Celebramos la Semana Santa


SEMANA SANTA 2018

Vivir la Semana Santa es acompañar a Jesús con nuestra oración, sacrificios y el arrepentimiento de nuestros pecados.

Como cada año celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

Comenzamos el sábado anterior a  Domingo de Ramos, viendo la película “LA PASIÓN DE CRISTO”.

  • DOMINGO DE RAMOS

Participamos en la la procesión de las palmas y a continuación celebramos la Eucaristía.

  • MARTES SANTO

Junto a la Cofradía de la Virgen de la Capilla, esperamos en la puerta de nuestra parroquia, con velas (símbolo de la luz de nuestra fe y nuestra oración) al paso del Cristo del Silencio.

  • JUEVES SANTO – Día del amor fraterno

Los acompañantes Kairós dimos comienzo al Triduo Pascual visitando la cárcel el Jueves Santo.

Celebramos con gozo la entrega de AMOR más sincera y verdadera que se haya dado en toda la historia de la humanidad. Jesús, reuniendo a sus discípulos, en la cena, nos deja un memorial, un alimento que nos da la salvación. Nos ofrece verdaderamente su cuerpo y su sangre.


Él, no ha venido a ser servido, sino a servir. Por eso, se ciñe una toalla y en señal de humildad se pone a lavar los pies de sus discípulos, aunque alguno se niegue.

Por la tarde, celebramos de nuevo la Eucaristía en nuestra parroquia.

Jesús nos llama con la oración. Los amigos son necesarios, pero el Jesús nos deja como testamento una llamada apremiante para la hora oscura. En el tiempo de las tinieblas, la luz proviene de la oración, de la súplica, del grito de socorro, con la certeza de saberse escuchado. El creyente ora y atraviesa el cerco del abismo hablando con Dios.

Por ello, el grupo Kairós dió comienzo a los turnos de vela que transcurrieron en nuestra parroquia de la noche del Jueves Santo al Viernes Santo.

“Seguir a Jesús significa tomar la propia cruz”

Además, salimos a ver las cofradías que procesionaban en este día en Jaén. En una de ellas, pudimos ver a nuestra amiga Ana Cobo acompañando a la Virgen de las Siete Palabras de mantilla.

  • VIERNES SANTO

“Celebramos la muerte de Jesús, quien ha muerto por cada uno de nosotros y por toda la humanidad para reconciliarnos con el padre”.

Reflexionamos este día en nuestro interior, a lo pies de la cruz, y bajo la protección de su madre, con su  Dolor.

 

 

  • SÁBADO SANTO – Día de silencio

Cristo yace en el sepulcro y la Iglesia medita, admirada, lo que ha hecho por nosotros Jesús.

¡Hemos sido tocados en este día!

Guardamos silencio junto a María. Hemos revivido la historia de la Pasión, unos días intensos.

Pasamos en este noche, de las tinieblas a la luz, de la muerte a la vida nueva en la resurrección de Jesús.

“Cristo, la luz, es fuego, es llama que destruye el mal, transformando así al mundo y a nosotros mismos” (Benedicto XVI)

  • VIGILIA PASCUAL

Al llegar la noche del Sábado Santo, nos reunimos en nuestra parroquia para celebrar juntos la Resurrección del Señor.

Que el Señor nos libre de esta terrible trampa de ser cristianos sin esperanza, que viven como si el Señor no hubiera resucitado y nuestros problemas fueran el centro de la vida. (Papa Francisco)

 

  • DOMINGO DE RESURRECCIÓN –  Día de la esperanza

Y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús (Lc 24,3)

Hoy se nos anuncia valientemente la Buena Noticia de la Resurrección, que salva a toda la humanidad. Ahora, que hemos sido resucitado con Cristo, nos toca ser morada de Dios, y no preocuparnos tanto por las cosas de aquí abajo.