A CONTRACORRIENTE (Orar es amar: 27 guiones para orar en grupo)

Nadar a contracorriente exige mayor esfuerzo, pero provoca el gozo de superar la dificultad. Además, la aventura, la sorpresa, la novedad sólo pueden disfrutarlas lo que nadan contracorriente.
Los que se dejan llevar por la corriente están siempre las puertas de tedio. Aunque digan y repitan que lo pasan fabulosamente, su vida está condenada al hastío. Si gran preocupación es cómo librarse del aburrimiento. La vida fácil es la vida más cara y aburrida que puedes echarte sobre tus hombros. 
Nadar contra corriente es, no sólo más estimulante, sino la forma de adquirir esa fortaleza necesaria para ser una persona auténtica, feliz y comprometida.
El cristiano nada contracorriente porque quiere ser más, valer más y hacer más bien, porque quiere hacer un mundo más habitable.
En el mundo hay muchísimos obstáculos que se resisten a que cambien las cosas; hay miles de fuerzas que se oponen sistemáticamente a todo lo que suene compartir, igualdad, justicia… Muchos se lamentan, hablan y gritan, pero nadie está dispuesto a ceder de lo suyo. El cristiano nada contracorriente porque la sociedad del compartir está llena de enemigos.
Pero los enemigos no están sólo fuera. Se encuentran también dentro de nosotros mismos. Tenemos que nadar contracorriente para vencer a ese enemigo de la solidaridad que llevamos dentro cada uno de nosotros.El cambio personal exige nadar contracorriente. Querer compartir, ser justo, hacer el bien exige nadar contracorriente. Vencer nuestro egoísmo, nuestro orgullo, nuestra dejadez, exige andar contracorriente, no sólo por los enemigos exteriores, sino también por nuestra propia condición pecadora y débil.
Jesús nos advirtió varias veces la necesidad de nadar contracorriente. El Reino de Dios sufre oposición, y sólo lo construyen los que se hacen violencia. Algunos se asustan con este lenguaje. No son de la madera de Jesús.
Nunca podrán gozar tanto como Él, que nos dijo: “Vais a tener tanta alegría, que no os cabrá dentro”
¿Estás dispuest@ a nadar contracorriente?
Por amor de tu amor
“Que mi espíritu te alabe, para que pueda llegar a amarte.Que confiese tus muchas misericordias, para que sepa así alabarteTodas las criaturas no cesan ni se avergüenzan de alabarte.No hay espíritu alguno que no te alabe con su boca.Aun los demás seres, animados o inanimados, no cesan de alabarte por medio de quienes te contemplanTodo el universo me invita a que salga de mi modorra y me alce hacia ti, que eres mi puesta a punto y mi fuerza”San Agustín – Confesiones 5, 1,1
“Orar es amar: 27 guiones para orar en grupo”
#Contracorriente #Nadar #Justkeepswimming #Amar #SanAgustín