LA FAMILIA – Revisión de vida: ver, juzgar y actuar

REVISIÓN DE VIDA

¿Qué es para ti la familia?

Es la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia común que se quiere duradero, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia.

Sin título-12

 VER

Piensa en tu familia…

¿Cómo es?

¿Qué significa para ti?

Hay muchos lazos que nos unen a nuestra familia. Es un espacio muy importante. También surgen los primeros conflictos: hora de llegada, ir a tal o cual sitio…La comunicación en casa no es fluida, se prefiere estar con los amigos.

En mi familia yo me siento…

¿Quiénes formamos mi familia?

¿Cómo te sientes en tu familia?

¿Somos una familia silenciosa o bulliciosa?

¿Cómo decidimos las cosas? ¿En qué tono?

En casa difícilmente hablamos de…

¿Hablamos en casa? ¿De qué hablamos?

¿De qué temas no solemos hablar?

¿Nos pedimos ayuda unos a los otros?

¿Quién es el que más necesita ayuda?

Con mi familia yo…

¿A qué dedicamos más tiempo en general?

Las principales dificultades en mi familia son…

¿Quién manda en casa?

¿A quién pedimos permiso para salir?

¿Con quién discutimos más? ¿Por qué?

En mi familia yo me relaciono sobre todo con…

¿Con quién nos llevamos mejor? ¿Por qué?

Me gusta estar con…porque…

¿Quién es el más cariñoso? ¿Y el más arisco?

Mi familia me aporta…

¿Qué te aporta tu familia?
Y… ¿tú?
¿Qué papel juegas en casa?
¿Pasas tiempo suficiente con los tuyos? ¿Por qué?
¿Qué opinión crees que tienen de ti los demás miembros de tu familia?

Debemos de tener en cuenta que, en muchas ocasiones, creemos que pasamos tiempo con nuestra familia, pero… ese tiempo es ¿real? ¿o cuando estamos con nuestra familia estamos con el móvil, con la TV…? En otras palabras, ¿estamos en nuestro mundo?
No existe la familia perfecta. Los hijos deseamos en ocasiones que nuestros padres no traten de otra manera a como lo hacen. A los padres les gusta que sus hijos se porten mejor y que les hagan más caso… Para que la familia sea mejor cada día, cada uno debe poner de su parte.

JUZGAR

La relación de Jesús con su familia nos ayudará a ver con los ojos de Dios esta situación.
Jesús tuvo una experiencia muy positiva en su familia. Ahí aprendió a sentir a Dios como “papá” y quiere que nos sintamos queridos por el Padre: Mt 6,9-15

Vosotros, pues, orad de esta forma:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo,

Danos hoy el pan que debemos esperar.

Y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Y no nos pongas a prueba, sino líbranos del mal.

Está claro que si vosotros perdonáis las ofensas de los hombres, también el Padre celestial os perdonará a vosotros. En cambio, si no perdonáis las ofensas de los hombres, tampoco el Padre os perdonará a vosotros.

Sin título-1

Entendía que la familia debía ayudarle a ser libre en el servicio al Reino y a los pobres: Mt. 12, 46-50
Estaba todavía hablando con el pueblo, cuando su madre y algunos parientes que estaban fuera trataron de hablar con él. Alguien dijo a Jesús: “Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y preguntan por ti.”
Pero él respondió: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?” e indicando con la mano a sus discípulos, dijo: “Esos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que cumple la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.”

 

ACTUAR

En mi familia habrá situaciones, hechos, personas donde puedo prestar ayuda, puedo incidir…

¿Qué puedo hacer?

¡Salta! ¡No te quedes solo en la teoría!

Procura que el actuar no quede en buenos deseos, aterriza todo lo que puedas.

¿VALORAMOS LO QUE TENEMOS?

¿SOMOS AGRADECIDOS POR TANTO CUANTO HEMOS RECIBIDO?

SI NO ESTÁS

Si te vas, no me dejes nunca más

Te veo volar entre murmullos

Tus manos de agua, por tu cuerpo fluyen ya

Y la noche llegará con sus augurios

Nunca pensé que pudiera perderte

Ángel ahora soledad

Nunca pensé, que pudieras dejarme

Y te escapas, te arrastras

No te puedo alcanzar

Y no estás, y el otoño llegará, la lluvia escampará

Y sin ti, es como dejar de sentir

Si no estás, me siento tan sola

¿Por qué te has marchado así?

¿Por qué me has dejado aquí?

Si no estás, mi alma se encoge

Al pensar que muriendo sin ti

Tengo que empezar a vivir

Si no estás…

Se fue sin más, la vida cruje en su elixir

Se empapa el dolor, de tus cenizas

No volverán, aquellos días atrás

Donde tu alma y mi ser estaban unidas

Nunca pensé que pudieras marcharte

Vuelve, ángel guardián

Nunca pensé, no escucharte ni hablarte

Y me rompo y me caigo, y no puedo avanzar

Y no estás, y los años pasarán, las nieves volverán…

Y sin ti, es como dejar de vivir.
Si no estás, me siento tan sola…

Belén Arjona canta a su abuela fallecida

 

Sin título-11

 

PARA REFLEXIONAR EN CASA…

 EL VIAJE FAMILIAR

Son muy típicos los viajes familiares. Se preparan con mucho cario y a largo plazo, con el fin de disfrutar al máximo estando juntos.
Imagina que eres tú la persona encargada de hacer la maleta en esta ocasión. ¡Es una gran responsabilidad! Va a meter en ella las mejores cualidades que tienen cada uno de los miembros de tu familia.

  •  ¿Qué te llevarías de cada uno de ellos?
  •  Identifica cada una de estas cualidades con una prenda de vestir y mételas en la maleta familiar.

Disfruta de lo mejor de cada uno. Es un equipaje ligero que puedes llevar siempre allá donde vayas.

¡INVESTIGA!

Imagínate que eres Sherlock Holmes y que vas a observar y estudiar a tu propia familia durante un día.

  • Por la mañana, cuando te levantes, coge una libreta y un bolígrafo, ¡y a apuntar se ha dicho!
  • Da una vuelta por la cada, fijándote en el mayor número posible de detalles.
  • Observa lo que hace cada miembro de tu familia: cómo se encuentran, dónde están y con quién.
  • Pregúntales algunas cosas a modo de entrevista, con el fin de hacerte una idea de cómo se desarrolla, a lo largo de un día cualquiera, la vida en familia. Por ejemplo, ¿cómo te ha ido el trabajo? ¿qué es lo que más te ha gustado del día? Etc.

 

Coge un folio… Elabora un esquema de las relaciones de tu casa.

  • Cada varón lo representas con un cuadrado; cada mujer con un círculo. El tamaño indica la importancia en tu vida, tanto positiva como negativa.
  • Sitúate en el centro (eres un cuadrado o un circulo grande o pequeño; depende de ti).
  • Coloca a tu alrededor el resto de los miembros de tu familia: están cerca lo que siente cerca y lejos, lo más alejados.
  •  Define cómo te llevas con cada uno de ellos. Únete con azul con lo que te llevas bien; con rojo, cuando mantienes una relación conflictiva. Recuerda que hay ida y vuelta: ¿cómo crees que se llevan contigo?
  •  Haz lo mismo en la relaciones entre ellos: quién se lleva bien con quién y quién se lleva mal.

¿Qué te parece? ¿Descubres algo?

¡LO COMENTAMOS EL PRÓXIMO DÍA!

ORACIÓN FINAL

Damos gracias a Dios por nuestra familia…
Le pedimos a Dios por nuestra familia…
Le pedimos a Dios que nos ayude a ser reflejos de misericordia en ella…
Pedimos también por las familias de nuestros amigos, compañeros, catequistas, sacerdotes, monitores de Kairós…

¿Alguna petición personal?

Señor, Dios nuestro,
en cuyos mandatos encuentra la familia
su auténtico y seguro fundamento,
atiende nuestras súplicas
y concédenos
que, siguiendo los ejemplos de la Sagrada Familia,
practicando las virtudes domésticas,
y manteniendo vivo el amor,
lleguemos a gozar de los premios de tu reino.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

Print Friendly, PDF & Email