Relato de una peregrinación a la Virgen de la Cabeza, Víctor

23 de octubre.- Siempre había tenido en mi pensamiento la idea de subir de nuevo  al Cerro del Cabezo, para visitar a la Morenita;  ahora si Dios quiere voy a ver realizado mi deseo.

El próximo día 26 de octubre de este año, 2012, la Delegación  Episcopal para la Juventud de la Diócesis de Jaén tiene prevista la subida a través de Sierra Morena; aún quedan días para el tan esperado encuentro con todos los peregrinos, vienen días de revuelo para que todo salga como esperamos.

Todos miramos con insistencia al cielo pues parece que no está dispuesto a acompañarnos, pero eso no nos va a quitar la ilusión y seguimos trabajando en ello….

26 de octubre.- Ya está todo listo, por fin llegó el día, mis compañeros  salieron a las 18.30 de la tarde  y ya están listos allí en Andújar, yo por motivos de trabajo me veo obligado a incorporarme mas tarde.

Termino de trabajar, tomo mis bártulos y me dirijo al encuentro con ellos.

A mi llegada a Andújar ya habían empezado los actos, pero yo me uno a ellos en la Oración,  en la Parroquia de San Eufrasio. En medio de un gran recogimiento los allí reunidos pedimos por todos los que íbamos a emprender la aventura, y  por todos los jóvenes en general. Nos pusieron un video, del Beato Juan Pablo II, video impresionante donde saque un lema para esta peregrinación “Buscad  a Cristo, mirad a Cristo, vivir en Cristo “

El tiempo seguía revuelto por lo que no tenían claro el momento de la salida, por lo que mientras tanto nosotros nos organizábamos para dormir un rato, ya que la hora prevista de levantarse era las 4:30 de la mañana.

Ya con todo el equipo preparado nos dirigimos a desayunar al convento de las monjitas, para llenar el estomago, un cola-cao calentico  y unos ricos sobados para coger energía. Empezó a caer una tromba de agua cuando nos  dirigimos al cuadro de la Virgen, para hacer la primera oración.

Comenzamos andar, saliendo de Andújar portal histórico de Sierra Morena,  nos detenemos para realizar una segunda oración delante del “Campo Santo”. Nos adentramos por fin en la sierra, por las rutas serranas hasta el Santuario de la Virgen de la Cabeza.

 

Tras llevar unos kilómetros andados bajo la lluvia, “El camino parece ser empinado, pero no importa. El camino lo abren los peregrinos tan solo quedar seguir sus pasos y llegar al cerro”

 

Llegada a San Ginés,  parada para descansar y reponer fuerza. Veo la llegada de bastante peregrinos, me doy cuenta de donde estoy metido nuevamente, con  una gente maravillosa, con una experiencia única con un único fin: “Renovar nuestra devoción a  Nuestra Señora “

Retomamos de nuevo nuestro camino, parece que el tiempo se esta aclarando. Momento de sacar la cámaras y fotografiar la experiencia. Caminando junto a mis compañeros del camino, tras momento de conversación, risas, canticos, pienso:“Si, me siento libre, a solas con mi nombre, como mi único equipaje , mi bordón, y mi senda al Santuario.”

Me adelanto un momento para, realizar mi oraciones, un encuentro personal con Dios, en tal momento que me vienen a la mente varias frases, pero a destacar una del Beato Juan Pablo II “Rezo, para que las fuerzas del bien venzan en nosotros mismos en el combate contra el mal.”

Un encuentro con  la naturaleza,  con el verso del poema de Fernando Villalón:

Sierra Morena, la sierra morena de las Españas, que mora tiene las cumbres porque mora tiene el alma.

Llegando a Lugar Nuevo y encontrarme con ese bosque mediterráneo con toque de color  otoñal, viendo pasar a los peregrinos por el puente, se me viene a la memoria otra frase: “Me gustaría ser como estos arboles, y quedarme aquí, pero hay que seguir”.

 

Entramos en el ultimo tramo conocido como los “Caracolillos”, subida empinada, aunque sin dificultad, y sin olvidar la grata compañía de Carmen, Germán, Pepe, Juan Antonio y muchas otras personas, que como yo, van de peregrinación, viendo de fondo el Santuario  “ya queda menos esta a los pies de la Morenita, y rezarle”.

Al fin nos encontramos en el Arco de la Calzada del Santuario.

Hemos concluido con éxito nuestra subida, ahora toca entrar al Santuario, para esta con Ella, póstranos a sus pies, rezarle, agradecerle y estar con Ella en unos momento de recogimiento.

En este momento ya estamos ilusionados, pesando en una próxima subida.

¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE  LA CABEZA!!!

Print Friendly, PDF & Email