Una carta muy especial

Hola,

Antes de empezar a hablar, qué te parece si nos sentamos tranquilamente, intentando despejar un poco la mente de tantas cosas que llevamos en la cabeza, las prisas… Cierra los ojos un minuto e intenta disfrutar…tómate el tiempo que necesites…Ahora que ya estamos más tranquilos, intenta concentrarte en ti mismo y en esta carta… en lo que te quiero decir y en lo que tú quieras decirme…

Bueno, supongo que sabrás quién soy…y supongo que te habrán hablado de mí ¿no? Muchos intentan que la gente me conozca, aunque no siempre es fácil que me descubran en su vida normal, ya que la gente espera que me parezca con manifestaciones extraordinarias, con milagros…incluso hay muchos que me ven como un genio de la lámpara maravillosa, alguien que loes soluciona la vida o a quien pueden pedir deseos para que se los cumplan…

Y a mí me gustaría que me conocieran y me conocieras como alguien cercano, alguien que se preocupa por ti, que piensa en ti, que te quiere… Pero descubrir eso lleva su tiempo y se consigue gracias a cosas como que te reúnas semana a semana en la parroquia o de vez en cuando con otros grupos…es una buena manera para ayudarte a descubrirme en el día a día a tu lado… Pero bueno, ya vale de hablar de mí…

Y tú… ¿qué me cuentas? ¿Qué tal te va la vida? Me gustaría saber cómo andas , cómo estás…¿andas preocupado por algo? Cuéntame qué te ronda por la cabeza…qué te ilusiona…qué te hace feliz… ¿Y tu familia? ¿Qué tal las cosas por ahí? Supongo que habrá de todo… y también con los amigos ¿no? ¿Y de clase? Seguro que tienes cosas que contar… intenta hacer memoria de los últimos días…incluso del último mes o si quieres por qué no, de este año… ¿Por qué cosas o personas te gustaría dar gracias? Cosas o personas que han significado mucho para ti este año, que te han aportado, con las que has disfrutado o con las que has superado baches…

Pero también habrá gente a tu lado que seguramente lo está pasando mal…posiblemente tú mismo en algunos momentos…intenta traer a esa gente a tu mente, identificar por qué sufren o qué les preocupa…intenta tenerlos presentes un momento…

Y por último me gustaría saber cuáles son tus ilusiones ahora mismo…qué cosas te animan, te hacen tirar para adelante, tus proyectos…piensa un ratito en ellos…

Y todo lo que quieras contarme…aquí estoy… te escucho…

Un abrazo muy grande. Jesús.

Print Friendly, PDF & Email