¡¡¡Feliz Navidad!!! Nos ha nacido el Salvador


¡¡¡Feliz Navidad!!! Nos ha nacido el Salvador

El pasado sábado 22 de diciembre los grupos Kairós de San Juan, San Félix, Santa Isabel, San Ildefonso, San Pedro Poveda, GOSP-Kairós y La Santa Cruz despedimos el Adviento y dimos comienzo a la Navidad con la Convivencia en la Naturaleza “Aquí estoy”.

Tras dos años de inclemencias meteorológicas, este año el tiempo nos acompañó y pudimos disfrutar de una jornada muy soleada, aunque eso sí… con un poco de barro también.

Comenzamos la actividad en la parroquia de La Santa Cruz, donde fuimos recibidos y acogidos. Allí, los más de 60 adolescentes junto a sus acompañantes comenzamos poniéndonos en presencia del Señor, pidiéndole que pudiéramos escucharlo y verlo en la naturaleza, así como continuar la preparación de nuestro corazón, para que nazca en cada uno de nosotros y nos encontremos con Él en esta Navidad y en cada día del nuevo año que comienza. Finalmente, nuestro párroco, D. José López Chica, realizó el envío misionero en esta última etapa del Adviento y nos dio la bendición para salir a la Naturaleza y sembrar estrellas por el camino mientras esperábamos encontrarnos con el silencio de Dios. Con el “Aquí estoy”.

En ese momento, la Estrella de Belén hizo su aparición y nos fue guiando, a lo largo del sinuoso camino ascendente, alejándonos de la ruidosa ciudad y adentrándonos poco a poco en las faldas del Castillo.

Comenzamos la subida con muchas fuerzas y energía, pero a medida que el camino se iba haciendo duro, comenzamos a desfallecer. Sin embargo, apoyándonos unos a otros conseguimos avanzar en las dificultades y alcanzar la primera parada del camino. Allí con los ojos cerrados intentamos escuchar… sin embargo aún estábamos muy cerca de la ciudad, y el ruido exterior (e interior) no nos permitía afinar el sentido del oído… aun así, conseguimos oír el sonido del viento y algunos pajarillos.

Tras retomar fuerzas retomamos la subida afrontando la parte más empinada… sin embargo, pudimos superarla sin excesivos problemas y, tras una miniparada para retomar fuerzas, llegamos a la cima. Allí, más alejados de la ciudad e inmersos en la Naturaleza, volvimos a afinar el oído… en este caso el ruido exterior (e interior) era bastante menor y pudimos percibir el sonido de la Naturaleza y como Dios puede hacerse ver y sentir a través de ella. El ruido de la ciudad también existía, pero era mucho menos que antes, ¡incluso se pudo distinguir el canto de dos pájaros diferentes!

Fue increíble el silencio que se hizo en la explanada de El Neveral a las puertas de la Navidad. Aprovechando esto, se realizó la lectura del evangelio del nacimiento de Jesús y de la adoración de sus Majestades los Reyes Magos de Oriente y ¡cada uno nos convertimos en un personaje para escenificar la noche del Niño Jesús en Belén! Eso sí, se hizo al estilo Kairós: pastores, ángeles, carpinteros, lavanderas, panaderos, vendedores… y ¡adolescentes Kairós con el móvil! Fue algo increíble, ¿quieres ver cómo se presenta Dios en medio de nosotros? Él siempre está, pero a cada uno se le manifiesta de una forma diferente y directa…

Para finalizar tuvimos un rato de convivencia compartiendo la comida y chucherías que habíamos llevado, echando unas risas… En definitiva un compartir tiempo con los demás que sirve para estrechar lazos de unión no solo entre los adolescentes, sino también entre los acompañantes. Finalmente, terminamos la convivencia con un pequeño regalo que nos recuerda que Dios no se hace presente en esta Navidad, sino todos los días. Es un siempre “Aquí estoy”.

Desde este vídeo y esta convivencia, todos los grupos Kairós queremos desearos una Feliz Navidad, una Navidad en la que cada día de este nuevo año que comienza sepamos encontrarnos con el Niño Dios. ¡Dale al play!

¡FELIZ NAVIDAD!

Más fotos

   María y Sito