TRIDUO PASCUAL: ¿Qué celebramos Viernes Santo? I


LA PASIÓN DEL SEÑOR

viacrucis-texto-01

El Dios de la Alianza, de la PAZ, hace un pacto con su pueblo y se compromete a guiarlo, a protegerlo; y el pueblo se compromete también a guardar sus indicaciones, sus leyes.

Pero no siempre somos fieles a la Alianza; en ocasiones, con nuestro comportamiento rompemos ese pacto y necesitamos hacer las paces con Dios, necesitamos volver a ser amigos de Él.

Vivimos la PAZ con Dios cuando volvemos a ser fieles a la Alianza, cuando rehacemos nuestro compromiso de vivir de acuerdo con sus indicaciones, según sus leyes, cuando decidimos amarle a Él y a los demás, cuando decidimos ser honrados, justos, amables, limpios de corazón… cuando cumplimos nuestro deberes como cristianos.

viacrucis-texto-02

LECTURA DE LA PALABRA: Jn 19,1-6

Entonces Pilato mandó azotar a Jesús. Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza, le vistieron un manto de púrpura; se acercaban a él y le decían:

« ¡Viva el rey de los judíos!». Y le daban bofetadas. Pilato salió otra vez fuera y les dijo:

«Ved que os lo saco para que sepáis que no encuentro en él culpa alguna». Jesús salió fuera, llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Pilato les dijo:

« ¡Aquí tenéis al hombre!». Los sumos sacerdotes y sus criados, al verlo, gritaron:

« ¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!». Pilato les dijo:

«Tomadlo vosotros y crucificadlo, pues yo no encuentro culpa en él».

PALABRA DE DIOS.

viacrucis-texto-03

¿QUÉ CELEBRAMOS EL VIERNES SANTO?

En este día recordamos cuando Jesús muere en la cruz para salvarnos del pecado y darnos la vida eterna.

El Señor está preso,  ha pasado la noche en prisión, como si fuera un malhechor. Pero la prisión interior, que Cristo tenía, procedía del pecado: El pecado de la historia, el pecado de la humanidad, el pecado nuestro… que un día, le dio la espalda a Dios.

Los cristianos, este día, guardamos silencio. No sabemos lo que está pasando, es demasiado grande, demasiado dramático. Mientras nosotros nos esforzamos en llevar amor, en compartir con otros la experiencia de la fe. Cuanta gente, cuántas familias…, ¿se olvidan del Viernes Santo?.  Tal vez en crucero, en la música, o en ignorancia total. Y Cristo solo, como solo se fue quedando aquel día, mientras todos los apóstoles le daban la espalda: “NO LO CONOZCO. NO SE QUIEN ESE HOMBRE…” le decían. ¿Cuántas  veces, se repite la misma historia? …

viacrucis-texto-04

MOMENTOS IMPORTANTES DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

  • La entrada del Señor en Jerusalén

Jesús entra en Jerusalén como el Rey salvador anunciado por los profetas: ¡Exulta sin freno, hija de Sión, grita de alegría, hija de Jerusalén! He aquí que viene a ti tu rey: justo él y victorioso, humilde y montado en un asno, en un pollino, cría de asna. (Zac 9,9)

No llega como rey guerrero a caballo ni en carro de guerra, sino como el que trae la paz. En su entrada triunfal en Jerusalén Jesús anticipa su resurrección.

  • La cena del Señor
  • Negaciones de Pedro y suicidio de Judas

Pedro y Judas han traicionado a Jesús de diversa manera y de diversa manera se comportan al darse cuenta de la maldad cometida. Pedro llora y se deja mirar por Jesús. Judas no espera la salvación y muere de mala manera

  • Proceso

El proceso judicial contra Jesús tuvo dos partes, una religiosa ante Anás, Caifás y en Sanedrín; y otra civil ante Pilato y Herodes.

En el proceso religioso Jesús fue condenado como blasfemo por atentar contra el templo y proclamar que era el Hijo de Dios que estaría sentado junto al Padre. Sin embargo las autoridades manipularon la acusación a la hora de presentarla al gobernador Pilato y lo denunciaron como pretendiente al trono de Israel como falso Mesías, y por tanto rebelde al Emperador de Roma.

En ambos casos hubo torturas y burlas ya que unos se mofaron de él y lo abofetearon como falso profeta y otros le pusieron una corona de espinas y un manto de púrpura y lo golpearon entre insultos como false rey.

Finalmente condenado a morir en la Cruz.

viacrucis-texto-05

  • El camino de la cruz

El reo llevaba el instrumento del suplicio. Jesús tuvo que llevar la cruz, en realidad sólo uno de los maderos, ya que el otro estaba fijado en el lugar de la ejecución. Jesús estaba tan débil que no podía con ella y tuvo que ser ayudado por Simón de Cirene.

viacrucis-texto-06

  • Monte Calvario

El monte Calvario era un altozano junto a la muralla de Jerusalén por el Oeste. Allí clavaron a Jesús.

Según una leyenda, había en él una cueva donde estaba la tumba de Adán, y por eso se llamaba “Lugar de la Calavera”. La sangre de Jesús cayendo sobre Adán purificó al género humano.

Junto al Calvario había un huerto donde enterraron a Jesús en un sepulcro nuevo excavado en la roca, propiedad de José de Arimatea.

  • La crucifixión y la muerte

Los soldados se repartieron las vestiduras del Señor y lo clavaron en la cruz hacia las nueve de la mañana y permaneció clavado hasta después de las tres de la tarde.

En el letrero donde se ponía la causa de la ejecución decía: “Jesús el Nazareno, el Rey de los Judíos” (I.N.R.I)

Tuvo que sufrir injurias y burlas de los que pasaban por allí y de los mismos bandidos que estaban crucificados junto a él.

Perdonó a los que lo mataban, pidió agua, se sintió sólo y abandonado hasta del Padre, pero mantuvo su confianza en el Padre hasta el final.

Al pie de la Cruz estaban su Madre y la hermana de su madre, otras mujeres y el Discípulo a quién amaba Jesús. Éste encomendó al Discípulo el cuidado de su Madre y a su Madre le dio al Discípulo como hijo. En el Discípulo estábamos representados todos los cristianos y por eso decimos que en la Cruz Jesús proclamó a María madre y protectora de todos los hombres.

Finalmente, dando un fuerte grito, Jesús entregó el Espíritu. Un soldado confirmó su muerte clavándole una lanza en el corazón. Del corazón roto de Jesús manó sangre y agua.

viacrucis-texto-07

¿CÓMO FUE LA PASIÓN DEL SEÑOR?

  • Crucifixión: este suplicio lo reservaban los romanos a los esclavos rebeldes y a los que se sublevaban contra el poder romano. Los ciudadanos romanos no podían ser crucificados. Era una tortura física terrible a la que se unía la tortura moral, ya que el condenado era clavado en un lugar público para escarmiento de todos. Dios aceptó ser contando entre los malhechores. Jesús ocupó el último lugar entre los hombres y sufrió nuestros dolores.

viacrucis-texto-08

La Cruz no fue todo.  Le maltrataron y le torturaron de todos los modos posibles antes:

  • Flagelación: era una tortura que se aplicaba a los condenados a la crucifixión antes de llevarlos a la cruz. Consistía en azotarlos con látigos de varias colas en cuyas puntas había bolas de plomo y hueso. Los judíos aplicaban el castigo de la flagelación por diversos delitos pero estaba prohibido dar más de cuarenta latigazos.
  • Coronación de espinas: a los condenados se les ofendía con burlas relacionadas con el motivo de su condena. En el sanedrín trataron a Jesús de falso profeta y lo abofetearon diciéndole que adivinara quién lo golpeaba. Los soldados lo trataron como un rey de burlas, pues el motivo de la condena era político.

viacrucis-texto-09

  • La lanzada: A los crucificados se les quebraban las piernas para acelerar la muerte. Como Jesús había muerto muy pronto, le dieron una lanzada en el corazón para asegurar su muerte… En la sangre y el agua que brotaron de su corazón hemos visto los cristianos un símbolo del Espíritu Santo y de los sacramentos que Dios da a su Iglesia. Del costado de Adán salió Eva. Del costado de Cristo nace la Iglesia.

viacrucis-texto-10

Veamos los “instrumentos de la pasión “de Cristo, que se encuentra en muchas representaciones antiguas:

  • El cáliz de la Pasión nos recuerda la sangre, “que es derramada por vosotros” (Lc 22,20).
  • Mediante una esponja clavada en un palo se ofreció al moribundo vinagre para mitigar la sed.
  • Los clavos se clavaron mediante un martillo en las muñecas de Jesús.
  • Con una corona de espinas se ridiculizó a Jesús.
  • Privado de sus vestidos, Jesús tuvo que morir desnudo y sin dignidad.
  • El cántaro de agua hace referencia a Pilatos, que se lavó sus mano después de haber entregado a Jesús para que lo ejecutaran.
  • Los dados les sirvieron a los soldados para echar a suertes las vestiduras de Jesús.
  • Con unas tenazas le quitaron a Jesús, después de muerto, los clavos de sus articulaciones.
  • La lanza nos recuerda que el corazón de Jesús fue atravesado con ella.
  • Atado a una columna, Jesús fue torturado con un látigo de flagelar hasta el desfallecimiento físico.
  • La escalera nos recuerda que el cuerpo de Jesús fue bajado de la cruz.

viacrucis-texto-11

TRES PERSONAJES

  • Caifás

José Caifás era el Sumo Sacerdote judío. Presidía el Sanedrín o Consejo superior judío. Su suegro Anás, que había sido Sumo Sacerdote años antes, era quién tenía el verdadero poder e influencia en todos los asuntos del país, pero gobernaba desde la sombra.

viacrucis-texto-12

  • Herodes Antipas

Hijo de Herodes el Grande, gobernaba Galilea y Perea por concesión de los romanos con el título de Tetrarca. Él fue quien hizo matar a Juan el Bautista a causa de su mujer Herodías. Pensó que Jesús era un mago y le pidió prodigios cuando se lo mandó Pilato para juzgarlo. Jesús no se dignó a contestarle.

viacrucis-texto-13

  • Poncio Pilato

Gobernador romano de Judea y Samaría. Sólo él podía firmar penas de muerte en su territorio. Residía habitualmente en Cesarea, puerto fundado por Herodes el Grande, pero durante las fiestas se trasladaba a Jerusalén. Allí tenía su residencia en el antiguo palacio de Herodes, pero algunos asuntos los atendía desde la Torre Antonia, junto al Templo.

Con su gesto de lavarse las manos, pretendió inútilmente eludir su responsabilidad en la condena de Jesús.

viacrucis-texto-14

LAS SIETE PALABRAS DE JESÚS EN LA CRUZ

Los Evangelios nos han transmitido siete frases de Jesús dichas desde la Cruz:

“Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” (Luc 23,34)

“Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso.” (Luc 23,43)

Dice a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo.” Luego dice al discípulo: “Ahí tienes a tu madre.” (Juan 19, 26-27)

“Tengo sed.” (Juan 19,28)

“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mat 27, 46; Mar 15,34)

“Padre a tus manos encomiendo mi Espíritu.” (Luc 23, 46)

“Está completado.” (Juan 19,30)