La Virgen Peregrina ya está en…¡Santa Isabel!


LA VIRGEN PEREGRINA

Desde el mes de diciembre, el grupo Kairós de San Ildefonso hemos tenido la imagen de la Virgen Peregrina en nuestra parroquia. El domingo 20 de enero tocó volver a peregrinar con ella… ¿próximo destino? ¡Santa Isabel!

Y allí nos dirigimos…en la puerta nos esperaban nuestros amigos de Santa Isabel. Llevamos la Imagen ante el altar y compartimos un momento de oración en el que entre cantos dimos gracias y le pedimos a la Virgen por nuestras intenciones…

A continuación, celebramos la Eucaristía que presidió don Francisco Carrasco.

Por último, esperamos en la plaza al grupo Kairós de Santiago Apóstol que junto a más feligreses de su parroquia trajeron la cruz de la Misión que recorre en estos días nuestra ciudad.

Todos juntos, compartimos un momento de oración ante la cruz.

Damos las gracias al grupo de Santa Isabel por su acogida y esperamos que de frutos la estancia de la Imagen junto a ellos.

Esta semana tenemos el privilegio de que la Virgen haya querido venir a nuestra casa, estar con nosotros de una manera especial. Cuántas veces nosotros hemos salido de nuestras casas para peregrinar a lugares marianos, a la casa de la Virgen.

Hoy es la Virgen la que peregrina a nuestra casa, la que sale a nuestro encuentro como hiciera con su prima Santa Isabel en la Visitación. Y viene aquí para encontrarnos y que la encontremos en nuestro día a día, en nuestra vida sencilla con sus quehaceres, alegrías, contrariedades, etc.

María es la Gran Misionera, y quiere continuar su labor de llevar a su Hijo a todos los rincones del mundo, a todos los corazones. Para eso viene, para entrar hasta en el lugar más pequeño y escondido y así llenarlo de alegría, de gracia, de bendiciones. Sólo hay que dejarle hacer.

Por eso estos días no  olvidemos a la Virgen cuando salgamos de casa, “llevémosla con nosotros”, o más bien vayamos nosotros con Ella, al instituto, a rezar, a la reunión de Kairós, a la salida con nuestros amigos, a las reuniones familiares, a nuestro apostolado… Que Ella nos acompañe siempre estos días para así colaborar con Ella en su Misión, porque “donde está María, también está Cristo”.