CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Asun

CAMPAMENTOS 2018 – Testimonio de Asun

El pasado fin de semana del 6, 7 y 8 de julio un grupo niños y  adolescentes de las parroquias de San Idelfonso y San Félix estuvimos de campamentos en la Zubia (Granada).

Fue una experiencia muy bonita de convivencia,  sana diversión, oración y contacto con  la naturaleza de la que todos los participantes salieron muy contentos y ya preguntaban por los del año que viene que dicen que deberían durar más días.

El viernes 6 llegamos con mucha ilusión tanto  niños y adolescentes como los monitores que lo habíamos preparado con mucho cariño. La mañana se pasó con la bienvenida, alojamiento y un primer contacto con la piscina. Por la tarde las dos hermanas que cuidan de la casa nos dieron el  testimonio de su vocación y la labor que realizan la congregación de NUEVOS HOGARES. Por la noche disfrutamos con una gymkana que prepararon los monitores más jóvenes. El día terminó con una oración de acción de gracias en la Capilla.

El sábado nos levantamos temprano y tras la oración matutina y el desayuno nos fuimos de ruta andando a la la montaña donde hicimos el taller de “Laudato si”, en el que reflexionamos sobre la acción, muchas veces nociva, del hombre sobre el medio ambiente alabando al Señor por la maravilla de la naturaleza.

Antes de comer tuvimos tiempo para quitarnos el calor del camino en la piscina y realizar juegos en la misma. En la tarde tuvimos talleres de interiorización para los jóvenes y los niños . El día fue completo con una fiesta de disfraces, bailes, karaoke… en la que todos disfrutamos, terminamos el día con un taller de relajación y una oración.

El domingo tuvimos un taller sobre la familia más amplia que es la Iglesia y reflexión sobre lo que cada uno puede aportar en ella según los dones que Dios nos da. A la tarde hubo una convivencia con los padres que pudieron acercarse y los jóvenes de Kairós realizaron un teatro. La guinda final la puso una bonita Eucaristía gracias a los cantos que habíamos preparado.

Todos salimos muy contentos deseando que el año que viene si pudiera ser durarán más tiempo. Durante estos dias cada participante se preocupó por conocer a una persona del grupo que sería su amigo invisible y al que regaló un marca páginas que hicimos en dos talleres que tuvimos el mismo domingo la realización de pulseras y la del mencionado marca páginas.

Quiero terminar esta crónica agradeciendo el trabajo de todos los que han colaborado y han hecho posible estos tres días y esperar que pueda ir creciendo esta idea buena cada año.