienen de otros países: lenguas, credos, costumbres, criterios…
  • Pide ahora a Jesús que te conceda su Espíritu… Imagina que disuelve todas las dificultades para poder entenderte con todos los pueblos, con todos los credos…

 

EMIGRANTES

Patera

Debajo, el abismo:

arriba, el cielo;

atrás, la familia;

delante, la esperanza

 

Respira, siente, piensa – Cruzar el estrecho

Mira la foto y métete en la patera… Estás en la misma barca…

  • No sabes nadar y el mar parece que quiere engullirte… ¿Te lo imaginas? No es una ficción: el mar del Estrecho se ha llevado muchas vidas por delante…
  • Mira sus rostros, sus manos aferradas a la barca… Solo les alienta un sueño: encontrar entre nosotros una vida digna, ganar dinero para que sus familias puedan escapar de la miseria…
  • Piensa como ellos: has dejado atrás tu familia y te arriesgas por ella… ¿Has vivido así algo parecido? ¿Qué harías por tus seres queridos?

 

El Dios que emociona y se emociona – El Dios de los emigrante

Y dijo Dios: Cuando el Señor tu Dios te introduzca en esta tierra buena, entonces comerás y te saciarás y bendecirás al Señor tu Dios por la tierra buena que te ha dado. (Deuteronomio 8,7-10)

  • Reconoce que Dios esta de la parte de los emigrantes…, de aquellos que buscan una tierra buena y abundante… ¿Qué pasa por tu corazón al hacerlo?
  • Siente que Dios quiere estar con ellos en el peligro, en la prueba, en la búsqueda… Y tú, ¿dónde estás?

RECOGER CON JUSTICIA

Cosecha de esperanza

Rodando río abajo, hasta la ciudad, dejó caer la lluvia el agua.

Trajes de fiesta y caras de felicidad, el largo invierno ya se acaba.

Lluvia del porvenir

que el grano hará engordar

sobre la tierra soleada.

Hoy vuelven a esparcir,

hoy salen a sembrar

una cosecha de esperanza.

Cada mañana a la primera luz del sol y desde el sueño se levantan.

Abren la tierra que la herencia les dejó, regada con sudor y lágrimas.

Lluvia del porvenir…

Yelenben bulé…

Una cosecha de esperanza… que no se acaba.

Rodando cielo abajo, el sol se aleja ya pintando sombras alargadas.

Por el sendero se saludan al pasar, camino de regreso a casa.

Y vuelven a reír, y salen a cantar bajo la noche estrellada.

Y así van a dormir

para poder soñar

una cosecha de esperanza.

Yelenben bulé…

NACHO BÉJAR

 

Respira, siente, piensa – La esperanza del pueblo

África… Inmenso continente que se encuentra a la cabeza de la miseria mundial. La mayor parte de la población es campesina. Para el labrador, una semilla es una esperanza de un fruto que le permita espantar el fantasma del hambre para él y su familia. Por eso siembra y hace fiesta…

  • Cierra los ojos y escucha la canción… Pon la imagen a las palabras, como si hicieras una película… Comparte la alegría y la esperanza…
  • Vive el esfuerzo y la satisfacción por la tarea hecha… Confía ahora en la lluvia que llegará, en el sol que hará crecer la cosecha… Adelántate al tiempo y mira el campo lleno…

 

El Dios que emociona y se emociona – La promesa de la abundancia

¿Eres capaz de rezar como uno de estos campesinos africanos? ¡Prueba!

Vienen días, oráculo del Señor, en los cuales el que ara pisará los talones al segador, y el que vendimia al sembrador (Amós 9,13)

Ponte en su lugar y escucha esta promesa de Dios como hecha a ellos, para su reciente cosecha… ¿Cómo las recibirías?

¿Qué sentimientos te inundarían el corazón?

Hacia un mundo nuevo

Mundo de colores,

Mentes en paz…

La humanidad despierta

Respira, siente, piensa – Antiglobalización  

Son grupos muy distintos, como el Arco iris, pero tienen un objetivo común: denunciar

Injusticias del sistema y proclamar que otro mundo mejor es posible… ¿Has estado alguna vez en una concentración de este tipo?

  • Colócate con la imaginación en la foto… Rodéate con la bandera multicolor del arco iris… Siente que defiendes un mundo más justa.. Colócate un sombrero con un cartel que dice Peace.
  • Abre los ojos: mira toda la gente variopinta que se manifiesta contigo… Goza de la diversidad, con el deseo común de caminar hacía un mundo mejor.

El Dios que emociona y se emociona – Levanta la cabeza

Jesús decía: Tened animo y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación,. (Lucas 21,28)

  • Mira hada el suelo, encorvado, como preocupado por lo que tienes cerca.. ¿Qué cosas no te dejan mirar a lo lejos? Siente cómo respiras mal, con estrechez…
  • Lentamente incorpórate y mira a lo lejos… Siente cómo abres el pecho y respiras con holgura..
  • Imagina lo que podría ver si levanta la cabeza: un futuro nuevo y mejor