Hoy brindo por ti

Ya hace un año de la última actividad que me fue posible organizar en la parroquia de San Ildefonso: de mi último campamento de verano como coordinadora y mi último curso como acompañante Kairós.

Un cúmulo de circunstancias y dificultades, algunas de ellas desconcertantes, extrañas, inesperadas e incomprensibles para mí, me han impedido colaborar activamente durante el curso 2019/2020 en la parroquia.

Hago balance de todo lo vivido y pese a todo, la distancia, las decepciones y los desengaños me han ayudado a valorar más aún el regalo que he recibido desde que llegué a San Ildefonso en enero de 2012.

Me he dado cuenta de que tengo que dar gracias a Dios por tanta gente buena con la que me he encontrado y que tanto me ha ayudado, por su amistad incondicional y su cariño.

Así que hoy, doy gracias a Dios por la vocación y dones que me ha regalado y brindo…

  • Por los que conociendo más o menos el Evangelio lo hacen verdad con su vida;
  • Por los nobles y honestos, que son verdad y seguro refugio;
  • Por los que huyen de la hipocresía y el afán de protagonismo y luchan cada día para que sus palabras y sus hechos bailen en sintonía y encajen con coherencia;
  • Por los alegres y bondadosos …por los que empatizan y no son indiferentes ante el que tienen al lado;
  • Por los que con su ejemplo de trabajo humilde, servicial, gratuito…y su cariño y paciencia me interpelan, empujan y dan fuerzas en mi deseo de ser mejor;
  • Por los que van de frente, miran a los ojos y siempre tienen una palabra amable y sincera;
  • Por los que no pisotean a nadie en su caminar, ni necesitan apagar la luz de los demás para brillar, sino que ayudan a otros a brillar más;
  • Por los buenos amigos que acompañan y quieren de veras en las buenas y en las malas…;
  • Por los que saben trabajar en equipo y no traicionan, se aprovechan, engañan, difaman ni expulsan a nadie.

Hoy brindo por ti. ♥

Carmen

Print Friendly, PDF & Email