Belén de Playmobil (Hdad. Resucitado & Virgen de la Victoria)


La cruz de Lampedusa en la Diócesis Jaén (del 9 al 22 de diciembre)


Como tú, María

¡QUIERO SER COMO TÚ, MARÍA!

Alegre, para que los que viven junto a mí sean más felices
Prudente, para que  mis palabras no causen heridas
Orante, para escuchar la voz del Señor
Sencillo, para no dejarme engañar por el escaparate de la sociedad
Valiente, para no acobardarme ante las dificultades
Con las manos abiertas, para dar aquello que otros necesiten
Afable, para tratar a los demás con respeto y cariño
Limpio, para no juzgar por las apariencias
Con esperanza, para huir del pesimismo
Oyente, para conducirme por la Palabra de Dios
Te ofrezco, María, mi DEBILIDAD
Que Tú la transformes en algo agradable a Dios


María se fió de Dios

María se fió de Dios

¿Sabes que, en el mundo, hay más de mil millones de católicos?
¿Te imaginas que, esos mil millones de personas,
hiciéramos a la vez un esfuerzo por la paz, en contra del hambre, en pro de la justicia de la familia, en contra del aborto……?
¿Qué ocurre entonces?
En el fondo no tememos a Dios; es decir…nos cuesta fiarnos
de su Palabra, de sus promesas.
Y luego, hacemos lo que hacemos.
¿Por qué no ofrecemos a la Virgen nuestro deseo de cumplir la VOLUNTAD de Dios con palabras y con obras?


El futuro de los más jóvenes – El Video del Papa 12 – diciembre 2019


Tríduo a María Inmaculada – patrona del Seminario –


Kairós – dando testimonio de su fe con palabras y obras

Kairós, dando testimonio de su fe, con palabras y obras.


Mensaje del Papa Francisco a los profesores

“El Sol no se apaga durante la noche, se nos oculta por un tiempo por encontrarnos «al otro lado», pero no deja de dar su luz y su calor. El docente es como el Sol. Muchos no ven su trabajo constante, porque sus miras están en otras cosas, pero no deja de irradiar luz y calor a los educandos, aunque únicamente sabrán apreciarlo aquellos que se dignen «girarse» hacia su influjo.
Yo les invito a ustedes, profesores, a no perder los ánimos ante las dificultades y contrariedades, ante la incomprensión, la oposición, la desconsideración, la indiferencia o el rechazo de sus educandos, de sus familias y hasta de las mismas autoridades encargadas de la administración educativa. La educación es el mejor servicio que se puede prestar a la sociedad, pues es la base de toda transformación de progreso humano, tanto personal como comunitario. Este sacrificado servicio pasa desapercibido para muchos. Probablemente, ustedes no podrán ver el fruto de su labor cuando éste aparezca, pero estoy convencido de que gran parte de sus alumnos valorarán y agradecerán algún día lo sembrado ahora. No confundan nunca el éxito con la eficacia. En la vida no siempre lo eficaz es exitoso y viceversa. Tengan paciencia, mejor, esperanza. No olviden que la clave de toda obra buena está en la perseverancia y en ser conscientes del valor del trabajo bien hecho, independientemente de sus resultados inmediatos. Sean fuertes y valientes, tengan fe en ustedes y en lo que hacen.
Que Dios les bendiga y bendiga su anegadas labor diaria, la mayoría de las veces oculta, silenciosa e inapreciada, pero siempre eficaz y valiosa”

Papa Francisco


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén