Pregunta YOUCAT 33: ¿Qué quiere decir que Dios es amor?

ORACIÓN INICIAL

Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios
Hermanos:
Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino mejor. Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden. Ya podría tener el don de predicción y conocer todos los secretos y todo el saber; podría tener una fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada.
Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad.
Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.
El amor no pasa nunca.

Sin título1

  PARA EMPEZAR…

…necesito tu AMOR…

 ALGUNAS RESPUESTAS…

“El amor abre todas las puertas, el rencor las cierra”

“Solamente aquél que es demasiado fuerte para perdonar una ofensa sabe amar”

“EL amor es como los fantasmas, todo el mundo habla de él pero pocos lo han visto”

“Ámame cuando menos lo merezca, porqué será cuando más lo necesite”

“El amor es una condición en la que la felicidad de otra persona es condición imprescindible para tu propia felicidad”

  •  San Juan de la Cruz decía…

El alma que anda en amor ni cansa ni se cansa”

  • La Madre Teresa de Calcuta decía…

“Hay que hacer las cosas ordinarias, con un amor extraordinario”

 “Lo importante no es cuanto hacemos, sino cuanto amor, cuanta honestidad y cuanta fe ponemos en lo que hacemos”

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

–       ¿Con qué frase te sientes más identificado…?

–      Cuándo piensas en el amor, en el AMOR de verdad… ¿piensas      en    Dios?

–        Reflexiona sobre…

  • Parábola del sembrador

  • Parábola del tesoro escondido

  • Parábola del Buen Pastor

  •  Parábola del buen samaritano

  •  Parábola del hijo pródigo

  •  Parábola de los talentos

  • Parábola de los trabajadores de la viña 

¿Cómo es Dios Padre? ¿Es eso AMOR?

Dios es paciente, confiado, entregado, misericordioso, solidario, compasivo, generoso…ese es el AMOR que anhela nuestro corazón.

  • Somos hijos de Dios, pero… ¿somos reflejo de Él?

“Dios es amor, y quien pertenece en el amor, pertenece en Dios, y Dios en él” (1 Jn 4,16)”

“¿Cómo puede alguien amar a Dios, a quien no ve, si no ama a su hermano, a quien ve?” (1 Jn 4,20)

“Ama y haz lo que quieras” (San Agustín) 

  •  ¿Qué quiere Dios de ti?

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros.”

EL YOUCAT RESPONDE

Si Dios es amor no hay nada creado que no sea sostenido y abrazado por una benevolencia infinita. Dios no solo explica que él es el amor, sino que lo demuestra. “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos” (Jn 15, 13)

Ninguna otra religión dice lo que dice el cristianismo: “Dios es Amor”  (1 Jn 4, 8.16). La fe se apoya en esta palabra, aunque la experiencia del dolor y del mal en el mundo hace dudar a los hombres si verdaderamente Dios es bueno. Ya en el ANTIGUO TESTAMENTO Dios comunica a su pueblo, por boca del profeta Isaías: “Porque eres precioso ante mí, de gran precio y yo te amo. Por eso entrego regiones a cambio de ti, pueblos a cambio de tu vida. No temas, porque yo estoy contigo” (Is 43, 4-5ª), y añade: “ ¿ puede una madre olvidar  al niño que amamanta, no tener compasión del hijo de sus entrañas? Pues aunque ella se olvidara, yo no te olvidare. Mira, te llevo tatuada en mis palmas” (Is 49, 15- 16a). Que este lenguaje sobre el amor divino no son palabras vanas lo demuestra Jesús en la cruz, donde se entrega su vida por sus amigos.

Y AHORA… ¿CÓMO LO CONCRETAS EN TU VIDA?

Dios no te preguntará por tu nivel de inglés, francés o alemán… Dios te preguntará por tu nivel en el lenguaje del testimonio, del entusiasmo, del perdón y del amor.
Dios no te preguntará por tu destreza en resolver derivados, ecuaciones, algoritmos o integrales…Dios te preguntará por tu destreza en sumar sonrisas, restar penas, multiplicar talentos y dividir intereses.
Dios no te preguntará por la fecha exacta de la Segunda Guerra Mundial, de la caída del muro de Berlín… Dios te preguntará por el día y la hora exacta en que estés dispuesto a escribir, con tu vida, una bella historia de paz, de amor y de  fraternidad.
Dios no te preguntará por la generación del 88 o del 96… Dios te preguntará por tus compañeros de clase o por tus compañeros de lucha.
Dios no te preguntará por tu habilidad en saltar vallas o tu velocidad en correr los cien metros. Dios te preguntará por tu habilidad en levantarte de la silla cada vez que una persona necesite tu ayuda.
Dios no te preguntará por capacidad en analizar frases o comentar textos. Dios te preguntará por tu capacidad en observar, cada día, la Palabra, la Buena Noticia.
Dios no te preguntará qué asignatura escogiste entre las opcionales. Dios te preguntará si elegiste, en cada momento lo mejor para ti y para tus hermanos.
Dios no te preguntará si estás dispuesto a recuperar en Septiembre las asignaturas suspendidas. Dios te preguntará si estás dispuesto a recuperar la confianza que él, cada día, sigue depositando en ti.
Dios no te preguntará….

¡Dios esperará! ¡Está esperando! Que tú y yo les respondamos cada día, con nuestras vidas y con nuestras acciones.

NO LO OLVIDES…

“Allá donde no hay amor, poned amor y recogeréis amor. En el atardecer de la vida, nos examinarán del amor” (San Juan de la Cruz)

«Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna» (Jn. 3,16).

 

Print Friendly, PDF & Email