TAIZÉ 2018 – Testimonio de Fátima

TAIZÉ 2018

¿Qué ha sido para mí el viaje a Taizé?

Bueno pues no sé explicarlo porqué eso se tiene que vivir.
Es más de una semana donde vives muchos sentimientos, emociones y momentos que no podrás vivir en otro sitio. Yo os lo puedo contar pero os recomiendo y deseo que vengáis porqué es una experiencia inolvidable y conoces a muchísima gente.
A lo mejor pensáis que yo soy sociable y que me resulta más fácil conocer a la gente pero para mí fue horrible hablar con la gente extranjera porqué no sabía mucho inglés jajaja
Bueno aunque yo no supiera hablar muy bien inglés era super chulo porqué te entendías con la gente y me sentí como super guay porqué ¡¡¡me entendían!!
Y bueno yo tuve la suerte de que este año hubo muchos españoles y me sentía como en casa. Pero da igual cuánta gente hable tu idioma porqué allí la gente te acoge y son super buenos.
Allí se trabaja, se aprende y se habla y sobretodo te lo pasas super bien. Existe una especie de voluntario y yo lo hice y estuvo super bien.
Una de las cosas que más me gustó fue que todos los días puedes reflexionar sobre muchas cosas porqué los hermanos que viven allí nos decían que disfrutáramos del silencio porqué algunas veces son necesarios y aunque os parezca raro a mí al final me gustó y ahora lo echo de menos.
Bueno ya me despido, ¡¡¡hasta el año que viene!!! ¡¡¡Volveré a Taize!!!
¡¡¡Os deseo que vengáis es lo mejor!!!😘👌
#taize


CAMPAMENTOS 2018 – ¡Las mejores imágenes!

CAMPAMENTOS SAN ILDEFONSO 2018

“Confío en Ti, no vamos solos”

  • Mucho más que pasárselo bien…
  • Una experiencia de fe…
  • Un encuentro con Dios, la naturaleza y los hermanos…
  • Una experiencia de comunidad, de familia…

 

Mil gracias a cada uno de los que lo habéis hecho posible:  papás, niños, adolescentes, jóvenes, organizadores, párroco…


Creo en la paz

CREO EN LA PAZ

Creo en la paz siempre joven.
Creo en la paz de los hombres nuevos.
En la paz, grabada en corazones de carne.
En la paz, en la paz sin tiempo.

Creo en la paz que destruye las armas.
En la paz de bombas de risa.
En la paz de la verdad.
Creo en la paz de los silos recoletos de trigo.

En la paz del ser frente al tener.
En la paz sin barrotes.
Creo en la paz de los que se abrazan y besan.
En la paz de los que perdonan y olvidan.
En la paz con letras mayúsculas.

Creo en la paz de campos de girasoles.
En la paz de ríos limpios.
En la paz que no se compra en los mercados.
Creo en la paz de la justicia.
En la paz de la solidaridad.

En la paz de la misericordia.
Creo en la paz del Creador de la Paz.
Padre nuestro, paz
Padre nuestro, de todos: ni mío ni tuyo, sino de todos y para todos por igual: paz.

Que estas en el cielo y en la tierra, allí donde crece la paz,  y, con entrañas de madre, estás en quien hace presente la paz, y quieres estar en quien todavía vive dominado por el odio o el rencor.

Santificado sea tu nombre y el nombre de todos aquellos que aman la paz, que calladamente trabajan por la paz, que son constructores de paz haciendo nuestro mundo más santo y habitable.

Venga a nosotros tú Reino que es un reino de justicia para todos, cuyo fruto es la paz.
Hágase tu voluntad de paz en la tierra a todas las personas de bien  y paz en el corazón a todas las personas de mal.

Danos hoy -y siempre- nuestro pan de cada día,  y fuerza para ganarlo y salud para disfrutarlo y fe para compartirlo en paz, con paz.

Perdona nuestras ofensas para que nos sintamos perdonados y aprendamos a perdonar,  y perdonemos nosotros también contagiando la paz de nuestro corazón a un mundo  cada vez más lleno de amor.

No nos dejes caer en la tentación de imponer nuestra paz  o de desesperar ante el lento crecimiento de la semilla de la paz.

Y líbranos del mal  de un corazón sin paz.
Amén. Shalom. Paz.


CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Alba Mei

CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Alba Mei

  
Los días 6, 7 y 8 de julio, acompañantes, niños de catequesis de Primera Comunión y Confirmación y jóvenes de San Ildefonso y San Félix de Valois compartimos un campamento cristiano en Granada.
Cuando llegamos, con muchas ganas de pasarlo bien, por supuesto, nos acogieron y se preparó una presentación para que nos pudiesemos conocer porque éramos mucha gente de diferentes edades.
Después de refrescarnos en la piscina unas religiosas nos dieron testimonio en el que nos contaron en qué colaboraban con la Iglesia y cuando terminamos de cenar los premonitores organizaron una gymkhana muy divertida y para terminar el día, una oración.

Seguir leyendo”…


CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Julio Jesús

CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Julio Jesús

Eran las 8,14 del viernes 6 de junio cuando Asun me llamó al móvil. Habíamos quedado temprano para darme una autorización y así poder acceder a San Ildefonso con el coche. Al final no era necesario coger nada, pero desde temprano estábamos todos ya con el gusanillo en el cuerpo esperando, pues a las 9 de la mañana salía el autobús con un total de 55 entre niños y adolescentes, hacia la  Casa de Espiritualidad de San Juan Pablo II, en la Zubia, Granada.

Eran los campamentos de los grupos Kairós, de San Ildefonso y San Félix de Valois. De nuestra parroquia, San Félix, íbamos un total de 19 personas: 5 mayores y 14 entre niños y adolescentes.

Lo primero que vimos es como entre los chavales había una muy buena armonía que duró durante todo el  campamento.

Al llegar allí nos atendieron dos hermanas que están al frente de la Casa de Espiritualidad magníficamente. Habitaciones dotadas con baño individual, un gran comedor y esplendida cocina.

Los chavales fueron distribuidos en habitaciones dobles, un adolescente con un niño, y una vez alojados a empezar con las actividades.

El esquema de todos los días perfecto:

Tras levantarse, oración. Después desayuno y alguna actividad o taller. A las 13 horas comida. Por cierto antes de cada comida, una oración de acción de gracias, cantada:

“Por este pan, por todo don te alabamos, te alabamos. Por este pan, por todo don te alabamos, Señor.

Gracias, Señor, (aleluya) por este pan (aleluya) que Tú nos das (aleluya). Gracias, Señor.”

Seguir leyendo”…


CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Asun

CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Asun

El pasado fin de semana del 6, 7 y 8 de julio un grupo niños y  adolescentes de las parroquias de San Idelfonso y San Félix estuvimos de campamentos en la Zubia (Granada).

Fue una experiencia muy bonita de convivencia,  sana diversión, oración y contacto con  la naturaleza de la que todos los participantes salieron muy contentos y ya preguntaban por los del año que viene que dicen que deberían durar más días.

El viernes 6 llegamos con mucha ilusión tanto  niños y adolescentes como los monitores que lo habíamos preparado con mucho cariño. La mañana se pasó con la bienvenida, alojamiento y un primer contacto con la piscina. Por la tarde las dos hermanas que cuidan de la casa nos dieron el  testimonio de su vocación y la labor que realizan la congregación de NUEVOS HOGARES. Por la noche disfrutamos con una gymkana que prepararon los monitores más jóvenes. El día terminó con una oración de acción de gracias en la Capilla.

El sábado nos levantamos temprano y tras la oración matutina y el desayuno nos fuimos de ruta andando a la la montaña donde hicimos el taller de “Laudato si”, en el que reflexionamos sobre la acción, muchas veces nociva, del hombre sobre el medio ambiente alabando al Señor por la maravilla de la naturaleza.

Seguir leyendo”…


SAN PÍO X (21 de agosto): patrono de los catequistas

  • ¿Quién fue el papa San Pío X?

  • Decálogo del catequista misericordioso

    Tomando las palabras del Papa Francisco en su homilía en la celebración eucarística del Jubileo del Catequista en el Año de la Misericordia podemos encontrar diez propuestas que lo definen en una suerte de Decálogo del catequista de la misericordia:
    • El catequista anuncia, a ejemplo de san Pablo, lo esencial de la fe, el primer anuncio, que “el Señor Jesús ha resucitado, el Señor Jesús te ama, ha dado su vida por ti; resucitado y vivo, está a tu lado y te espera todos los días”, y “te ama personalmente”.
    • El catequista de la misericordia sabe que “a Dios-Amor se le anuncia amando: no a fuerza de convencer, nunca imponiendo la verdad, ni mucho menos aferrándose con rigidez a alguna obligación religiosa o moral”.
    • El catequista de la misericordia no es ni mundano ni estrábico, porque no se queda en la apariencia ni es indiferente, a diferencia de quien “mira con deferencia a las personas famosas, de alto nivel, admiradas por el mundo, y aparta la vista de tantos Lázaros de ahora, de los pobres y los que sufren, que son los predilectos del Señor”.
    • El catequista de la misericordia construye la historia saliendo de sí mismo, porque “a Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino”.
    • El catequista de la misericordia anuncia a Cristo “a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde”, porque “el Señor no es una idea, sino una persona viva”.
    • El catequista de la misericordia anuncia a Cristo con alegría y con coherencia: “No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo solo bonitos sermones”.
    • El catequista de la misericordia anuncia a Cristo en la caridad y con creatividad: “Al Dios de la esperanza se le anuncia viviendo hoy el Evangelio de la caridad, sin miedo a dar testimonio de él incluso con nuevas formas de anuncio”.
    • El catequista de la misericordia anuncia a Cristo con humildad y servicialidad, pues “como servidores de la palabra de Jesús, estamos llamados a no hacer alarde de apariencia y a no buscar la gloria”.
    • El catequista de la misericordia anuncia a Cristo con positivismo y optimismo, pues “no somos profetas de desgracias que se complacen en denunciar peligros o extravíos; no somos personas que se atrincheran en su ambiente, lanzando juicios amargos contra la sociedad, la Iglesia, contra todo y todos, contaminando el mundo de negatividad. El escepticismo quejoso no es propio de quien tiene familiaridad con la Palabra de Dios”.
    • El catequista de la misericordia anuncia a Cristo con apertura y proximidad, por que “el que proclama la esperanza de Jesús es portador de alegría y sabe ver más lejos, tiene horizontes, no tiene un muro que lo encierra; ve más lejos porque sabe mirar más allá del mal y de los problemas. Al mismo tiempo, ve bien de cerca, pues está atento al prójimo y a sus necesidades”.
    Manuel María Bru
    Delegado episcopal de Catequesis de Madrid

© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén