¿Volver a la vida?

EL REGRESO DE JESÚS O LA HISTORIA DE LA

RESURRECCIÓN

Que esto es posible…Morir…y, sin embargo, encontrar una vida…

…lo sabemos desde que Jesús murió y resucitó. A Marta, que no quería creer que Lázaro podía recibir de Jesús una nueva vida, le dijo Jesús: ”Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mi, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre”.

Y le preguntó también: ”¿Crees esto?”.

Esta pregunta la debe responder cada cristiano:

¿Crees esto de Jesús?

Seguir leyendo”…


CON FLORES A MARÍA 2017 – Grupos KAIRÓS de Jaén hacen la Ofrenda Floral a la Santísima Virgen de la Capilla

KAIRÓS, CON FLORES A MARÍA

El pasado sábado, 13 de mayo, los cristianos celebrábamos un hecho muy importante: el centenario de la aparición de la Virgen María en Fátima. Por ello, grupos Kairós de Jaén aprovechamos este día tan especial para tener una celebración comunitaria en torno a nuestra Madre. En nuestro caso lo hicimos en su advocación de la Capilla, que es la Patrona de la ciudad de Jaén.                             

A las 19:00 h de la tarde los grupos Kairós de las parroquias de El Salvador, la Santa Cruz, la Merced, San Pedro Poveda, Santa Isabel y el grupo GOSP-Kairós del Colegio del Sagrado Corazón se unieron a la reunión Kairós semanal del grupo de San Ildefonso.

Los acompañantes les dimos a todos la bienvenida a nuestra parroquia junto a Míriam, una adolescente de San Ildefonso, que animó a sus compañeros a comenzar la jornada presentándose e indicando de qué parroquia venían.

A continuación, para encauzar nuestra reunión y recordar el motivo principal por el que nos habíamos reunidos, vimos un breve vídeo con el que descubrimos la importancia que la Virgen tiene para los cristianos. 

Seguir leyendo”…


La Resurrección

103 YC.- ¿Murió Jesús realmente o quizás pudo resucitar precisamente porque sólo había sufrido la muerte en apariencia?

Jesús murió realmente en la Cruz; su cuerpo fue enterrado. Esto lo atestiguan todas las fuentes.

En Jn 19, 33ss los soldados comprueban expresamente la muerte de Jesús: abren el costado de Jesús muerto con una lanza y ven que salen sangre y agua. Además se dice que a los crucificados con él les quebraron las piernas, una medida para acelerar el proceso de la muerte; esta medida ya no era necesaria en el caso de Jesús en el momento en cuestión, porque él ya estaba muerto.

104 YC.- ¿Se puede ser cristiano sin creer en la Resurrección de Cristo?

No, «Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra predicación y vana también vuestra fe» (1 Cor 15,14). [631, 638, 651]

dibu12abril2015color

Seguir leyendo”…


TRIDUO PASCUAL: ¿Qué celebramos el Domingo de Resurrección?

¿Qué celebramos el Domingo de Resurrección?

“Al tercer día resucitó”, en esta piedra angular se basa la fe cristiana.

El Señor de la vida había muerto, pero ahora vive y triunfa.

El Domingo de Pascua es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro. Este hecho es fundamental para el cristianismo. La historia cuenta que en cuanto se hace de día, tres mujeres van al sepulcro donde Jesús estaba enterrado y ven que no está su cuerpo. Un Ángel les dice que ha resucitado. Van corriendo donde está la Virgen con los Apóstoles y les dan la gran noticia: ¡Ha resucitado! Pedro y Juan corren al sepulcro y ven las vendas en el suelo. El desconsuelo que tenían, ayer, se transforma en una inmensa alegría. Y rápidamente lo transmiten a los demás Apóstoles y discípulos. Y todos permanecen con la Virgen esperando el momento de volver a encontrarse con el Señor.

Éste es el día de la esperanza universal, el día en que en torno al resucitado, se unen y se asocian todos los sufrimientos humanos, las desilusiones, las humillaciones, las cruces, la dignidad humana violada, la vida humana no respetada.

En la Resurrección la vocación cristiana descubre su misión: acercarla a todos los hombres.

El hombre no puede perder jamás la esperanza en la victoria del bien sobre el mal. Por esta razón los cristianos con gran júbilo celebran este día la Misa Pascual del Domingo de Resurrección.

“En este día de tu triunfo sobre la muerte, que la humanidad encuentre en ti, Señor, la valentía de oponerse de manera solidaria a tantos males que nos afligen”, clamó el jefe de la iglesia católica. (S.S. Juan Pablo II, 2004)

 resucitado5

 

 


TRIDUO PASCUAL: ¿Cómo vivimos el Sábado Santo?

El sábado santo es un día de oración junto a la tumba esperando la resurrección. Es día de reflexión y silencio. Es la preparación para la celebración de la Vigilia Pascual.

Durante el Sábado Santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección.

Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío.

La Cruz sigue entronizada desde ayer. Central, iluminada, con un paño rojo, con un laurel de victoria. Dios ha muerto. Ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad.

Es el día de la ausencia. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz “¿por qué me has abandonado”?- ahora él calla en el sepulcro. Descansa: “todo se ha cumplido”.

Pero este silencio se puede llamar plenitud de la palabra. El anonadamiento, es elocuente. “Fulget crucis mysterium”: “resplandece el misterio de la Cruz.”

El Sábado es el día en que experimentamos el vacío. Si la fe, ungida de esperanza, no viera el horizonte último de esta realidad, caeríamos en el desaliento: “nosotros esperábamos… “, decían los discípulos de Emaús.

Eso sí, no es un día vacío en el que “no pasa nada”. Ni un duplicado del Viernes. La gran lección es ésta: Cristo está en el sepulcro, ha bajado al lugar de los muertos, a lo más profundo a donde puede bajar una persona. Y junto a Él, como su Madre María, está la Iglesia, la esposa. Callada, como él.

jesusvencemuerte


Meditación: LA PASCUA DEL SEÑOR

 Dias tensos
La noche de la despedida
Lo recibido y transmitido
El lavatorio los pies
El amor hasta la muerte
El poder de las tinieblas

Tres días tensos
Desde que Jesús entróaclamado en Jerusalem las cosas se han puesto muy mal para él.

Se atreve a calificar al templo como “cueva de ladrones”y no es “casa de oración para todos los pueblos”(Mc 11, 11ss)

Al atardecer salía fuera de la ciudad (Mc 11, 20, Lc 21, 37)
Y los sumos sacerdotes y los letrados buscaban eliminarlo pero la gente le buscaba y estaba pendiente de lo que decía (Lc 19, 47s)
Con la parábola de los dos hijos… dice que los publicanos y las prostitutas hacen la voluntad de Dios pero los “sumos sacerdotes y ancianos del pueblo “no (Mt 21, 28-32)
Parábola de los viñadores que matan al heredero… (Mt 21, 33ss)
Los   que no quisieron ir al banquete de la fiesta ( Mt 22, 11ss)
Seguir leyendo”…


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies