Campamentos KAIRÓS 2017: Laudato si`

REZO DEL ROSARIO ECOLÓGICO

GDE Error: La URL solicitada no es válida

CARTA

“La tierra es un don de Dios para nosotros, lleno de belleza y maravilla donde los frutos de la tierra pertenecen a todos”

En la carta que dice que “la tierra es un don de Dios para nosotros, lleno de belleza y maravilla donde los frutos de la tierra pertenecen a todos”. Pero lo que vemos hoy es que nuestra casa común nunca ha sufrido tanto daño y maltrato como en los últimos 200 años. Hemos desarrollado una velocidad mayor de lo que podríamos haber imaginado. Hemos tratado la Tierra como si fuera un suministro ilimitado de recursos, tomando más que lo que justamente nos correspondía, de lo nuestro y de lo de las futuras generaciones por venir.

Hemos despojado la tierra de sus bosques naturales, hemos contaminado las aguas, su tierra, y su aire. Las plantas y las especies se están extinguiendo a un ritmo alarmante. La Tierra, nuestro hogar, está empezando a parecerse, cada vez más, a un inmenso montón de suciedad. Nuestro creciente uso de combustibles fósiles contaminantes, especialmente el carbón, el petróleo y el gas, está ayudando a impulsar el cambio climático, que es uno de los mayores desafíos que enfrentamos hoy en día.

El cambio climático nos afecta a todos, pero son las comunidades más pobres las que más lo sufren.
Ahora estamos en un punto crítico, donde el futuro de nuestro planeta está en peligro, ya que, a pesar de esta crisis, no parece haber ninguna desaceleración en los estilos de vida de los países ricos.

La enorme brecha entre los ricos y los pobres siguen aumentando, entre los que quedaron atrapados en la pobreza, con pocos o ningún recurso, y los que están consumiendo y gastando a un ritmo cada vez mayor, dejando un rastro de residuos y destrucción.

Nuestro mundo digital también nos está contaminando con el ruido y las distracciones, nos impide aprender a vivir sabiamente, a pensar profundamente y amar generosamente. Las relaciones reales se sustituyen por las amistades virtuales que podemos elegir aceptar o rechazar, dejándonos insatisfechos, sin relaciones profundas, o pueden dar lugar a una nueva sensación de aislamiento.

Sin embargo, a pesar de todo esto, no todo está perdido. Los jóvenes exigen el cambio; los jóvenes quieren construir un mejor que toma en serio la crisis ambiental y los sufrimientos de los pobres. Así que podemos cambiar, podemos tener un nuevo comienzo; para proteger nuestro hogar común, necesitamos un plan común.

Toda la familia humana necesita trabajar en conjunto para que, así, la belleza pueda lo que no puede la contaminación y la destrucción. El uso de los combustibles fósiles también tiene que ser reemplazado sin demora. Y tenemos que dejar de tratar a los recursos del mundo como un objeto con fines de lucro, sin pensar en cómo nuestras acciones pueden afectar el medio ambiente de las generaciones futuras.

  • ¿Por qué el Papa dice que la tierra es un regalo de Dios y que está llena de belleza?
  • ¿Qué quiere decir el Papa con la expresión “casa de todos”?
  • ¿Qué acciones del hombre dañan la naturaleza?
  • ¿Qué acciones podemos realizar nosotros para cuidar la naturaleza? Somos capaces de estos cambios y de emprender un nuevo comienzo. Así que vamos a que empezar a hacerlo hoy.

 

Los tres puntos  claves de la Laudato Si´: cultura del descarte, conversión ecológica y ecología integral, mediante la cuestión vivencial

 

  • Cultura del descarte:  ¿Estoy usando desechables? ¿He traído más de lo que necesito? ¿He arrojado basura al lugar? ¿He tenido paciencia con quien ‘se demora’ o ‘no puede’ hacer las actividades al ‘ritmo’ de los otros? ¿Cómo encontré el lugar y cómo lo estoy dejando? ¿He destruido algo de la naturaleza? ¿Cuánta basura he generado? ¿He reciclado? ¿He compartido lo que he traído al viaje con alguien?
  • Conversión ecológica: Hacer una oración (Rosario Ecológico y Cántico de las criaturas)
  • Ecología integral: La ecología humana y la ecología ambiental están ligadas con ejemplos sencillos. ¿De dónde proviene el oxígeno, el agua que necesitamos? ¿En el mundo todos pueden contemplar la belleza de la naturaleza así? Ejemplo: cómo están los adolescentes que viven en los basurales o cerca de las mineras o pozos de petróleo (referencia película “Trash ladrones de esperanza”) ¿Estamos contaminando nuestro cuerpo?

CONCLUSIÓN FINAL

 

Así que vamos a poner amor por el mundo y el amor por los hermanos, a convivir en armonía y escucharnos unos a otros, a cuidar la economía y a involucrarnos con la sociedad y la política. Vamos a someternos a una “conversión ecológica” en la que escuchemos el grito de la Tierra y el clamor de los pobres. Esto significa tomar en serio cosas como evitar el uso de plástico y papel, reducir el desperdicio de agua, separar la basura y utilizar el transporte público. Pero lo más urgente que tenemos que reducir es la velocidad y la cantidad de lo que consumimos como de usar y tirar. Podemos encontrar una gran alegría y libertad en una vida simple, en lugar de estar siempre en la búsqueda de lo que no tenemos. Somos capaces de estos cambios y de emprender un nuevo comienzo. Así que vamos a que empezar a hacerlo hoy.

Firmado, Papa Francisco

CÁNTICO DE LAS CRIATURAS
(San Francisco de Asís)

Altísimo, omnipotente, buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, corresponden,
y ningún hombre es digno de hacer de ti mención.

Loado seas, mi Señor, con todas tus criaturas,
especialmente el señor hermano sol,
el cual es día, y por el cual nos alumbras.

Y él es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Loado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las has formado luminosas y preciosas y bellas.

Loado seas, mi Señor, por el hermano viento,
y por el aire y el nublado y el sereno y todo tiempo,
por el cual a tus criaturas das sustento.

Loado seas, mi Señor, por la hermana agua,
la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta.

Loado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual alumbras la noche,
y él es bello y alegre y robusto y fuerte.

Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la madre tierra,
la cual nos sustenta y gobierna,
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba.

Loado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor,
y soportan enfermedad y tribulación.

Bienaventurados aquellos que las soporten en paz,
porque por ti, Altísimo, coronados serán.

Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.

¡Ay de aquellos que mueran en pecado mortal!:
bienaventurados aquellos a quienes encuentre en tu santísima voluntad,
porque la muerte segunda no les hará mal.

Load y bendecid a mi Señor,
y dadle gracias y servidle con gran humildad.


Campamentos KAIRÓS 2017: Gymkhana “Seamos Gansos”

Los gansos comparten la misma dirección y el sentido del grupo, lo cual permite llegar más rápido y fácilmente al destino. Si nos ayudásemos entre nosotros, los logros serían mejores, sin duda…

Cuando un ganso sale de la formación en “V”, siente la resistencia del aire y la dificultad de volar sólo. Por tanto, permaneciendo en sintonía y unidos junto a aquellos que se dirigen en nuestra misma dirección, el esfuerzo será menor… Será más sencillo y placentero alcanzar las metas. ¡Estemos disponibles a aceptar y ofrecer ayuda!

Cuando el ganso líder se cansa, se traslada al final de la formación, mientras otro asume la delantera… Los gansos nos aportan la lección para compartir el liderazgo, respetarnos mutuamente en todo momento, compartir los problemas y los trabajos más difíciles, reunir habilidades y capacidades, combinar dones, talentos y recursos…

Los gansos volando en formación graznan para dar coraje y  aliento a los que van al frente. Cierto es que cuando hay coraje y aliento, el progreso es mayor. Una palabra de aliento motiva, ayuda, da fuerzas, produce el mejor de los beneficios…

Pero cuando un ganso debe salir de la formación por enfermedad, otros se encargan de acompañarlo y protegerlo, permaneciendo con él hasta que muera o sea capaz de volar otra vez…

Lección: estemos unidos los unos a los otros pese a las diferencias, tanto en los momentos de dificultad, como en los momentos de esfuerzo…

En definitiva: Seamos gansos!!!


Campamentos KAIRÓS 2017: La Iglesia, un hogar para ti y para mí

Muchas personas no se cansan de criticar a la Iglesia. Presentan verdaderas antologías de todo lo malo que la Iglesia ha hecho en sus dos mil años de existencia y de cuantos escándalos hay en ella. En su mayoría son personas bautizadas, es decir, miembros ellos mismos de la Iglesia. El famoso teólogo Karl Rahner (1904-1984) se opuso a ellos en una ocasión con las siguientes palabras: “La Iglesia es una anciana señora con muchas arrugas. Pero ella es mi madre. Y a una madre no se la pega”. Y tiene razón. La Iglesia es nuestra madre. Nos ha dado la nueva vida; nos alimenta con la Palabra de Dios y con los sacramentos. Sin la Iglesia ninguno de nosotros tendría fe. Andaríamos aún a tientas en la oscuridad y tendríamos que salvarnos a nosotros mismos: lo que no es posible.

La Iglesia no es un club de los perfectos

Seguir leyendo”…


Campamentos KAIRÓS 2017: La EUCARISTÍA, paso a paso…

  • ¿Por qué no empiezas la Misa 5 minutos antes?

    ¿Quién no ha utilizado el banco de la Iglesia como una cama en la que echar una cabezadita? O… ¿Quién de repente al salir de Misa no se ha dado cuenta de que tiene lagunas mentales acerca de la lo ocurrido en la celebración (lecturas, oraciones…)?

    Y es que a veces se nos puede pasar la Misa en una abrir y cerrar de ojos, sobre todo en el cerrar de ojos, sin saborear todo lo que allí ha ocurrido. En esos momentos nos podríamos considerar “tierra infecunda” en la que Jesús ha querido sembrar pero al final la semilla no ha conseguido arraigar y no ha producido fruto.

    Por eso, una buena preparación sería como pasar un arado y usar una regadera que nos convierta en “tierra buena” en la que la semilla se instale para hacer florecer nuestra vida.

    También es bueno que vayamos dispuestos a celebrar la Eucaristía como iríamos a un banquete: con “hambre”, que es esa fe que hace que nazca la necesidad y no el mero cumpli-miento. Es ir con el corazón abierto para dejarse transformar por el Señor y su Palabra de Vida, y por eso es de suma importancia cuidar constantemente nuestra alma para un verdadero y eficaz encuentro con Dios y Su amor.

    Nuestro gozo de asistir a ese gran Banquete puede empezar desde el momento en que nos levantamos, o incluso al acostarnos, quizá aprovechando para leer y meditar las lecturas que se van a proclamar ese día. El caso es que, independientemente de la hora a la que se celebre la Eucaristía, todo nuestro día tiene que ir cual flecha hacia un blanco fundamental, el Altar, en el que clavaremos todo lo vivido desde la Misa anterior: las cañas con los amigos, las compras en Zara, la derrota de nuestro equipo en Champions, los compañeros de carrera, los que marcharon a otra ciudad, el abuelito que murió hace poco…; la Misa así será más nuestra, y ofreceremos junto al cáliz y la patena nuestros miedos y nuestras preocupaciones, nuestras alegrías y esperanzas en la patena, para que cuando Cristo descienda a ella durante la Consagración, las encuentre todas.

    En cualquier caso, y como se titula el post, siempre es importante guardar unos minutillos de silencio antes de la celebración en los que hablar con el Señor, en los que acallar los ruidos del alma, para pensar lo que vamos a ofrecer y para invocar al Espíritu Santo pidiéndole motivación para vivir lo que allí va a pasar.

Seguir leyendo”…


CONVIVENCIA CUARESMAL 2016: Oración final de acción de gracias

ACCIÓN DE GRACIAS

Terminamos nuestra convivencia cuaresmal 2016 como la comenzamos: ante la presencia del Señor.

_DSC0574

Realizamos una oración final en la parroquia para dar gracias a Dios y al beato Manuel Aranda por el trabajo de nuestro párroco y de nuestros monitores y catequistas en la preparación de la excursión.

Damos gracias por haber podido conocer la figura del seminarista Manuel Aranda, mártir, en su pueblo natal (Monte Lope-Álvarez) de la mano de su sobrino, el sacerdote D. Antonio Aranda Calvo. ¡Muchas gracias D. Antonio!

Damos gracias por el fantástico día que hemos podido compartir junto a amigos y compañeros de la parroquia, conociendo más a Dios y su eterna misericordia a través de las parábolas de Jesús.

_DSC0515

Gracias también por la comida que hemos podido compartir, por la tarta que con tanto cariño Mª Adilia ha preparado y por todos los momentos alegres y divertidos que nos has regalado Señor.

_DSC0522

Por último, damos gracias por don Pedro, la catequista María y por Elena que en estos días celebran su cumpleaños.

¡Gracias Señor!

   _DSC0577


© 2017 Jóvenes Parroquia Basílica San Ildefonso de Jaén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies