Campamentos KAIRÓS 2017: Una noche con Jesús


Las mil y una noche

Cada noche es diferente, única. La noche es un tiempo irrepetible en el que:

  • Surgen muchos sentimientos en nosotros.
  • Tomamos más conciencia de lo que nos pasa.
  • Estamos más dispuestos para todo.
  • Nos conocemos mejor.
  • Somos más vulnerables, tenemos menos capas protectoras y, tal vez por eso, somos más auténticos.

Pero la noche también suele ser un momento de pura evasión, de diversión superficial. Un tiempo en el que estamos juntos pero sin comunicarnos, en el que sentimos cosas pero no las aprovechamos, en el que escondemos nuestro verdadero ser…

Conocer nuestros sentimientos nos hará más libres a la hora de elegir cómo queremos vivir la noche.

“En nuestra oscuridad, enciende la llama de tu amor.”

Imagina que una noche Jesús pasa por tu casa y te invita a ir con él, para estar juntos un rato.

  • Te dejas que elijas sitio. ¿Dónde irías? (Da igual adónde vayas; él se puede hacer presente en cualquier sitio.)
  • Puede estar en una montaña con el firmamento estrellado como techo o cenando en un restaurante…Tú eliges.
  • Cierra los ojos e imagínate con él en ese lugar que has elegido. Date cuenta que es noche.
  • Pasa un rato con él y escucha cómo te dice: “Ánimo, soy yo, no tengas miedo”
  • Cuéntale lo que quieras, lo primero que salga de tu corazón en este momento.
  • Él escucha y comprende todo lo que le cuentas; no te juzga.
  • Y en la intimidad de la noche, tú le pides que te hable :”¿Qué me quieres decir, Jesús?”

En silencio, permanecéis juntos, así mirando lo que habéis compartido.