¡VEN, SEÑOR JESÚS!


Señor Jesús, queremos vivir los mismos sentimientos de tu madre, María, ya embarazada.

Queremos vivir la alegría de la espera.

Queremos vivir la esperanza por lo que nos va a suceder.