CUARESMA 2021 – VIA CRUCIS

Señor Jesús, que tienes a todos los niños entre tus predilectos, vamos a recorrer y a meditar sobre tu camino de dolor. Tú te has identificado con nosotros los cristianos, pero también, de manera especial con todos los hombres que sufren. Tú sigues sangrando en las heridas de los hombres y de las mujeres de hoy. Todos somos víctimas del sufrimiento pero también somos culpables de que muchos sufran. Ayúdanos a comprender un poco mejor, a reconocer nuestros errores y sembrar amor en nuestro corazón. Amén.

1/ JESÚS INSTITUYE LA EUCARISTÍA

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

“Al atardecer se puso a la mesa con los doce” (Mt 26,20).

Jesús se reunió en el cenáculo con sus amigos para celebrar la fiesta de la Pascua. Tomó el pan, y lo partió, tomó el vino, y lo compartió. Con ello expresó lo que es su vida, y lo que puede ser la nuestra. Se ciñó la toalla a la cintura y lavó los pies a los suyos. Porque los ama, se entrega y les dice “sois mis amigos”.

==> Señor Jesús, enséñame a amar como tú, entregando la vida.

2/ JESÚS SIENTE ANGUSTÍA EN EL HUERTO DE LOS OLIVOS

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

“Entonces Jesús fue con ellos a un lugar llamado Getsemaní” (Mt 26,36).

Cuando empezó la pasión de Jesús, muchos de sus mejores amigos lo abandonaron. Los discípulos dormían, mientras Jesús temblaba de miedo antes de ser apresado. Getsemaní fue el lugar de la oración desesperada. El lugar de la noche atravesada por la indecisión y la inseguridad. El lugar del miedo y de la soledad.

==> Señor Jesús, que cuando me sienta solo y triste…sea capaz de encontrarte y sentir el consuelo y la paz que solo tú das; sea capaz de buscar sin desesperar; de no rendirme y luchar por aquello que merece la pena. Señor, enséñame a ser fuerte ante la dificultad.

3/JESÚS ES TRAICIONADO CON UN BESO

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

«El llamado Judas, uno de los Doce, iba el primero, y se acercó a Jesús para darle un beso.». Su amigo, lo traicionó. Por 30 monedas, lo entregó. Judas esperaba un “Mesías” al uso: libertador, guerrero, fuerte…que luchara con armas. Judas estaba ciego y Jesús no cumplía con sus expectativas.

==> Señor, ayúdame a serte siempre fiel y afrontar con templanza los conflictos y los desengaños.

4/JESÚS ES LLEVADO ANTE EL TRIBUNAL

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

  • “Los que lo habían arrestado lo condujeron a la casa del sumo sacerdote Caifás, donde se habían concentrado los letrados y los senadores” (Mt 26,57)

El Sanedrín se convierte en el lugar de la hipocresía, la tradición impuesta, la ceguera y donde se quiere encorsetar a Dios en un libro. No comprenden a Jesús y lo perciben como un hereje, como un blasfemo por tomar el nombre de Dios en vano.

  • “Llevan, pues, a Jesús a casa de Pilatos, al pretorio. Era temprano.” (Jn 18,28)

Jesús tuvo que ir también ante Pilatos. Él no quería condenar a Jesús pero prefiere lavarse las manos a enfrentarse a las autoridades judías. Prefiere la muerte de un inocente a los disturbios que harían tambalear su posición.

  • “… y al saber que pertenecía a la jurisdicción de Herodes, lo remitió a Herodes, que se encontraba por entonces en Jerusalén” (Lc 23,7)

==> Señor, ayúdame a no juzgar ni dejarme llevar por la indiferencia. Que mis convicciones no me impiden abrirme a la gracia. Enséñame a estar siempre dispuesto a conocerte un poco más.

5/ JESÚS ES NEGADO POR PEDRO

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Pedro dijo: “Señor, estoy dispuesto a ir contigo hasta la cárcel y hasta la muerte”; “yo no te fallaré”; “yo no te negaré”. En la noche del juicio, Pedro negó a Jesús 3 veces. Lloró amargamente y se dió cuenta de que no es el “mejor”, ni el más “grande” de los discípulas. Es débil, frágil, limitado, asustadizo…hasta la traición del amigo.

==> Señor Jesús, ayúdame a que mi vida esté repleta de menos grandes palabras y más hechos sencillos. Señor, ayúdame a seguirte con humildad.

6/ JESÚS ES AZOTADO

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

“Díceles Pilato: “¿Y qué voy a hacer con Jesús, el llamado Cristo?” Y todos a una: “¡Sea crucificado!”…Pilato, entonces, queriendo complacer a la gente, les soltó a Barrabás y entregó a Jesús, después de azotarlo, para que fuera crucificado”. (Mt 27, 22; Mc 15, 15)

Pilato, con la intención de mover al pueblo para que se compadeciera de Jesús, lo mandó azotar y Jesús estuvo dispuesto a soportarlo todo por amor a nosotros. Cada vez

==> Señor Jesús, que ante la injusticia reine el amor y la paz en mi corazón. Que sepa soportar los flagelos de la vida y pueda perdonar a quienes empuñan el látigo que es a veces el látigo de la lengua. Ayúdame a levantarme otra vez y a perseverar en la misión que me has encomendado.

7/ JESÚS ES CORONADO DE ESPINAS

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

“Los soldados le llevaron dentro del palacio, es decir, al pretorio, y llamaron a toda la cohorte. Le visten de púrpura y, trenzando una corona de espinas, se la ciñen. Y se pusieron a saludarle: “¡Salve, Rey de los judíos!”. (Mc 15, 16-18)

A Jesús lo acusaban de haberse proclamado Hijo de Dios, el Mesías del que todos habían oído hablar y que los profetas anunciaron. Por ello, y para mayor burla le pusieron una corona, pero no de oro, sino trenzada con ramas llenas de espinas. ¡Cuántos juicios injustos siguen hoy haciendo daño a hijos e hijas de Dios!

==> Señor Jesús, ayúdame a cultivar amor y no causar daño ni dolor a mis hermanos. No permitas que con mis palabras y acciones yo también corone con espinas a mis hermanos.

8/ JESÚS ES MOSTRADO ANTE LA MULTITUD

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Jesús fue juzgado y condenado por la multitud injustamente. ¿Por qué lo aguantó? Por amor. Jesús dijo: “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos” (Jn 15,13)

El que va por el camino del amor, a menudo tiene que aceptar cosas difíciles. El que ha decidido abandonar la violencia con frecuencia da la impresión de que pertenece a los perdedores; se aprovechan y se burlan de él, e, incluso, a veces lo torturan. Sin embargo, ese es el camino correcto. El amor, incluso a veces conlleva sufrimiento, es el método de Dios para salvar el mundo.

==> Señor Jesús, que aunque sea tratado injustamente nunca abandone el camino del amor.

9/ JESÚS TIENE QUE CARGAR CON SU PROPIA CRUZ

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Y doblando ante él la rodilla, se burlaban de él diciendo: «¡Salve, Rey de los judíos!». Luego le escupían, le quitaban la caña y le golpeaban con ella en la cabeza. Y terminada la burla, le quitaron el manto, le pusieron su ropa y lo llevaron a crucificar (Mateo 27, 27-31).

Jesús carga con la cruz sobre sus hombros. Sabe que no se la quitarán hasta que se encuentre clavado en ella en el monte Calvario. Pero la acepta igual. La cruz en nosotros son todas nuestras dificultades y nuestros errores. La cruz no es nada fácil, pero es algo que forma parte de nuestra vida humana.

==> Señor Jesús, ayúdame a llevar la cruz de cada día.

10/ JESÚS CAE BAJO EL PESO DE LA CRUZ

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.


Jesús está débil. El peso de la cruz se hace cada vez más pesado y cae al suelo. Nadie parece dispuesto a ayudarle. Los soldados le dan empujones y patadas y le gritan que se levante y siga caminando.

==> Señor Jesús, dame fuerzas para levantarme cuando caigo, cuando me equivoco, cuando estoy triste…

11/ SIMÓN DE CIRENE TIENE QUE AYUDARLO A CARGAR LA CRUZ

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Jesús había dicho a sus discípulos: «El que quiera venir conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga». (Mateo 27, 32; 16, 24)

Jesús está cada vez más débil y los soldados tienen miedo de que no sea capaz de llegar al monte para la cruxifición. Por eso, agarran a un hombre de la multitud, llamado Simón de Cirene, y le obligan a ayudar a Jesús a llevar la cruz un rato.

==> Señor Jesús, que yo sea como el Cirineo y ayude a otros a llevar su cruz y así luchar contra las dificultades.

12/ VERÓNICA LE PASA UN PAÑO POR LA CARA A JESÚS

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Oigo en mi corazón: «Buscad mi rostro». Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro. No rechaces con ira a tu siervo, que tú eres mi auxilio; no me deseches, no me abandones, Dios de mi salvación. (Salmos 26, 8-9)

De repente se detiene la marcha hacia el Calvario. Una mujer se adelanta. Su nombre es Verónica. Toma un lienzo de tela y seca la cara a Jesús, para quitarte el sudor y la sangre. Le ofrece un poco de alivio. Y para premiar su bondad, Jesús hace que en la tela quede impreso su rostro ensangrentado.

==> Señor, que tu rostro esté en mi corazón. Ayúdame a ser descanso y consuelo para los demás.

13/ JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Encima de la cabeza colocaron un letrero con la acusación: «Este es Jesús, el Rey de los judíos». Crucificaron con él a dos bandidos, uno a la derecha y otro a la izquierda.
Los que pasaban, lo injuriaban y decían meneando la cabeza: «Tú que destruías el templo y lo reconstruías en tres días, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, baja de la cruz». Los sumos sacerdotes con los letrados y los senadores se burlaban también diciendo: «A otros ha salvado y él no se puede salvar. ¿No es el Rey de Israel? Que baje ahora de la cruz y le creeremos». (Mateo 7, 37-42)

Jesús está ahora extendido sobre la cruz. Los soldados han empezado a clavarte los gruesos clavos en sus manos y en sus pies. Todos se ríen de él. Parece que el odio y la violencia han venido.

==> Señor, ayúdame a aceptar siempre con bondad tu amor.

14/ JESÚS MUERE EN LA CRUZ

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Desde el mediodía hasta la media tarde vinieron tinieblas sobre toda aquella región. A media tarde Jesús gritó: «Elí, Elí lamá sabaktaní», es decir: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» Al oírlo algunos de los que estaban por allí dijeron: «A Elías llama éste». Uno de ellos fue corriendo; enseguida cogió una esponja empapada en vinagre y, sujetándola en una caña, le dio de beber. Los demás decían: «Déjalo, a ver si viene Elías a salvarlo». Jesús, dio otro grito fuerte y exhaló el espíritu. El centurión y sus hombres, que custodiaban a Jesús, al ver el terremoto y lo que pasaba dijeron aterrorizados: «Realmente éste era Hijo de Dios». (Mateo 27, 45-50. 54)

Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre” Mujer, ahí tienes a tu hijo.”. Luego dice al discípulo: “Ahí tienes a tu madre”. Después, la oscuridad cayó sobre toda la tierra hasta la hora de nona…y Jesús, dando un fuerte grito, dijo: Padre, en tus manos pongo mi espíritu. Y dicho esto, expiró. (Jn 19,26-27; Lc 23, 44-46)

Jesús murió en la víspera de la fiesta de la Pascua, sobre las 15:00 h. Nosotros llamamos a ese día Viernes Santo. La causa de la muerte fueron las heridas tan graves que tenía debido a los azotes y la asfixia en la cruz. Cuando un soldado clavó su lanza en el costado de Jesús, salió sangre y agua, una prueba segura de su muerte. El cuerpo fue bajado de la cruz, embalsamado, envuelto en unas sábanas y colocado en una tumba excavada en una roca. Ante la tumba se colocó una piedra muy pesada.

==> Señor Jesús, te pido que me ayudes a ser obediente a tus mandatos y sumiso a todos los preceptos de la Iglesia que fundaste, Ayúdame a desear intensamente “estar contigo en el Paraíso”, a reconocer tu Sacrificio de la Cruz como el acto más grande de amor que pueda existir en el mundo y a acudir a tu encuentro ya que me esperas con los brazos abiertos.

15/ JESÚS RESUCITADO SE ENCUENTRA CON MARÍA MAGDALENA

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

“Ellas se marcharon a toda prisa del sepulcro; llenas de miedo y de alegría corrieron a anunciarlo a los discípulos. De pronto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: Alegraos. Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante él. Jesús les dijo: No temáis. (Mt 28, 8-10)

María Magdalena y algunas amigas más de Jesús fueron a la tumba ¡y se la encontraron abierta y vacía! Lo primero que pensaron las mujeres fue: alguien ha robado el cuerpo sin vida de Jesús. Pero nadie había robado el cadáver. Jesús había resultado de entre los muertos, como ya lo había enunciado. Tras su muerte, Jesús se apareció lleno de vida a sus amigos y a muchas otras personas. Se dejó tocar y comió y bebió con ellos. Jesús resucitado vive para siempre.

El amor de Dios es más fuerte que nuestras muertes. Nada nos puede apartar del amor que Dios nos tiene. No quedaremos vencidos por la muerte.

==> Señor Jesús, ayúdame a resucitar del mal, la mentira, el egoísmo, la violencia…ayúdame a construir un mundo mejor.

Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Via-Crucis-COMUNIÓN.CONFIRMACION-pdf

Vía Crucis (breve)

VIA CRUCIS (Imágenes de Fano)

Print Friendly, PDF & Email