ACTO PENITENCIAL KAIRÓS 2019 – Volvemos al Padre (Confesión)

LA CONFESIÓN

¿Estás dispuesto a experimentar el verdadero efecto liberador de la confesión? En el sacramento de la reconciliación descubrimos la belleza del amor y de la misericordia de Dios.

En la confesión recibimos una fuerza liberadora y un nuevo comienzo con Dios. Y la alegría de esta experiencia es realmente visible.

¡Comienza de nuevo! ¡Confiésate!

¡HOLA , DIOS! ¡OTRA VEZ ESTOY AQUÍ!

¡Hola, Dios, otra vez estoy aquí! He metido bastante la pata. Me he apartado del camino. Sé exactamente por qué. Todo pecado, cualquier falta de amor, TE afecta. ¡Sólo tú eres Dios! Sólo tú puedes perdonarme.

¡Aquí estoy, perdóname!

A pesar de que en mi vida ya me he confesado cientos de veces, siempre tengo que hacer un esfuerzo. Y eso que sé que cinco minutos después, cuando salgo del confesionario, voy a estar tan contento como después de darme un baño en el mar.

  • Hay paz en mi alma.
  • Podría cantar y bailar de alegría.
  • No todos tienen esa alegría espontánea, pero para mí es así.

Cuando en nombre de Jesús, el sacerdote perdona tus pecados, entonces puedes realmente volver a empezar de nuevo. Imagínate: ¡Totalmente nuevo! Sí, empieza la vida para ti, una vida que comienza ahora desde el principio.

¡Dios, que es Amor, no sólo te perdona tus pecados, sino que incluso, en cierto sentido, los olvida!

Seguir leyendo”…


ACTO PENITENCIAL KAIRÓS 2019 – Volvemos al Padre (Oración)

VOLVEMOS AL PADRE

Juntos rezamos diciendo…

Lava del todo mi delito,

limpia mi pecado.

Pues yo reconozco mi culpa,

tengo siempre presente mi pecado.

Contra ti, contra ti solo pequé,

cometí la maldad que aborreces.

Lávame: quedaré más blanco que la nieve.

Hazme oír el gozo y la alegría,

que se alegren los huesos quebrantados.

No me arrojes lejos de tu rostro,

no me quites tu santo espíritu.

Devuélveme la alegría de tu salvación,

afiánzame con espíritu generoso.

Amén

(Salmo 51)

DINÁMICA: “Historia del hombre rico”

Después del examen de conciencia escribiremos en un papel, en la cruz con la que Jesús cargó todos nuestros pecados nuestras faltas y con ella iremos a confesar.

Por último, besaremos la cruz, en señal de agradecimiento por el perdón recibido.

 

Juntos rezamos diciendo…

Te adoro, oh cruz, porque en Ti está clavada la fuente de la Vida
Te amo, oh cruz, porque desde Ti destella la luz de la vida
Te necesito, oh cruz, porque en Ti habla el futuro de nuestra vida
Sí, oh cruz, nunca la madera fue tan rociada por el amor
Si, oh cruz, nunca un madero fue tan gigantescamente grande
como para abrazar a toda la humanidad
Sí, oh cruz, jamás un leño fue tan inmensamente alto
como para dejar que, desde el cielo, Dios a través de la carne
se desangrara por amor y un amor loco y sin medida.
Te adoro, oh cruz, porque cuando estoy abandonado
me acuerdo de Aquel que, en Ti, fue tan olvidado y arrinconado
Te amo, oh cruz, porque cuando estoy herido
levanto mis ojos y veo  un cuerpo destrozado
Te necesito, oh cruz, porque cuando caigo
encuentro en Ti clavado a Aquel que por el hombre se levantó.
Sí, oh cruz, nunca el horizonte fue roto por tan inigualable silueta
Si, oh cruz, nunca la tierra acogió en sus entrañas tanta pasión
Si, oh cruz, nunca los hombres vivieron
horas de tanta pasión y dolor, silencio y fortaleza: Cristo
Te adoro, oh cruz, porque el absurdo dará paso a la Gloria
Te amo, oh cruz, porque el escándalo tendrá respuesta definitiva
Te necesito, oh cruz, porque al final vencerá la luz
Te beso, oh cruz, porque estoy dispuesto a recibirte
cuando llames a mi puerta, aunque al principio me resista.
Te beso, oh cruz, porque el camino de Jesús
quiero que sea el mío y nunca de él desviarme
Te beso, oh cruz, porque deseo completar en lo que haga falta
la Pasión y Muerte del mismo Nazareno.
Te beso, oh cruz, porque aunque nos parezca lo contrario
eres un tronco  por el que, Dios, da un beso doloroso a toda la tierra.

 

Juntos rezamos diciendo…

Te necesito a ti,

Señor, como mi maestro,

cada día te necesito.

Dame la claridad de la conciencia,

que sólo puede alcanzar

tu Espíritu.

Mis oídos son sordos,

no puedo oír tu voz.

Mi vista está empañada,

no puedo ver tu signo.

Sólo tú puedes afinar mi oído, aclarar mi mirada

y limpieza mi corazón.

Enséñame a sentarme a tus pies,

y a escuchar tu palabra.

Amén.

(John Henry Newman)

UNA VEZ CON EL CORAZÓN LIMPIO, ME COMPROMETO…

(lee en silencio)

  1. Corregiré o me propongo luchar contra… (contra qué, piénsalo).
  2. Daré mi mano amiga a… (piensa a quién). Así le ayudaré, le sonreiré y le apoyaré.
  3. Haré esta obra buena… Pondré este gesto… (indícalos) para alegrar a mis padres.
  4. Nunca hablaré mal de nadie; me esforzaré por sembrar «lo positivo» (especifica).
  5. Perdono a… (nombra a quién). Se lo voy a demostrar con algún gesto… (piénsalo).
  6. No voy a dejar pasar hoy sin hacer esta buena obra (señálala).
  7. Hoy voy a leer un trozo del Evangelio y voy a meditarlo (prográmalo).
  8. Voy a tener un rato de diálogo con el Señor en un día determinado (fíjalo).
  9. He visto la trampa en la que con más frecuencia caigo: intentaré esto (indícalo).
  10. Voy a dedicar hoy y algún otro día un rato para pensar y ordenarme por dentro…
  11. Voy a ser menos egoísta con los de mi casa (busca cómo).
  12. Mi defecto dominante es… (piensa en él) y voy a hacer una acción concreta para irme superando (¡concreta!).

“No nos cansemos jamás de sentir la necesidad de su perdón, porque cuando somos débiles su cercanía nos hace fuertes y nos permite vivir con mayor alegría nuestra fe” (Papa Francisco)

Juntos rezamos diciendo…

Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,limpia mi pecado.

Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado:
contra ti, contro ti sólo pequé,cometí la maldad que aborreces.

Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quietes tu santo espíritu.

Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso.
Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.

POR TU CRUZ Y RESURRECCIÓN NOS HAS SALVADO, SEÑOR


Profundizar en la Pasión de la mano de Pastoral SJ

(Imagen: “El Rey de los Mindundis“)


Bienaventuranzas de la Cuaresma (contra un corazón de piedra)

Felices quienes recorren el camino cuaresmal con una sonrisa en el rostro y sienten cómo brota de su corazón un sentimiento de alegría incontenible.
Felices quienes durante el tiempo de Cuaresma, y en su vida diaria, practican el ayuno del consumismo, de los programas basura de la televisión, de las críticas, de la indiferencia.
Felices quienes intentan en la cotidianidad ir suavizando su corazón de piedra, para dar paso a la sensibilidad, la ternura, la com-pasión, la indignación teñida de propuestas.
Felices quienes creen que el perdón, en todos los ámbitos, es uno de los ejes centrales en la puesta en práctica del Evangelio de Jesús, para conseguir un mundo reconciliado.
Felices quienes se aíslan de tanto ruido e información vertiginosa, y hacen un espacio en el desierto de su corazón para que el silencio se transforme en soledad sonora.
Felices quienes recuerdan la promesa de su buen Padre y Madre Dios, quienes renuevan a cada momento su alianza de cercanía y presencia alentadora hacia todo el género humano.
Felices quienes cierran la puerta a los agoreros, a la tristeza y al desencanto, y abren todas las ventanas de su casa al sol de la ilusión, del encanto, de la belleza, de la solidaridad.
Felices quienes emplean sus manos, su mente, sus pies en el servicio gozoso de los demás, quienes más allá de todas las crisis, mantienen, ofrecen y practican la esperanza de la resurrección a todos los desvalidos, marginados y oprimidos del mundo. Entonces sí que habrá brotado la flor de la Pascua al final de un gozoso sendero cuaresmal.
Miguel Ángel Mesa (Bienaventuranzas de la Vida -PPC-)

Entra en lo más secreto de ti y ora

Entra en lo más secreto de ti y ora

(Mateo 6,1-6.16-18)

A Dios le gustan poco las apariencias y los que viven de apariencias. En el cielo no hay salas de maquillaje ni tiendas de trastos para poder aparentar. Las “apariencias” las crea la sociedad de consumo y las ideas falsas que nos hacemos de nosotros mismos cuando nos creemos que somos algo. ¡Qué bien se nos da disimular! Hay maquillajes o disimulos ordinarios: “¡Límpiate, que no te vean que tienes ojeras, o que has llorado, o que tienes el alma por los suelos!”. Y hay otros que nos hacen vivir de manera falsa, doble, al margen de nuestras posibilidades…

Dios “cala” el corazón. Dios está en el secreto, en lo escondido, en lo que se hace con corazón y nadie lo ve, solo los perciben los de mirada de profundidad…

A Dios no le interesa que cambies de aspecto, ni que disimules. A Dios le gustas tal como eres. Si te enfundas disfraces y apariencias nunca aceptarás la realidad, nunca cambiarás ni removerás el corazón…

Dios ve lo escondido. Nada de lo que haces y los otros no ven, se queda sin ver a los ojos de Dios. Tantas veces te quejas de cosas que haces, de detalles que cuidas y que, sin embargo, la persona en quien pensabas no los ve, no los aprecia… Que sepas que nada de lo mejor tuyo pasa desapercibido para Dios. Nada. Los ojos de Dios llegan al secreto del corazón y leen tus y mis secretos. Dios no es Dios de apariencias.

Si fuéramos… la Cuaresma sería

-Si fuéramos automóviles, la Cuaresma sería el tiempo de cambiar el aceite y afinar el motor.
-Si fuéramos jardines, la Cuaresma sería tiempo de fertilizar nuestra tierra y arrancar las malas yerbas.
-Si fuéramos alfombras, la Cuaresma sería tiempo de darles una buena limpieza con el aspirador o una buena sacudida.
-Si fuéramos baterías (pilas), la Cuaresma sería tiempo de recargarlas.
Pero no somos ninguna de estas cuatro cosas:
-Somos personas que, quizá, muchas veces hemos hecho cosas malas y necesitamos arrepentirnos de ellas. De aquí la necesidad de hacer una buena confesión.
-Somos personas que muchas veces nos dejamos llevar por nuestro egoísmo y que, por lo tanto, necesitamos empezar a pensar en los demás. De aquí la necesidad de la limosna.
-Somos personas que muchas veces perdemos de vista el fin para el que fuimos creados por Dios.
Necesitamos, pues, recobrar la vista. De aquí la necesidad de la oración.

CUARESMA – 40 días para convertirme al Amor

40 DÍAS PARA CONVERTIRME AL AMOR

Descargar (PDF, 443KB)

Seguir leyendo”…


En torno a Tí, Señor

En torno a Tí, Señor

 

El pasado sábado 2 de febrero los grupos Kairós de San Juan, San Félix, Santa Isabel, La Inmaculada y San Pedro Pascual, La Santa Cruz, San Ildefonso, El Salvador y GOSP Kairós, nos reunimos en la parroquia de San Félix para tener una jornada de convivencia “en torno a ti, Señor”.

La idea de la convivencia era la de pasar una tarde-noche de sábado diferente… reuniendo a todos los chavales de los distintos grupos Kairós de la diócesis en torno a lo que mueve nuestro interior, a lo que nos da fuerzas para continuar nuestro día a día, en torno a la Fe que compartimos, en definitiva, en torno a ti, Señor.

Seguir leyendo”…


CONVIVENCIA KAIRÓS “En torno a ti”


La Virgen Peregrina ya está en…¡Santa Isabel!

LA VIRGEN PEREGRINA

Desde el mes de diciembre, el grupo Kairós de San Ildefonso hemos tenido la imagen de la Virgen Peregrina en nuestra parroquia. El domingo 20 de enero tocó volver a peregrinar con ella… ¿próximo destino? ¡Santa Isabel!

Y allí nos dirigimos…en la puerta nos esperaban nuestros amigos de Santa Isabel. Llevamos la Imagen ante el altar y compartimos un momento de oración en el que entre cantos dimos gracias y le pedimos a la Virgen por nuestras intenciones…

A continuación, celebramos la Eucaristía que presidió don Francisco Carrasco.

Por último, esperamos en la plaza al grupo Kairós de Santiago Apóstol que junto a más feligreses de su parroquia trajeron la cruz de la Misión que recorre en estos días nuestra ciudad.

Todos juntos, compartimos un momento de oración ante la cruz.

Damos las gracias al grupo de Santa Isabel por su acogida y esperamos que de frutos la estancia de la Imagen junto a ellos.
Seguir leyendo”…


FIESTA DE NAVIDAD 2018 – ¡Celebramos el día de San Juan Evangelista!

FIESTA NAVIDEÑA 2018

Un año más, en la festividad de San Juan Evangelista (¡el más joven de todos los apóstoles!), celebramos la convivencia – fiesta navideña del grupo Kairós San Ildefonso. Este año, ha sido más especial todavía pues se han unido a la fiesta algunos niños y adolescentes del coro infantil – juvenil y de catequesis de 3º de Confirmación.

Comenzamos la tarde de la forma más divertida: ¡patinando sobre hielo! Unos con más destreza, otros continuamente pegados a la barandilla o a un muñeco de los Minnios…pero sin duda, todos pasamos un buen rato de risas entre caída y caída.

A continuación, nos dispusimos a ser…¡sembradores de estrellas por las calles de Jaén!

Al comienzo de forma tímida, después bastante más animados…fuimos cantando los villancicos que Eva, la responsable del coro, nos iba indicando mientras regalando pegatinas felicitábamos alegremente la Navidad a todos los que nos encontrábamos en el camino.

¡Hasta que hicimos una parada! ¿Dónde? Pues en un lugar muy muy especial para nosotros, ¡la residencia de las Hermanitas de los Pobres!

En esta tarde no nos era posible ayudar a servir la cena, como en tantas ocasiones hemos hecho, pero no podíamos perder la oportunidad de visitarles, cantarles unos villancicos y desearles de todo corazón una FELIZ NAVIDAD.

Además, pudimos visitar su precioso Belén.

Después, continuamos sembrando estrellas hasta nuestra parroquia de San Ildefonso.

Allí celebramos la Eucaristía junto a los jóvenes de las cofradías de la Vera Cruz y de la Soledad.

¡Qué alegría ver a tantos jóvenes juntos! ¡Ojalá nos juntáramos mucho más!

Finalizada la Eucaristía, ¡a las criptas!

Allí, los adolescentes y jóvenes del grupo Kairós nos entregamos nuestro “Amigo invisible”, una postal navideña hecha a mano con un montón de cariño.

Y después…¡Cena compartida! ¡Qué rico estaba todo!

Fue un rato estupendo de convivencia que tuvo como guinda del pastel un buen ratito de karaoke dónde una vez más…¡lo dimos todo!

Con la inmensa alegría de que Jesús nace en nuestros corazones y tras habernos encontrado con Él en nuestros hermanos, en los mayores, en los enfermos…os deseamos a todos los que nos leéis una muy FELIZ NAVIDAD y un MARAVILLO 2019.

Seguir leyendo”…


CONVIVENCIA NAVIDEÑA/ ENCUENTRO CON DIOS EN LA NATURALEZA – Testimonio de Olga

ENCUENTRO CON DIOS EN LA NATURALEZA

Me dirijo a mis amigos del grupo Kairós que aunque llevo poco tiempo con ellos me esta gustando mucho porque me está dando la oportunidad de conocer a gente muy cariñosa e importante para mí.

El día 22 hicimos una excursión al campo, nos reunimos todos en la iglesia de la Santa Cruz, donde posteriormente tuvimos un rato de oración.

Luego pusimos rumbo hacia el camino de encuentro con Dios, subimos por el campo e hicimos dos paradas; una más cerca de la ciudad donde se podía distinguir el cantar de los pájaros y el ruido de la ciudad y otra en una explanada más alejada de la ciudad donde hicimos un vídeo de Navidad simulando un belén. A continuación nos dirigimos hacía unos merenderos donde comimos, jugamos y disfrutamos de las maravillosas vistas que ofrecía el Neveral, sobre las 4-4:30 horas aproximadamente comenzamos el descenso y nos dirigimos al mismo punto donde había comenzado la ruta.

Opinión personal: Si que es verdad que puesto que es la primera vez que voy a este evento me lo esperaba de otra manera, quizás más corto el trayecto y más fácil de acceder al camino, también es verdad que fue una experiencia inolvidable, ya que a veces es bueno desconectar de la rutina para disfrutar del silencio y de otras muchas cosas que esconde la naturaleza. Y sobre todo y lo mas importante de este viaje es que podemos encontrar a Dios en cualquier parte adonde vayamos, porque simplemente el va adonde vayamos nosotros.


¡¡¡Feliz Navidad!!! Nos ha nacido el Salvador

¡¡¡Feliz Navidad!!! Nos ha nacido el Salvador

El pasado sábado 22 de diciembre los grupos Kairós de San Juan, San Félix, Santa Isabel, San Ildefonso, San Pedro Poveda, GOSP-Kairós y La Santa Cruz despedimos el Adviento y dimos comienzo a la Navidad con la Convivencia en la Naturaleza “Aquí estoy”.

Tras dos años de inclemencias meteorológicas, este año el tiempo nos acompañó y pudimos disfrutar de una jornada muy soleada, aunque eso sí… con un poco de barro también.

Comenzamos la actividad en la parroquia de La Santa Cruz, donde fuimos recibidos y acogidos. Allí, los más de 60 adolescentes junto a sus acompañantes comenzamos poniéndonos en presencia del Señor, pidiéndole que pudiéramos escucharlo y verlo en la naturaleza, así como continuar la preparación de nuestro corazón, para que nazca en cada uno de nosotros y nos encontremos con Él en esta Navidad y en cada día del nuevo año que comienza. Finalmente, nuestro párroco, D. José López Chica, realizó el envío misionero en esta última etapa del Adviento y nos dio la bendición para salir a la Naturaleza y sembrar estrellas por el camino mientras esperábamos encontrarnos con el silencio de Dios. Con el “Aquí estoy”.

Seguir leyendo”…


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén