Unidos en la oración

Las Hermanas Clarisas (Bernardas) se “cuelan en nuestra vida”… 

Tenemos sed. Queremos beber de Cristo, y por ello nos acercamos a la fuente.

En este Adviento el Señor nos ha hecho un regalo muy especial, ¡una fuente incondicional que nos da a beber a Cristo!

Y…¿quién es la fuente?

Las “Bernardas” como coloquialmente se les conoce en Jaén. Así se presentan:

Somos una fraternidad de Hermanas Clarisas, formada por 21 hermanas, de edades entre los 90 y los 24 años. Nuestra vida es la entrega total y exclusiva en clausura a Jesucristo, pobre y Crucificado, según el modelo de vida que San Francisco y Santa Clara de Asís nos dejaron en el siglo XII. Nos dedicamos a la oración, ofreciendo nuestras vidas al Señor por todos vosotros, por vuestras necesidades, intenciones y sufrimientos. Todo lo que lleváis en el corazón, lo hacemos nuestro y se lo presentamos a Dios, que es el que de verdad puede llenar vuestros corazones y daros la paz y la felicidad que todos anhelamos. Como expresión de nuestra pobreza, nos ganamos la vida con un trabajo remunerado: hacemos dulces que vendemos para poder subsistir.”

Desde el retiro de Adviento, hemos afianzado lazos de unión. Nos han tendido su mano y abierto su casa y su corazón, ofreciendo sus vidas y oración especial por cada uno de nosotros, por cada una de nuestras intenciones.

Quieren ser “Escuela de oración” para nosotros por lo que a partir de ahora trabajaremos juntos, teniendo más retiros y aumentando nuestra comunicación también mediante este blog.

Aprenderemos a rezar, a hacer realidad el Evangelio en nuestra vida… y así, de la mano de esta generosa comunidad acrecentaremos nuestra relación personal con Cristo.

Por todo ello: unidos en la oración.

DSC_0130

¡Gracias Señor!

Print Friendly, PDF & Email